Loading...

Google+ Followers

viernes, 14 de septiembre de 2012

Fujimori y Montesinos se enfurecieron con captura de Abimael Guzmán

El 12 de setiembre se han cumplido 20 años desde que un grupo selecto de policías del Grupo Especial de Inteligencia GEIN, capturara a Abimael Guzmán.
El día de la captura Alberto Fujimori se encontraba pescando en algún lugar de la selva peruana y su corrupto asesor Vladimiro Montesinos ni sabía del tema. Cuando les informaron, ya todo estaba consumado. Eso los enfureció, pues no pudieron utilizar la captura como se les antojara, mínimo montar un gran show mediático.
La siguiente es una crónica publicada en La República, en la misma el General PNP (r) Antonio Ketín Vidal narra detalles del cómo Fujimori y Montesinos montaron en cólera por la captura y sobretodo cómo se enfurecieron cuando vieron el legendario vídeo de la captura en CNN. No estaban ellos, no pudieron aprovecharse de algo que no hicieron, he allí el motivo de su furia.



Antonio Vidal Herrera y Benedicto Jiménez Bacca en una ceremonia de reconocimiento del personal del GEIN de la Dincote por la
Antonio Vidal Herrera y Benedicto Jiménez Bacca en una ceremonia de reconocimiento del personal del GEIN de la Dincote por la "Captura del Siglo".
El jefe de la Dincote durante la captura del cabecilla de Sendero Luminoso, general PNP (r) Antonio Vidal Herrera, relata las represalias del ex presidente y de su asesor por haber sido marginados de la "Operación Victoria".
Edmundo Cruz/
Alberto Fujimori Vladimiro Montesinos se enteraron de la captura de Abimael Guzmán Reinoso después de consumada la "Operación Victoria", y no antes.
Lo confirmó el general PNP (r) Antonio Vidal Herrera, quien, el día de la detención, el 12 de septiembre de 1992, era el jefe de la Dirección Nacional contra el Terrorismo (Dincote), y bajo sus órdenes operaba el Grupo Especial de Inteligencia (GEIN), que dirigió el coronel PNP (r) Benedicto Jiménez Bacca.
No haber sabido con anticipación de la llamada "Captura del Siglo" molestó mucho a Fujimori y Montesinos.
Uno de los detalles que más les mortificaron fue que la cadena estadounidense CNN difundiera el famoso video del arresto, en el que se observa a Guzmán frente a Vidal minutos después de los agentes del GEIN. Vidal llegó junto con Benedicto Jiménez, pero este prefirió no aparecer por razones de seguridad.
"Fujimori me llamó a Palacio de Gobierno al día siguiente de la captura, el domingo 13 de septiembre, en la noche", recuerda Vidal. Le expliqué el proceso de búsqueda, ubicación y captura de Abimael Guzmán, que se hizo de una manera muy reservada y secreta. Ni el presidente Fujimori, ni los ministros y tampoco el Servicio de Inteligencia Nacional (SIN) lo sabían. Fue así por razones de seguridad. Eso fue lo que le dije a Fujimori. No informamos nada porque se trataba de un operativo de vida o muerte. No podíamos fallar. Una filtración podía echar a perder todo. Fujimori solo movía la cabeza, pero se le  notaba molesto", relató el general Vidal.
SIN PROTAGONISMO
"Tres días después de la captura, Fujimori me llamó por teléfono y me preguntó si se había filmado la captura de Guzmán. Le dije que sí. 'Usted no me ha dado cuenta de eso', me dijo. Yo le respondí que no lo hice porque me pareció que no era importante. '¿Quién tiene el video?', me interrogó. 'Lo dejé bajo responsabilidad de Benedicto Jiménez', fue mi respuesta.
'Envíemelo inmediatamente', me instruyó. Llamé a Benedicto Jiménez y le mandamos una copia y no el original. Dos horas después, me llamó otra vez Fujimori. 'Avísele a Benedicto Jiménez que lo estoy pasando al retiro. ¡Cómo es posible que se haya filtrado el video!', reclamó enfurecido el presidente. El video había salido en CNN", relató el general Vidal.
CNN acababa de difundir a todo el mundo el video que grabaron los agentes del GEIN sobre el momento de la detención de Abimael Guzmán.  

