Loading...

Google+ Followers

jueves, 19 de abril de 2012

El gobierno de las apariencias

Este gobierno pretende administrar el país con fuegos artificiales, apariencias. Cada vez que hay problemas simplemente no da la cara o se busca la descalificación. En el caso de la ineptitud demostrada en el VRAE en la lucha contra el terror, no han encontrado mejor argumento que decir que es un problema de 20 años, que es culpa de los anteriores gobiernos ¿Se olvida acaso Ollanta Humala que él prometió ser la gran transformación? ¿De qué transformación estamos hablando si, por sus resultados, está haciendo lo mismo que los anteriores gobiernos pero con el añadido de la ineptitud? Que se recuerde, en los últimos 12 años los terroristas no han salido orondos en las cámaras de televisión, jactándose en medio de un "cerco militar" de sus triunfos sangrientos ni ha habido acusaciones de cobardes abandonos de jóvenes inexpertos ¿De qué situación igual estamos hablando?
Pero la ineptitud y las ganas de figurar van más allá. Tal como lo ha dicho el destacado analista Fernando Rospigliosi, las apariencias mandan. Cuando hay problemas los actuales gobernantes se esconden. El mismo presidente Humala ha cancelado sus apariciones públicas por, como señala la prensa, evitar preguntas incómodas.
No es el único en el gobierno.
Hace poco la insanía de un sujeto que ensucia el uniforme de las Fuerzas Policiales desgració la vida de cuatro humildes mujeres, dos de ellas niñas. Cuatro mujeres que estaban caminando por la vereda, tranquilas, rumbo a la escuela o al trabajo han sido mutiladas o se encuentran en grave situación. Una camioneta policial, con dos sujetos en aparente estado de ebriedad arrolló a las 4 huyendo, protegidos  por sus colegas luego de haber protagonizado este acto criminal. Los sujetos no auxiliaron a las víctimas, como corresponde, huyeron y sobre este caso el Ministro Lozada ni el Ministro Valdés han dicho nada. Han evitado convenientemente el tema. Y la Ministra de la Mujer, Ana Jara Velásquez, tampoco dice nada de este hecho, no visita a las víctimas que siendo mujeres requieren su apoyo, ni declara sobre los malos policías ni exige sanciones. Es decir la doble vara, la doble moral, que sí señala y acusa cuando conviene, pero se hace de la vista gorda cuando el problema nace en casa. 
Me reitero que todo esto sucede cuando no hay liderazgo ni conducción en el gobierno ni afán fiscalizador en una oposición parlamentaria que deja mucho que desear. Al final todos los ciudadanos pagan las consecuencias. Ya sabe, ni en la vereda, caminando, usted está libre de ser agredido por el propio Estado, ese ente que debe protegernos.

2 comentarios:

Ana Jara dijo...

Sr. Sheput, lamento las expresiones vertidas en su Blog referente a mi participación como ministra en el tema del execrable accidente de tránsito con 4 víctimas en Cajamarca por parte de un efectivo de la PNP, que a estas alturas debe haber sido destituido. Le comparto, que son muchas las actividades de carácter social y temas muy sensibles, donde me hago presente como mujer y como ministra, sin prensa ni cámaras de TV., por respeto a las familias. Y este es el caso, el de la familia Teron, donde ya me puse a disposición de ellos, llevando ayuda y coordinando acciones en bienestar de las niñas, su madre y porsupuesto, el padre don Florentino Teron, que está pasando un comprensible estado de shock, que también necesitará asistencia psicológica para superar este drama, el que vamos a darle de principio a fin. Como verá, la solidaridad y el trabajo de mi ministerio, no está función de los flashes ni las cámaras, sino de la sensibilidad humana. Atte., Ana Jara Velásquez. MIMP.

Mc Brian dijo...

La indignacion es compartida y, aunque no sea un tema que involucra directamente a la Ministra de la Mujer y el menor, si la toca por el lado del genero pero fundamentalmente porque ante un hecho tan grave no se respondio con la misma magnitud y conviccion que cuando se monto el circo mediatico alrededor de los mineros atrapados. Al recordar las imagenes de una Ministra de la Mujer acantonada en la entrada de una mina suponemos que inyectaba apoyo moral y gerenciaba de cierto modo el animo circundante para que no cesaran los trabajos de rescate.?, En contraste NO hemos visto una sola declaracion publica sobre el monstruoso caso de los policias asesinos que le pasaron la camioneta por encima a las niñas y su madre ( aunque todos esperamos que vivan y se recuperen en terminos objetivos sabemos que sus vidas no volveran a ser las mismas, los que salgan de ese hospital seran otras personas). Por tanto a igual razon, igual derecho señora Ministra, y usted sabe que acudir en silencio o con discrecion a dar soporte moral, economico o gestionar apoyo para las personas afectadas puede ser reconocido pero es un acto Imperfecto, usted sabe señora Ministra que su fuerza radica, entre otros, en su acceso a la prensa, por tanto su disciplina militante no aplicaba en ese momento, sino su capacidad de indignarse ante ese hecho y hacerlo suyo para salir y existir:
El hombre existe al hablar, dejaba entreverr Sartre en la Nausea.
En silencio de estos inocentes ahora está en sus manos señora ministra.
Att. Martin Morales Torres.