Loading...

Google+ Followers

viernes, 17 de enero de 2014

La Haya y las desmesuradas expectativas

Desde que se anunció el 27 de enero como la fecha en la cual se leerá el fallo de La Haya, los esfuerzos de consenso y unidad se han visto sobrepasados por actitudes inmaduras que han copado el escenario político nacional. La última, que denota también gran irresponsabilidad, ha sido protagonizada por el expresidente Alan García y consiste en embanderar la ciudad para así recibir –con júbilo- el veredicto internacional.
Como es obvio han salido a apoyar esta medida los corifeos de siempre y uno que otro aliado mediático. Pero también ha habido voces discrepantes. Alan García de manera oportunista se ha aprovechado del silencio respetuoso prometido por las diversas fuerzas políticas, para irrumpir con propuestas irreflexivas que sólo buscan el aprovechamiento político. El llamado al embanderamiento ya tiene consecuencias. Ha servido para que en Chile se aproveche también políticamente. De manera astuta, parlamentarios sureños han señalado que el optimismo de García significa que “en Perú saben algo” sembrando la semilla que serviría para justificar alguna protesta futura. García, tan preocupado por la historia, ya tiene ganado un lugar en la memoria que se hará de estos tiempos, con su irresponsable desatino.
En ese sentido vale la pena mencionar la actitud política que está teniendo nuestro vecino, copartícipe en el diferendo limítrofe, Chile. A diferencia nuestra, los políticos sureños han hecho hincapié en que esperan que el fallo se ajuste a derecho y respete “los títulos históricos” que argumenta tiene dicho país. La presidenta electa, Doña Michelle Bachelet, ha ido más allá al señalar que “la implementación dependerá del fallo” en una posición muy similar a la que mantiene Colombia con Nicaragua. Allí está el quid del asunto. No basta con acatar el fallo: lo importante es implementarlo, ponerlo en ejecución. En la misma línea, palabras más, palabras menos, han estado los expresidentes chilenos. Caso contrario por aquí, en donde, en situación vergonzosa que la historia también se encargará de registrar, nuestros expresidentes no opinan nada sustantivo, enredados como están en líos de rendición de cuentas o investigaciones en marcha.
Es que en Chile vienen haciendo política, palabra que en el Perú por culpa de sus protagonistas está marginada o devaluada. Las declaraciones sureñas buscan formar opinión internacional y son hechas buscando un impacto inmediato o futuro de las mismas. Mientras aquí se firman comunicados que dicen “sea cual sea el fallo se respetará”, nuestro vecino juega al condicional, a la escopeta de dos cañones, por una parte diciendo lo mismo y por otra asegurando que “dependerá”. Son formas de presión, nos guste o no, de presión internacional. Formas que demuestran que no hemos aprendido nada ya que, en los noventa, fue la misma actitud que tuvo Ecuador.
Los hechos van dando forma al futuro. A fines del mes de setiembre del año pasado la prensa chilena dijo que el fallo de La Haya se leería en enero del 2014. De inmediato salió nuestra Canciller Eda Rivas y el excanciller Rafael Roncagliolo a desmentir esa noticia. El desmentido duró poco pues el tiempo le dio la razón, muy rápido, a lo señalado por los medios sureños. Ahora hay certeza de cuándo se leerá el fallo.
En lugar de proponer firmas de comunicados o unidad, cuando ello es obvio, el gobierno debería señalar que en relación al tema de La Haya puede haber varios escenarios. En ese sentido es falso que cualquier resultado nos favorece pues en la actualidad Chile toma como límites a lo que son simples tratados pesqueros. Plantear que puede haber varios escenarios -positivo, tendencial o negativo-, disminuiría las expectativas triunfalistas que se han instalado en el imaginario del pueblo peruano por obra y gracia de la mala conducción gubernamental y la inmadurez de la mayoría de la clase política. De tener un fallo, que no esté al nivel de las expectativas ya formadas como podría darse el caso, la decepción puede ser muy grande y destruiría todo lo que se ha avanzado en materia de construcción de una relación civilizada entre los dos países. Esa situación, factible, no me sorprendería pues  sería el costo de nuestro subdesarrollo político manifestado en tanta propuesta irresponsable.

 Juan Sheput

Artículo publicado el día 15 de Enero en Diario 16

1 comentario:

Anónimo dijo...

Mr. Keptchup junto con saludarlo, le comento que los peruanos antichilenos los cuales usted dignamente pertenece y donde además codirige el grupúsculo denominado grupo Jorge Basadre, que alberga a "ilustres intelectuales" peruanos antichilenos, como el muy feliz Sr. Hugo Ismodes ( connuestroperu.com) y que además tiene por financistas a Mr. Uri Ben schmuel acólito de la mafia Judeoperuana... todos sus amigos del alma deben estar preparando la poblada que se quieren comer el próximo lunes 27/01... nosotros solo creemos que independiente del resultado, Usted y su grupúsculo seguirán siendo por siempre unos patéticos acomplejados... remedio o cura para ello no nos ha sido posible desarrollar y venderla en las farmacias y retail chileno instalado en Peru... nos declaramos Incompetentes ante vuestro designio y autodefinicion social... además creemos que esto esta relacionado no con la GDP ni con la guerra contra la otra Confederación Peru-boliviana del 36...
Nosotros pensamos que el odio visceral del peruano a todo lo chileno, que usted magistralmente administra para su favor (así como don wilburt Mujica) tiene su origen en sus antepasados anteriores en aquellos que vivían felices de sirvientes de los españoles... Nada dolió más al alma del peruano que hayamos enviado a nuestra Escuadra Libertadora que partió desde Valparaíso el día del cumpleaños del Libertador B. O'higgins,.. entendemos que este quiebre del espíritu peruanos es donde radica la verdadera naturaleza del resentimiento endémico y eterno que Usted y otros tantos clonws festinana y rasgan vestiduras... en fin será así hasta que lleguen nuevas generaciones no contaminadas ancestralmente a poblar esas tierras, entretanto por acá en Chile seguiremos trabajando como si ustedes no existiesen...
Le saluda atentamente y le desea unas muy felices polladass 2014.

Pato Lynch