Loading...

Google+ Followers

lunes, 16 de marzo de 2009

A propósito de las encuestadoras ¿Y el Perú rural?

Es una lástima que la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) haya sido prohibida por el gobierno de Alan García de realizar encuestas con intención de voto. Fue el IECOS (Instituto de Estudios Económicos y Sociales) de la UNI quien en una encuesta de septiembre de 1999 indicó que Alejandro Toledo no tenía el 1% que señalaban otras encuestadoras sino 5% y fue el IECOS quien anticipó en el año 2002, a 5 meses de las elecciones municipales, la tendencia ganadora de Luis Castañeda cuando Alberto Andrade se sentía invencible. La UNI se constituyó así en una suerte de conciencia crítica de las encuestadoras. Ni Montesinos con Fujimori se atrevieron a silenciar a la UNI, cosa que el APRA temerosa de la verdad, ha hecho sin ningún escrúpulo.
De las últimas encuestas sólo CPI tiene una amplitud que integra lo rural, de allí que sea la favorita de los medios internacionales. Ni la PUCP con su Instituto de Opinión ni Ipsos Apoyo han considerado hasta ahora el diseño de una muestra que abarque lo rural. Este cambio muestral sería importante pues nos daría un reflejo más cercano a la realidad de lo que viene pensando el país. El diseño de una "n", una muestra que abarque el sector socioeconómico de la ruralidad nos daría una idea de lo que piensa el país más cercana a la realidad.
Si nos ceñimos a los últimos datos la representatividad de la última encuesta de Apoyo sólo sería de un 65%. Siendo así los resultados serían muy distintos en el caso se contemple la posición de la costa y sierra rural. No se sabe, a la fecha quien se beneficiaría con ello pero se podría inferir. Bajarían los candidatos urbanos tipo Lourdes Flores y Luis Castañeda y se incrementarían los puntos de Alejandro Toledo y Ollanta Humala. Keiko Fujimori estaría en una posición intermedia. En todo caso no hay mayores elementos para poder hacer una matriz de transferencia.
Por otro lado discrepo con quiénes dicen que la campaña empieza adelantada. En la sociedad mediática las campañas son permanentes y más bien las instituciones de la política siguen un patrón diseñado para un entorno menos dinámico de allí su crisis. No hay nada malo en que empiece la campaña al 2010-2011 siempre y cuando las ideas se coloquen por encima del discurso vacío o generalista o el insulto.
Las encuestas de Ipsos Apoyo y del IOP de la PUCP las pueden ver en el siguiente enlace:

4 comentarios:

Oscar dijo...

Que tal facilidad para ver cosas que otros no ven. Es oro lo que usted dice. Si se toma en cuenta lo rural otros serían los resultados de las encuestas. la voz del campesinado estaría con Humala o más lejitos con la keiko o Toledo pero de ninguna manera con castañeda. Esto huele mal.

Séneca dijo...

¡LA CONCHA DE LA LORA!

Han habido 2 encuestas presidenciales, una a nivel nacional (aunque sólo en zona urbana) y la otra encuesta sólo en Lima.

Y algunos diarios han puesto en su portada con letras gigantes la encuesta de Lima. Incluso poniendo a los candidatos de diferente tamaño.

¡Vaya la mierda, todo está podrido!
¡Qué asco!

Anónimo dijo...

Apoyo a vuelto a las andadas como que lo hiso antes con el Fujirata, no me vengan con que Alan García a pesar de los robos está siguiendo sube que sube en las encuestas, pregunten al pueblo y veran que no es asi.

Anónimo dijo...

Juan, el papel de las encuestadoras, còmplice del fujimontesinismo no debe ser olvidado.
Recuerdo a A.Torres hablando del "apoyo popular" al 5 de abril, con encuestas hechas a medida que sirvieron al juego del dictador.