Loading...

Google+ Followers

lunes, 16 de diciembre de 2013

Malka Maya, la "supraasesora" del Nacionalismo

Los estilos del nacionalismo no dejan de asombrarnos. Cada vez, pareciera, se esforzaran en demostrar a todos que en usos y costumbres son similares al fujimontesinismo. Claro está, se dirá en su descargo, que en el nacionalismo no existen mafias y que están muy lejos de los crímenes que perpetró la dupla de Montesinos y Fujimori, pero eso no es ninguna excusa. Las evidencias del llamado "poder paralelo"  son contundentes y ello se debe corregir y aclarar.
Cuarto Poder difundió la noche del domingo un reportaje sobre la asesora Malka Maya. Se le menciona como dueña de un poder que hace que toda la bancada se alinee con lo que ella indique. No podríamos asegurarlo, aunque las tristes imágenes de congresistas nacionalistas haciéndole "chicheñó" a la señora Maya así lo confirmaría.
En principio no creemos que una simple asesora tenga tanto poder. En todo caso si ella tiene alguna influencia en la bancada nacionalista o hasta "pone al orden o llama la atención" a algunos congresistas del oficialismo no es por ella sino por a quién representa. Repito una empleada de la PCM sólo puede darse las ínfulas de mando si es que viene en nombre de alguien.
Surge entonces la pregunta ¿a quién representa la señora Malka Maya? ¿al presidente Humala? no lo creo, conocemos sus limitaciones ¿a Nadine Heredia? puede ser, se conoce de su irresponsabilidad que la lleva a pasar los límites de su cargo con naturalidad. Lo cierto es que una vez más la incompetencia del gobierno, su falta de cuadros políticos, la torpeza al más alto nivel ponen en aprietos a Ollanta Humala y deslucen, pues lo convierten en un simple espectador, al premier Villanueva.

Los medios informan sobre esta nueva muestra de incompetencia en los siguientes términos:
Perú 21: Malka Maya, la "superasesora" que controla a la bancada nacionalista


Coordinadora se da el lujo de maltratar a parlamentarios oficialistas e incluso amenaza a legisladores de la oposición recordándoles sus antecedentes.

¿Dónde radica su poder? Ni siquiera la vicepresidenta Marisol Espinoza sabe cómo Malka Maya llegó a tener influencia en Palacio. (Rafael Cornejo)
¿Dónde radica su poder? Ni siquiera la vicepresidenta Marisol Espinoza sabe cómo Malka Maya llegó a tener influencia en Palacio. (Rafael Cornejo)

