Loading...

Google+ Followers

miércoles, 31 de julio de 2013

Mensaje Presidencial y la Sociedad del Conocimiento




No me  extraña la calificación que la mayoría de la clase política peruana le ha dado al reciente mensaje a la Nación del presidente Humala: mediocre. Acostumbrados como están a ver simplemente el espejo retrovisor, no han reparado en temas notables que, de profundizarse, en verdad nos llevarían  a un futuro como país desarrollado.
Me refiero a lo que considero la parte blanda del mensaje. No la dura, constituida por datos y estadísticas, por obras y licitaciones en cursos, tan caras a la política y análisis tradicional y que no es otra cosa que una simple rendición de cuentas. Si nos limitáramos a esto, pues simplemente el mensaje calificaría como de rutina. Sin embargo la segunda parte, la intangible, le da un carácter especial que no queremos soslayar.
Como nunca en mensajes anteriores, el presidente ha mencionado lo que es la columna vertebral sobre la que ingresa un país en la Sociedad del Conocimiento.   Dentro de ello ha señalado la necesidad de mejorar la calidad de vida de los peruanos sobre la base del respeto al estado de derecho, a la mejora de nuestras prácticas y de una real lucha contra la corrupción. Sin mencionarlo tácitamente, ha indicado la importancia de reforzar nuestra red institucional.
Asimismo, de manera coherente con este anuncio  el presidente Humala  comunicó de la necesidad de mejorar nuestro mercado de capitales, favorecer el  clima de inversión y promover la generación de ventajas competitivas dejando de lado nuestras ventajas comparativas. Una ventaja comparativa es la inherente al país: la variedad de climas, la riqueza mineral, la abundancia de recursos naturales. Una ventaja competitiva es la que incorpora  conocimiento al recurso: joyería sofisticada en lugar de rudo mineral, manufactura de alto valor agregado, una apuesta por el diseño y la innovación en lugar de la cantidad y la masificación. Esto lo ha puesto el presidente  en línea con el Plan Nacional de Desarrollo Industrial que requiere de capital humano para su sostenibilidad. No puede haber transferencia tecnológica si no hay personas calificadas que lo acojan. Este es un asunto transversal que requiere que otros sectores, salud y educación, funcionen  de manera adecuada.
Igualmente y de manera coherente el presidente habló del Sistema Nacional de Calidad para mejorar nuestros estándares de producción. A ello agregaría que este sistema también sirve para poner la valla alta a los productos que ingresan al país, muchos de ellos por debajo de estándares internacionales. Igualmente se trató de la importancia del Sistema Nacional de Control, que debe ser más eficiente no sólo a nivel del gobierno central sino de los gobiernos locales y municipales.
Finalmente el presidente Humala convocó a un gran debate nacional sobre la descentralización, tema por demás muy importante que sufre de las consecuencias de la ignorancia generalizada sobre el tema. Se reclaman resultados en once años de regionalización cuando en países como Colombia y Chile el debate y la revisión del tema continua,  a pesar de tener casi 40 años de esfuerzo por la regionalización. Requerimos que el estado promueva en las regiones clusters, verdaderos dínamos de la economía.
Todos estos son temas que deberían ser tratados por el gobierno y que bien podrían ser parte de una gran agenda de discusión, por fin, de grandes temas. Para ello el gobierno debe designar interlocutores válidos. De lo contrario será simple retórica cuando bien puede ser el inicio de un gran plan nacional de cara al bicentenario y de nuestro ingreso en la Sociedad del Conocimiento.
Juan Sheput

Artículo publicado hoy en Diario 16 

1 comentario:

Ewing Jesús dijo...

Estimado Juan, el camino al infierno esta lleno de buenas intenciones. Humala por el momento parecer ser otra oportunidad perdida. Un presidente que empezó con una cómoda mayoría parlamentaria y que prometió luchar contra la corrupción pero que no sido capaz de sacar adelante el proyecto de ley para la imprescriptibilidad para los delitos de corrupción ; ya demuestra o incapacidad o falta de liderazgo. Por mí parte creo que esta Ley debería ir acompañada de otra que impida el retorno a cualquier función pública de los funcionarios que resulten culpables de delitos cometidos contra el patrimonio público.
Humala podría haber mencionado en su mensaje miles de temas sensibles, como los que mencionas en tu post, pero las palabras en nuestro país sobran, necesitamos hechos concretos y por lo que veo hasta el momento seguimos faltos de ellos.
Saludos !!