Loading...

Google+ Followers

miércoles, 29 de agosto de 2012

Corrupción de alto vuelo en el Ministerio de Educación

La Ministra de Educación Patricia Salas tiene mucho que explicar por los graves indicios de corrupción que se repiten en su portafolio. Denuncias sobre favoritismos, que serían impulsados desde el más alto nivel y que tendrían en la Ministra Salas a una persona funcional a estos intereses están siendo destapados por la prensa. En el caso que nos ocupa en esta oportunidad se trata de un financista de la campaña de Gana Perú, muy allegado a la "pareja" presidencial, que estaría siendo favorecido con licitación tras licitación en el Ministerio de Educación.
El día de hoy Perú 21 trae otra grave denuncia que reproducimos a continuación:



La revelación de Perú21 acerca del controvertido proceso de reposición de 40 mil laptops escolares calcinadas, cuyo valor asciende a S/.21.5 millones, destapó una caja de Pandora. El propietario de Trimega Corp., David Carretero, postor favorito del Ministerio de Educación para hacerse del citado negocio, tiene un rosario de denuncias fiscales y procesos judiciales, incluyendo una condena.
Este diario indagó en el Ministerio Público y en el Poder Judicial sobre los antecedentes del referido empresario, otrora financista de la campaña electoral de Ollanta Humala con más de 1 millón de soles. Detectó que Carretero está sentenciado a tres años de pena privativa por el Sexto Juzgado Especializado en lo Penal de Lima por el delito contra la fe pública.
El aportante del humalismo tiene, además, siete procesos fiscales y judiciales contra la administración pública, fraude procesal, contra la fe pública y violencia, y resistencia a la autoridad en agravio del Estado. Asimismo, uno contra la libertad sexual y otro contra la libertad de trabajo.
CONDENA
En diciembre del 2011, el Sexto Juzgado Especializado en lo Penal condenó a David Jesús Carretero Mesones, gerente general de Trimega Corp., por el delito contra la fe pública, falsificación y uso de documento público falso en agravio de dos de sus trabajadores y del Estado.

Según la resolución emitida el 14 de diciembre de 2011, a la cual apeló Carretero, este habría falsificado un informe de inteligencia policial para incriminar a sus dos empleados en el supuesto hurto agravado de equipos de cómputo y de impresión, y en un presunto acto de chantaje y extorsión a un grupo de empresarios.
“Se nos acusó de un robo que no existió, y no vieron mejor forma que acusarnos ante un grupo de policías amigos de la empresa Trimega”, dijo uno de los exempleados.
El empresario en mención y su hermano Felipe Carretero Mesones están denunciados también ante la 13 Fiscalía Provincial en lo Penal de Lima por fraude procesal y falsificación documentaria en agravio de la compañía Alternativa Tecnológica S.A.C. y del Estado. El caso se encuentra en la Tercera Sala Penal de Lima.
Esta denuncia se produjo a raíz de una serie de irregularidades y falsificación de documentos que se habrían presentado en un proceso de licitación en Essalud para la compra de equipos informáticos, proceso que, al final, ganó la empresa de Carretero.
Otra de las fuentes consultadas por este diario señaló que los problemas de Carretero con un grupo de sus trabajadores se iniciaron en el año 2008, debido a una supuesta pérdida de unos 100 mil dólares en la compañía, entre equipos y dinero.
“Los dueños trataron de recuperar su plata supuestamente robada, pero no encontraron mejor forma que hacerlo con una cobertura de seguro”, declaró otro exempleado.
Al cierre de la presente edición, este diario seguía insistiendo en buscar la versión del señor David Carretero y de Trimega Corp., pero no hubo respuesta en su sede principal, en el distrito de San Borja.
SABÍA QUE
Trimega Corp, empresa de David Carretero, postula como finalista, junto con Samsung Electronics, para hacerse del jugoso contrato de reposición de 40,032 laptops.
El titular de ese negocio fue denunciado en marzo de 2011 por violación sexual en agravio de uno de sus empleados.

2 comentarios:

Antauro dijo...

Patricia Salas era "la ministra" de Nadine Heredia. Ahora sabemos por que la primera dama la conserva en el cargo. Le gusta la plata como caramelo.

Ulises dijo...

Investiguen a un sujeto que responde al nombre de Sandro Marcone, este sujeto es el encargado de comprar las laptops.