Loading...

Google+ Followers

lunes, 7 de enero de 2013

Ollanta Humala y los padres de “Gringasho”



Cuando el presidente de la República  brinda declaraciones, lo mínimo que esperamos es un comportamiento y unas palabras acordes a lo que es un Jefe de Estado. Uno de los atributos esperables es el de la responsabilidad,  también  el de la plena conciencia del impacto  que pueden tener sus expresiones. A razón de lo recientemente leído es penoso comprobar que el presidente no se preocupa de lo uno ni lo otro.
Hace unas horas el presidente Humala se ha referido al delincuente de alias “Gringasho” cuya trayectoria delictiva es ampliamente conocida. Este asesino se ha fugado varias veces y luego ha sido recapturado.  Algunos medios contribuyen a su idealización al darle un ridículo toque romántico a sus aventuras. Sin embargo ello no nos llama la atención. Sí el tenor de las declaraciones de quien ejerce el cargo de Jefe de Estado.
Ha dicho el presidente Humala, según lo leído en nota de Perú 21, que se deben derogar las leyes que protegen a “Gringasho” actuando de manera demagógica. Olvida el presidente que por ganar algunos puntitos de popularidad  puede perjudicar a miles de jóvenes que pueden haber caído por razones equivocadas en las garras de la delincuencia y tienen reales signos de arrepentimiento.  También dice el presidente Humala, en declaraciones deplorables, que se debe dar a conocer el nombre de los padres de “Gringasho”  ya que es cuestionable que hayan podido formar a un miserable así ¿Con qué derecho se mete el presidente Humala con los padres de este sujeto? ¿Sabe Ollanta Humala si los padres están sufriendo un drama o no? ¿Cómo es posible que el presidente de la República asegure que “Gringasho” es producto de una formación consciente de los padres de familia? ¿Cuándo un hijo va por el  camino equivocado es porque sus padres lo formaron a propósito así?  ¿Sabe Humala las condiciones deplorables en la que viven millones de hogares peruanos?
Bajo el mismo razonamiento del presidente Humala cabría preguntarle a él ¿Cuáles son las leyes que ha dado en materia de seguridad ciudadana en su periodo? ¿Cuáles son las políticas públicas que discute con su consejo de ministros sobre este tema y que nos llevarán a no tener más “Gringashos”? ¿Por qué no ha cumplido con su ofrecimiento de inicios de gobierno de sesionar permanentemente el Consejo de Seguridad Ciudadana que pomposamente reunió en Palacio y que ha quedado sólo como un recuerdo para la foto? ¿Por qué ha debilitado la seguridad ciudadana pasando al retiro a decenas de oficiales probos de la Policía Nacional del Perú para poner al frente a policías  allegados a un oficial que se hizo conocido por participar en una cena indebida en el restaurant Brujas de Cachiche?
Presidente Humala, en lugar de pedir  al Congreso que derogue las leyes  sería mejor que deje de actuar como comentarista y presente usted,  como corresponde constitucionalmente, los proyectos de Ley necesarios. No siga actuando demagógicamente. Actúe como un hombre de Estado. El país se lo agradecerá.
Juan Sheput