Loading...

Google+ Followers

miércoles, 26 de junio de 2013

Municipalidad de Lima: Empiezan obras de transporte y no hay plan de desvíos

La llamada reforma del transporte por parte de la Municipalidad de Lima es sinónimo de desorden e improvisación. Ello, como es natural, causa gran incomodidad en los usuarios, vecinos y comerciantes. Sin embargo eso no parece importarle a la Alcaldesa de Lima quien de esta manera sigue cosechando antipatías, a pesar, que viendolo desde otro ángulo, las obras que se quieren hacer podrían significar un beneficio para la ciudad pero que, al ser prácticamente impuestas  sin diálogo con los vecinos y con mucha improvisación, generan rechazo en la población.
La siguiente nota, de Perú 21, muestra ese desorden. Nos dice que se han iniciado las obras en el Puente Alipio Ponce pero que, cosa de locos, proximamente se informará del plan de desvíos, es decir improvisación pura, cosa ya común en los asesores de transporte de la alcaldesa, realmente ineptos.

Aplicarán desvíos por inicio de obras en el puente Alipio Ponce

Miércoles 26 de junio del 2013 | 15:37

Los trabajos forman parte del megaproyecto Vías Nuevas de Lima. La Municipalidad de Lima informará en los próximos días de las rutas alternas.

(Foto: Rafael Cornejo/Peru21)
(Foto: Rafael Cornejo/Peru21)

Pese a que el inicio estaba programado para mayo, hoy recién se iniciaron las obras de remodelación de la zona del puente Alipio Ponce, en San Juan de Miraflores, trabajos que forman parte del megaproyecto Vías Nuevas de Lima, con el que se pretende modernizar los ejes viales de acceso y articulación de la ciudad.
El gerente de Promoción de la Inversión Privada de la Municipalidad de Lima, Domingo Arzubialde, explicó que el objetivo de las primeras obras en los alrededores del puente Alipio Ponce es solucionar los problemas viales que a diario se presentan en toda esa área y que son considerados de alta complejidad.
Las principales medidas serán la construcción de dos óvalos en dos extremos de la avenida Pedro Miota para evitar los nudos que forman los vehículos al girar.
Asimismo, se levantará una pista auxiliar de desaceleración con capacidad para seis vehículos grandes –que debe concluirse en diciembre- y una vía de aceleración que conduzca a los vehículos a la vía principal.
Igualmente, se contempla la reubicación de los paraderos más hacia el sur, uno de los cuales, dijo, está sobre una intersección y la construcción de una red de puentes peatonales que desemboquen en los terminales, de tal forma que la gente pueda subir inmediatamente y en forma segura.
“Todas las vías serán completamente asfaltadas para superar el estado calamitoso en el que se encuentran y con un mejor sistema de iluminación, lo que brindará mayor seguridad a los transeúntes”, indicó el funcionario.
Agregó que en los próximos días se conocerá el plan de desvíos que se aplicará para permitir el desarrollo de los trabajos, pero adelantó que se tratará de minimizar las molestias a peatones y conductores. “Siempre se generarán molestias pero trataremos de mitigar esos efectos”, remarcó.
Arzubialde admitió que hubo un ligero retraso en algunos temas administrativos y de licencias, pero señaló que en el caso de las obras en sí no hay mayor problema y que inclusive se pretende adelantar el inicio a noviembre en vez de enero y febrero.