Loading...

Google+ Followers

miércoles, 10 de agosto de 2011

De la sorpresa a la desazón: a propósito de las declaraciones de Daniel Mora


De la agradable sorpresa a la desazón

Tenía razón Javier Reátegui cuando dijo  que el nombramiento de Daniel Mora fue una agradable sorpresa para Perú Posible. Lo que nunca imaginé es que esa sensación de alegría se transformase rápidamente en desazón. La causa de esta desagradable sensación son las declaraciones del General Mora al diario El Comercio.

¿Qué dijo el Ministro Mora? Pues que Antauro Humala no empuñó el arma y que por tanto no participó en forma directa en el  llamado Andahuaylazo, acto delincuencial que significó el secuestro y asesinato de 4 policías.

Los seguidores de Abimael Guzmán deben haber aplaudido. Los de Fujimori también. Salvando las distancias, ni uno ni otro empuñaron las armas para disparar en la nuca de inocentes estudiantes de La Cantuta o asesinar  a poblaciones enteras de hermanos campesinos. Sin embargo están condenados y entre los elementos tomados en cuenta está la autoría intelectual.

Durante la penosa jornada de Andahuaylas, a inicios del  2005, Antauro Humala vociferaba contra el presidente constitucional Alejandro Toledo. Él y sus huestes  llamaban a la renuncia o si no al golpe de Estado contra un  gobierno nacido legítimamente  en las urnas. Se asesinó a compatriotas en un hecho que  hoy se quiere calificar como político cuando fue delincuencial. Durante varios días se insultó y agravió al entonces presidente  Toledo con palabras que   aquí no repetiremos. Lo que sí haremos es lamentar que años después, ya durante el gobierno de su hermano Ollanta,  los agravios continúen pero en esta oportunidad en boca de Isaac, padre de Antauro y  del presidente Ollanta Humala.

La justicia no puede ser presionada políticamente. Su independencia es necesaria en un régimen democrático que debe garantizar la separación de poderes. De allí que la seguidilla de declaraciones de congresistas, ministros y familiares del presidente a favor de Antauro Humala sea vista como una presión directa sobre el Poder Judicial.

Cuando se produce presión política sobre la judicatura surgen los hechos precedentes que luego serán invocados por una serie de interesados. Por extensión,  un fallo que beneficie a Antauro Humala y que por tanto justifique o mediatice su nefasto accionar en Andahuaylas,  puede significar que se abra una caja de Pandora sobre otros procesados. Ello se debe evitar. Y ello es función del Ministro de Justicia.

Puede ser que el Ministro Mora haya exagerado su posición  empujado por un respaldo mal entendido al gobierno del cual forma parte. Apoyar al gobierno de Ollanta Humala en la búsqueda de gobernabilidad no significa desconocer la Historia. Y esta, la historia escrita, nos indica que los hechos que significaron la muerte de 4 policías y dos civiles en Andahuaylas fue fruto de la irresponsabilidad matonesca de un individuo que hasta hoy no sólo  es incapaz de arrepentirse de sus actos sino que pretende reivindicarlos.

Ing. Juan Sheput
Este artículo fue publicado en Diario 16 el 10 de Agosto del 2011

3 comentarios:

Percy CASAVERDE MORANTE dijo...

la Justicia, cuando se ejerce con automia e independencia, no existe presion alguna superior, menos politica, que impida el libre ejercicio de impartir justicia en una democracia.

La opinion que ejerce el Gral. Daniel Mora Zevallos, debe analizarse dentro de un ambito de libertad de expresion, que no debe conllevar a la opinion publica, a suponer que tenemos un poder judicial sometido al poder ejecutivo. en democracia y teniendo pilares de ello en nuestro Pais, no es viable propuestas fuera del estado de derecho.

Juan Palma Torres dijo...

Muchos fueron mis intentos de entrar a Perú Posible, lo logré. Estoy inscrito en el Cercado Callao. Bien, pero dentro de todo ese proceso el partido en este momento, 11 de agosto de 2011, viene siendo atacado diariamente. Alguien puede negar que Ollanta no juega en pared con su padre. Un político permanentemente informado, puede negar que Ollanta arengó a su hermano en los primeros momentos, declaraciones a RPP, durante la azonada de Andahuaylas.
El general Mora, recuerdo su generosidad para poder entrar al partido, y, parece estar generando condiciones para liberar a alguien que megainsultó a nuestro líder. ¿Cómo va quedar la organización si no tenemos reflejos? Además desde cuando se va generar acciones participativas con las demandas del pueblo, vamos a correr el riesgo de la última campaña, dónde se piensa que inundando de afiches, paneles y regalos se gana una curul; por ello, ingeniero tiene usted el perfil para la Secretaria General y dinamizar el partido.
Trabajar desde las bases con líderes forjados en cada acción de Perú Posible.
Más dinamismo y reflejos claros con esta coyuntura,frente ala ingratitud, al mutismo y autismo virtual como esencia de gobierno.

Anónimo dijo...

El hecho de, no implica que; puede que el ministro haya aceptado el cargo de confianza en el sector Defensa; pero no puede vendarse los ojos sobre acciones que han conllevado a la muerte de personas inocentes, y en donde se hayan trasgredido las normas legales, con las cuales debe regirse la sociedad en un país democrático.

Me parece que fue un desliz por la emoción de tratar de hacer espíritu de cuerpo, con los sentimientos guardados -no dados a conocer por obvias razones- de su Jefe de Estado.

Sin embargo sus declaraciones se les fueron de la mano, tanto en lo político, lo militar, lo legal y lo mediático.

Esperemos que en adelante reflexione antes de un pronunciamiento; ya que le pueden jugar una mala pasada como ahora; y si lo comete en declaraciones referente a nuestras relaciones con Chile,por el cargo que ostenta, puede generar un ruido diplomático de mayor envergadura.

FRANCISCO TORRES.