Fujimori y Montesinos estallaron. No perdonarían jamás al general Ketín Vidal por no haberles informado nada sobre la "Operación Victoria". Las represalias las extendió a todo el GEIN.
"En ese video se me escucha decirle a Guzmán: 'Yo soy el general Antonio Ketín Vidal, jefe de la Dincote, y le comunico que está usted detenido'. Y luego añadí: 'Usted que es dialéctico sabe que en la vida se gana o se pierde, y hay que saber perder. Usted ha perdido. 'Sí, he perdido, lo felicito', replicó Guzmán. A continuación, me dijo: 'Pueden haberme detenido, pueden matar a las personas, pero lo que el pueblo lleva aquí (y se golpea la sien con el dedo índice), eso nadie se lo va a quitar'.
En el registro de rigor que se le hizo a Guzmán se le encontró una estrella con la imagen deMao Tse Tung. '¿Y esto qué es?', le pregunté por curiosidad. 'Ah, es una condecoración que personalmente me entregó Mao. 'Guárdesela', le dije. Más tarde, Guzmán me comentaría: 'Usted me sorprendió con ese gesto de nobleza. Seguramente para usted no representaba nada, pero para mí tiene mucho valor esa condecoración'. Así fue la historia", narró el general Vidal.
Así como se paseó al lado del cadáver de Néstor Cerpa Cartolini, luego de la toma de la residencia japonesa, en 1997, probablemente Fujimori deseaba posar al lado del detenido Guzmán. Pero el video de la Dincote dejaba en evidencia que no estuvo presente ese momento sensacional.
"Fujimori dispuso que el ministro del Interior redactara la resolución para dar de baja a Jiménez. Él se desplomó. Fui a Palacio de Gobierno sin previa cita. Después de cuatro horas de espera, Fujimori me recibió y yo le manifesté: 'Usted ha ordenado la baja de Jiménez, pero él es mi brazo derecho, y la sanción es desproporcionada. Si lo pasan al retiro, yo también tendré que pedir mi baja'. Le propuse a Fujimori investigar el caso y encontrar a los responsables, mientras tanto se dejaba sin efecto el pase al retiro de Jiménez. 'Bajo su responsabilidad', me advirtió Fujimori", narró el ex jefe de la Dincote.
Luego de la "Captura del Siglo", que se consumó al margen del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN), Vidal planteó  al entonces hombre fuerte de los servicios secretos, Vladimiro Montesinos, proseguir con el arresto de los miembros del Comité Central deSendero Luminoso para desmantelar por completo a la organización criminal. El asesor de Fujimori rechazó la iniciativa. Era una forma de represalia.
"Propuse a Montesinos formular un plan para terminar de detener a esta gente porque estaban diezmados.
Era el mejor momento porque se encontraban desorientados, golpeados y dispersos. Abimael Guzmán era un dios para ellos, por eso, cuando cayó, en un momento no creyeron que estaba preso. 'Es mentira', decían. Abimael significaba todo para Sendero Luminoso. Pero Montesinos desechó la propuesta", relató el general PNP (r) Antonio Vidal.
PASANDO LA FACTURA
Luego del arresto de Guzmán, el aparato militar senderista en Lima continuó perpetrando violentos ataques con un alto número de víctimas, las que pudieron evitarse si Montesinos hubiera accedido al proyecto del jefe de la Dincote.
El 30 de diciembre de 1992, tres meses después de atrapar a Guzmán en su guarida, Fujimori y Montesinos relevaron de la jefatura de la Dincote a Antonio Vidal. En su lugar nombraron al general PNP (r) Carlos Domínguez Solís, un hombre de la confianza de Montesinos.
Y al ex jefe de la Dincote lo castigaron asignándole un puesto burocrático, cuando lo que correspondía era reforzar a la organización policial antiterrorista por la exitosa "Operación Victoria".
Por el contrario, nombraron a Vidal como inspector general de la Policía Nacional, cargo que mantuvo durante tres años, hasta 1995.
Algo parecido sucedió con Benedicto Jiménez Bacca y Marco Miyashiro Arashiro. En 1993, ambos fueron enviados a Japón. Al regresar Jiménez, fue comisionado a Taiwán y, una vez de vuelta en el Perú, fue nombrado titular de la Dirección Nacional de Pacificación, una dependencia del SIN. A Miyashiro lo despacharon a una dependencia policial de Chiclayo, para luego colocarlo en un escritorio de la Superintendencia de Administración Tributaria (Sunat).
Antonio Vidal Herrera recordó que el 26 de noviembre de 1991, cuando asumió la jefatura de la Dincote, tuvo que reorganizar al aparato policial.
"Creamos una nueva estructura para la Dincote. Constituimos cuatro unidades Delta y cinco divisiones de inteligencia, lo que implicó remover al 90 por ciento del personal y reclutar a los mejores efectivos. Los Delta se encargaban del aparato senderista en Lima y los equipos de inteligencia tenían como misión la cúpula senderista. Las cinco divisiones eran parte del  Grupo Especial de Inteligencia  (GEIN). De varios equipos de fútbol sacamos una selección", indicó Vidal. "La reingeniería de la Dincote facilitó la captura de Abimael Guzmán. Así es la historia. Y nadie la podrá cambiar", apuntó el ex jefe de la Dincote.
EL 'LOLO' SE PONE 'MOSCA' EN LOS SAUCES
Antonio Vidal Herrera recordó que por un momento parecía que  Carlos Incháustegui Degola , la pareja de Maritza Garrido Lecca, se había dado cuenta del seguimiento y que se echaría a perder la "Operación Victoria".
"Incháustegui -a quien llamábamos el 'Lolo'- cambió de actitud en las mañanas que salía a comprar pan. De una actitud de tranquilidad que siempre exhibía en sus caminatas, comenzó a chequear los autos, a hacer un examen visual de la calle. Eso indicaba que se había dado cuenta del seguimiento", explicó.
Vidal también reveló que los agentes del GEIN vigilaron la casa de  Los Sauce s desde la azotea de un oficial de la Policía Nacional. "Era el general Pache co. Hablamos con él, nos dio un ambiente cerrado en la azotea; de la ventana se observaba, se filmaba, se tomaba fotos", dijo el ex jefe de la Dincote.
"Incháustegui se había puesto 'mosca'. Entonces, yo dije: 'No hay nada que hacer. ¿Cuándo será la intervención?'. Jiménez me dijo que para el sábado 12 de septiembre. Bien, que así sea", instruyó.
EN CIFRAS
82 efectivos tenía la Dincote al momento de la captura de Guzmán.
10 núcleos operativos conformaban la Dincote.
5 divisiones tenía el GEIN para el trabajo secreto.
5 equipos Delta eran parte del trabajo abierto de Dincote.