Detrás de la bancada nacionalista, una figura destaca como la voz de mando y el enlace directo con Palacio de GobiernoSe trata de Malka Maya Albarracín, jefa de la Oficina de Coordinación Parlamentaria de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), quien tiene influencia dentro de los congresistas oficialistas a pesar de su pasado fujimorista y de haber trabajo con Óscar Medelius, condenado por casos de corrupción.
Cuarto poder informó sobre el papel que cumple esta super coordinadora –gana S/.17 mil, más que el presidente Ollanta Humala– en los debates parlamentarios, como ocurrió el pasado viernes 13 de diciembre con el tema de la modernización de la refinería de Talara.
Pero la influencia que tiene Malka Maya va más allá de ese trabajo parlamentario da dar instrucciones a legisladores y a los secretarios técnicos de las comisiones. Según el reportaje, su poder es de tal magnitud que se da el lujo de maltratar a los propios miembros de la bancada oficialista.
El pasado 14 de julio, esta funcionaria maltrató a la congresista Esther Saavedra. Los hechos motivaron una queja escrita que fue firmada por 14 congresistas, entre estos, la vicepresidenta de la República, Marisol Espinoza, y que fue presentada al expremier Juan Jiménez, entonces jefe de Malka Maya.
“Es el caso, señor presidente, que los congresistas somos los representantes del pueblo, elegidos, y no podemos permitir que una subordinada maltrate a una legisladora, más aún siendo ella su representante ante el Congreso de la República”, señala la queja.
No obstante, a la funcionaria no le pasó nada y sigue ejerciendo sus funciones y esa voz de mando que la caracteriza y que los propios oficialistas reconocen. Ahora dependerá del nuevo premier César Villanueva su continuidad o ratificación.
“Yo le dejo ese tema al Ejecutivo. Nosotros (bancada oficialista) no sabemos quién la ha contratado, no sabemos cómo ha llegado a Palacio. La hemos conocido recién en el Congreso”, puntualizó Esther Saavedra en la nota periodística.
La vicepresidenta Espinoza también se pronunció y recordó que Saavedra se quejó de un maltrato.
“Nosotros nos hemos quejado y, al parecer, sigue trabajando”, enfatizó. Cuando se le preguntó si esta coordinadora de la PCM tiene un protector dentro de Palacio de Gobierno, la vicepresidenta respondió: “Habrá que averiguarlo”.
AMENAZA A OPOSITOR
Malka Maya no solo es recordada en el fujimorismo por haber formado parte de esas filas en los años 90. El congresista Alejandro Aguinaga comentó que en la legislatura anterior, cuando él intervenía en un debate, esta funcionaria se acercó a sus asesores para lanzarle una amenaza.
“Ella viene un día por detrás y amenaza a uno de mis asesores diciéndole que mejor me calle porque tenía el problema de las esterilizaciones”, anotó.
El informe destacó que Malka Maya evitó responder. Fue el extitular del Parlamento, Víctor Isla, quien se presentó ante el programa para absolver las preguntas.
SABÍA QUE
– Malka Maya y el presidente Humala coincidieron en el curso básico de defensa nacional en el CAEN, en 2002.
– El congresista Aguinaga recordó que ella era una estrecha colaboradora del congresista fujimorista Óscar Medelius, conocido por el caso de las firmas falsas.
– El expresidente del Parlamento, Víctor Isla, salió a defenderla y dijo que durante su gestión esta funcionaria tuvo “un comportamiento correcto y realizó su trabajo de coordinadora de manera eficiente”.


Malka Maya ostenta el cargo de coordinadora parlamentaria de laPresidencia del Consejo de Ministro (PCM). Su labor debería ser la de facilitar las relaciones entre el organismo que representa y los congresistas. Sin embargo, su manto de poder iría mucho más allá de eso, superando incluso la importancia de un legislador.
Un reportaje del programa de TV “Cuarto poder” reveló que Maya no solo instruye a los miembros del oficialismo sino que los parlamentarios de la oposición saben que tienen que negociar con ella. Los propios legisladores señalaron que Maya da órdenes e intentar decirles qué hacer y qué no.
Su personalidad y desempeño han generado incluso desencuentros al interior la bancada del partido de Gobierno. Ello se vio reflejado en una carta en la que 14 congresistas nacionalistas, todos de provincia, se quejan del maltrato que sufrió la legisladora Esther Saavedra por parte de Maya. El oficio fue remitido al ex titular de la PCM, Juan Jiménez Mayor.
CUESTIONADA
La propia Saavedra y sus colegas Claudia Coari y Amado Romero explicaron que Maya dio directivas para priorizar la presentación de proyectos. “Ella la maltrató. Tuvieron un intercambio de palabras dijo”, Coari.
Incluso la vicepresidenta Marisol Espinoza, quien también firmó el oficio, dejó entrever que Maya tendría un protector dentro del Gobierno.
Para el congresista de Fuerza Popular, Alejandro Aguinaga, Maya es una“especie de supracongresista no elegida que direcciona la voluntad de los parlamentarios del oficialismo”.
Aguinaga señaló que la cuestionada coordinadora fue estrecha colaboradora del ex congresista Óscar Medeluis, “que es conocido por la falsificación de firmas”.
Su tarea debería ser la de impulsar los proyectos de ley que envía al ejecutivo, explicando los detalles de las iniciativas y asesorando a los congresistas. No obstante, su influencia en el hemiciclo es a toda luz mayor.
PODER
Malka Maya recibe una remuneración mensual de 17 mil soles, tiene una camioneta de la PCM a su disposición y forma parte del directorio de Indecopi.
Un dato no menor indica que la funcionaria cursó estudios en el Centro de Altos Estudios Nacionales (CAEN) en 2002 junto al presidente Ollanta Humala.
El dominical de TV intentó comunicarse con Maya pero esta no quiso hablar. En su reemplazo el ex presidente del Congreso Víctor Isla intentó aclarar el incidente que se dio durante su gestión.