Loading...

Google+ Followers

miércoles, 12 de diciembre de 2012

La Haya y la efectiva recuperación del mar



El buen desempeño de nuestro equipo diplomático en La Haya ha generado entusiasmo en algunos dirigentes y allegados al Partido Aprista. Aprovechando la difusión mediática  de nuestro alegato oral,   con poco decoro han empezado a atribuirse el “logro” de haber presentado nuestro reclamo ante la Corte Internacional  de Justicia. Se hizo durante nuestro mandato,  dicen algunos  exministros con renovado entusiasmo. Fue una sabia decisión política,  dicen otros en este caso  periodistas  allegados al  gobierno anterior. Se aprovechan del silencio de quienes como yo, pensamos que no es el momento de desenmascaramientos ni aclaraciones, pues cualquier síntoma de desunión podría alterar un escenario en el cual por el momento todo parece favorable para nuestro país.  Creen que podrán edificar una campaña política en base a mentiras, haciendo pensar a quiénes no conocen la verdad que fue una decisión lo que en realidad fue una exigencia, pero de otras fuerzas políticas. Lamentable comportamiento por cierto de una organización que luego de 80 años sigue siendo,  como diría Luis Alberto Sánchez,  el retrato de un partido adolescente.
Volviendo al núcleo del asunto, el litigio jurídico con Chile, nos lleva a pensar en la importancia de la Convención del Mar.  La propia posición peruana ha tenido que reconocer en su alegato la trascendencia de la Convención, la misma que generó en su momento un debate interno sobre la conveniencia que el Perú la suscribiera o no. Como es conocido, soy partidario que el Perú firme la  Convención, posición a la que llegué convencido luego de una adecuada documentación y largas conversaciones ilustrativas con mi amigo Carlos Ferrero.
El Perú no puede vivir ignorando la importancia estratégica y económica del Mar de Grau. Desde mi punto de vista es una buena iniciativa del gobierno reactivar el Servicio Industrial de la Marina e inclusive poner en el debate la necesidad de volver a tener una Marina Mercante. Durante años se dijo que el Perú no necesitaba de un tren de punta a punta pues teníamos el mar. En efecto,  por nuestras costas  navegaban barcos medianos que podían llevar entre 200 y 400 contenedores cada uno hasta que Fujimori desapareció la marina mercante. Esos  400 contenedores se convirtieron entonces en 400 camiones que circulan ahora por la Panamericana Sur y Norte. Multiplique ese número por varios buques de carga. El resultado el colapso total. Se hace necesario pues un debate actualizado en ese sentido.
Igual sucede con la pesca. La depredación de nuestra riqueza marítima es un hecho. La lotización del mar, por una Ley dada en el gobierno de Alan García, debe ser revisada. La riqueza del mar es de todos los peruanos y no de un grupo de empresas a perpetuidad. 
Recuperar la soberanía de nuestro mar territorial, objetivo de nuestro reclamo en La Haya, no debe implicar que este pase a manejo de un grupo de empresas en particular.

Juan Sheput

Este artículo ha sido publicado hoy en Diario 16

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Bastante información en tan poco tiempo, y icho de la manera más prudente.

Pretell Maritime Affairs dijo...

Estimado Juan
Adicional a que el correcto uso del mar descongestionaría nuestras carreteras, hay que mencionar también el aspecto medio ambiental: los barcos contaminan menos. Esta bien que se reactive la marina mercante pero no basta construir barcos, es importante el marco normativo y regulatorio. En ese sentido, es un verdadero retroceso-, el recientemente promulgado D.L. 1147 que le quita competencias a la Autoridad Portuaria para devolvérsela a la Autoridad Marítima. Cuando lo países tradicionalmente maritimos, buscan desmilitarizar el transporte marítimo comercial aquí hacemos lo contrario. Ese D.L. traerá sobre costos en toda la cadena relacionada al nuestro comercio exterior. Sin apenas reactivar la marina mercante ya se le esta poniendo zancadillas.
Frank Pretell

Pretell Maritime Affairs dijo...

Estimado Juan
Adicional a que el correcto uso del mar descongestionaría nuestras carreteras, hay que mencionar también el aspecto medio ambiental: los barcos contaminan menos. Esta bien que se reactive la marina mercante pero no basta construir barcos, es importante el marco normativo y regulatorio. En ese sentido, es un verdadero retroceso-, el recientemente promulgado D.L. 1147 que le quita competencias a la Autoridad Portuaria para devolvérsela a la Autoridad Marítima. Cuando lo países tadicionalmente maritimos buscan desmilitarizar el transporte marítimo comercial aquí hacemos lo contrario. Ese D.L. traerá sobre costos en toda la cadena relacionada al nuestro comercio exterior. Sin apenas reactivar la marina mercante ya se le esta poniendo zancadillas.
Frank Pretell

Pretell Maritime Affairs dijo...

Estimado Juan
Adicional a que el correcto uso del mar descongestionaría nuestras carreteras, hay que mencionar también el aspecto medio ambiental: los barcos contaminan menos. Esta bien que se reactive la marina mercante pero no basta construir barcos, es importante el marco normativo y regulatorio. En ese sentido, es un verdadero retroceso-, el recientemente promulgado D.L. 1147 que le quita competencias a la Autoridad Portuaria para devolvérsela a la Autoridad Marítima. Cuando lo países buscan desmilitarizar el transporte marítimo comercial aquí hacemos lo contrario. Ese D.L. traerá sobre costos en toda la cadena relacionada al nuestro comercio exterior. Sin apenas reactivar la marina mercante ya se le esta poniendo zancadillas.
Frank Pretell

Pedro Zapata Sánchez dijo...

Tacna, debe tener 2 planes uno con triunfo y otro sin triunfalismos, al mapa peruano le falta el territorio peruano de la linea del tren de Tacna Arica, el territorio peruano de la estación del ferrocarril en Arica y el territorio del puerto peruano en Arica. Así que no sean triunfalistas.Tacna sigue sufriendo.
Leer: filosofodetacna.blogspot.com