Loading...

Google+ Followers

miércoles, 26 de diciembre de 2012

2013 o el año del despertar de la oposición


Ha pasado ya un año y medio de la gestión del presidente Humala y se puede asegurar que no existe un rumbo definido en el gobierno. Las contradicciones son permanentes  así como el doble discurso o la falta de definiciones.  El ambiente político que se vive y que ni siquiera ha podido ser apaciguado por las fiestas de fin de año,  amenaza con ser más protagónico desde la primera semana del 2013. No sólo por el inicio  del proceso de revocación  sino también por la nueva actitud que parece vivirse en diversas fuerzas políticas 
El gobierno no podrá evadir una serie de temas que exigen que plantee una respuesta  formal. El primero es el tema del indulto a Fujimori. Hasta ahora el gobierno ha venido dando largas al asunto y ni siquiera se sabe de los nombres de los integrantes de la Junta Médica.  De repente se han dado cuenta que  la novela que se ha armado rinde frutos en lo político pues tiene un alto componente de distracción. Lo dramático para el presidente sería que detrás de todo eso esté un tinglado para un intercambio de favores que terminaría por beneficiar en conjunto a Antauro Humala y Alberto Fujimori y por extensión la ruptura de las reglas de juego que lleve a la postulación de  Nadine Heredia a la presidencia de la República. La liberación y la postulación serían entonces insumos para un clima de deterioro de la gobernabilidad.
Otro asunto protagónico es la revocación. Los promotores del Sí y el No tendrán dos meses y medio de campaña intensa en la cual nada está dicho. Es probable que  representantes de diversos partidos políticos ingresen al terreno de la confrontación política en función de la decisión que hayan tomado sus respetivas agrupaciones. De ganar el Sí  habrá campaña todavía por un largo trecho de tiempo. De ganar el No igualmente habrá un reacomodo del tablero electoral.
La oposición, fundamentalmente la parlamentaria (hasta ahora desapercibida) tendrá que ganar espacios que le ha quitado la política extracongresal. Hay muchos temas que merecen una mayor participación del Congreso. La revisión de los decretos legislativos que no tienen mucho en favor de las Fuerzas Armadas y Policiales y sí mucho en favor del secretismo y de la promoción de la corrupción. Los decretos legislativos tendrán que ser discutidos y revisados de lo contrario el Congreso podría devenir en cómplice de unos dispositivos controversiales. Otro tema a supervisar es el de la participación de las Fuerzas Armadas en el próximo proceso electoral. Al igual que durante la década fujimorista parece que la promoción de Humala así como antes la de Montesinos tendrá un papel fundamental en el manejo, en especial del Ejército, como fuerza política del oficialismo. Es necesario estar alertas antes que sea demasiado tarde.
El verano del 2013 no será por tanto un periodo caluroso y tranquilo. El adelanto del año electoral, como consecuencia de la revocación y  el despertar de la oposición,  por la falta de rumbo del gobierno, le darán a los próximos días un notorio protagonismo político que el gobierno con sus silencios no podrá evadir.
Juan Sheput

Artículo publicado el 26 de diciembre del 2012 en Diario 16