Loading...

Google+ Followers

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Columna Juan Sheput en Diario 16

Una plancha aceptable no es suficiente
Alineación al centroEn el contexto de un mensaje en que al Perú no lo para nadie, tiene lógica la elección de la plancha presidencial de Perú Posible, que encabeza Alejandro Toledo y que conforman Carlos Bruce y Javier Reátegui.
El objetivo es clarísimo: no se debe perder tiempo. Y para ello es importante apelar a la experiencia de gobierno, para iniciar de inmediato la construcción de un sendero, que a partir del crecimiento económico, nos conduzca al desarrollo.
Hay quienes critican que la fórmula presidencial perúposibilista no tiene una cuota de género ni personas vinculadas al interior del país. Ello puede ser importante para quienes siguen los dictados de la moda, aún sin tener pleno convencimiento, pero en Perú Posible pensamos que la mejor forma de respetar y servir a la mujer o al Perú profundo es brindando al país una buena conducción, que aporte y no pierda tiempo en aprender. Peruanos somos todos, hombres y mujeres, y en ese sentido lo que se requiere es gobernar bien.
Pero la gobernabilidad también necesita de una elección importante y complementaria: la del Congreso de la República. En ese sentido todos los partidos están abocados a los mecanismos que la Ley exige para la selección de los candidatos al parlamento. De poco vale un Poder Ejecutivo con experiencia sin un soporte político adecuado. Perú Posible ya vivió las consecuencias de la ausencia de un brazo político que lo conectara con la sociedad. Se padeció una bancada que, con excepciones notables, no estuvo a la altura de las circunstancias. Desde la inexperiencia hasta el transfuguismo, pasando por la deslealtad, fueron cancerberos del primer gobierno de Alejandro Toledo. Esa circunstancia no se debe repetir.
Un probable gobierno de Perú Posible debe tener en cuenta la historia, que suele repetirse cuando la ignoramos. La eventualidad que vivimos en estos días, de gozar de la preferencia del electorado según las últimas encuestas, nos debe llevar a aprender de nuestros errores. Y uno de esos errores fue el entusiasmo en la selección de la anterior lista congresal.
El Congreso debe dejar de ser refugio de los que buscan impunidad por los actos incorrectos cometidos o paraíso de lobistas promotores de leyes a la medida. Hay quienes ven a la curul parlamentaria como la fianza que los libra de la cárcel. El Congreso debe recuperar la dignidad y majestad que exige la Política. Y ello debe plantear a los partidos a que hagan una correcta selección, no en función de lo que diga un “service” de recursos humanos, que eso está bien para las empresas electorales, sino en relación a la trayectoria político partidaria que exhiba cada postulante y al proceso democrático que consagren sus estatutos.

Juan Sheput
Publicado en Diario 16 el 22 de diciembre del 2010

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Buena tarde Ingeniero, y muy acertada su frase:
"Un probable gobierno de Perú Posible debe tener en cuenta la historia, que suele repetirse cuando la ignoramos". Lo importante que ud como un estadista se diferencia de aquellos que la soberbia los enceguese. Saludos.JSAAVEDRA.

Anónimo dijo...

Me gusta mucho lo que dice, sobre todo cuando varios ex alcaldes quieren ser ahora congresistas porque le tienen miedo a la carcel.