Loading...

Google+ Followers

viernes, 22 de octubre de 2010

Sueños de Opio y conteo electoral

Uno de los factores que contribuían al éxito de los fumaderos de opio, allá por inicios del s. XX, era que tenían la facultad de conducir a los drogados por el humo, a sueños en los cuáles se hacían "realidad" todas sus expectativas. Afloraba el subconciente en su fase más favorable, produciendo en el fumador momentos de relax y fantasía.
Cuando leo respecto a la alegría que en algunos seguidores de Unidad Nacional causa el acercamiento de Lourdes Flores a Susana Villarán (en estos momentos según la ONPE los separan poco más de 7,000 votos) veo un lamentable autoengaño, sueños de opio con los que quieren negar la realidad.
Aún faltando poco menos del 15% de actas para que culmine el conteo, en ningún momento Susana Villarán ha perdido el liderazgo en los votos contabilizados. Cuando ha transcurrido, más de los cuatro quintos de la votación, específicamente 85%, ya no se trata de una muestra sino de casi todo el universo. Que a estas alturas se modifique la tendencia es un imposible estadístico. Con la matemática no se puede jugar. Si cambia la tendencia es simplemente por un factor ajeno a lo matemático, algo, digamos, fraudulento, que dudo mucho que pase, pues prefiero confiar en los organismos electorales, que ya deben ser conscientes del daño que se le causaría al país.
A estas alturas, Susana Villarán es la ganadora, pues en la tendencia sigue adelante. No es una cuestión de favoritismo sino de dimensionar el daño que se le viene haciendo a la credibilidad de los organismos electorales. Ad portas de una elección presidencial, esta situación es penosa.
Si hay demoras, estas generan otro tipo de problemas como dijimos en un post anterior, hace dos semanas:
¿A qué se puede deber esta calculada demora en la obtención de los resultados?
No creo que sea alterar la tendencia, aunque esto no significa que no se esté alerta. Sería muy burdo que luego de 73% de actas digitadas se de por ganador a quien en los primeros tres cuartos del escrutinio en ningún momento ha ocupado el primer lugar. La demora tiene que ver, desde mi punto de vista con dos elementos, el político y el económico.
Desde el punto de vista político la idea es hacernos creer que el triunfo de Fuerza Social fue en la mesa, deslegitimando así el resultado de la elección popular. Una disputa "voto a voto", que se gane en "la mesa" quita poder y no es lo mismo que una victoria por tres o dos puntos porcentuales. Pasadas 72 horas, Fuerza Social no puede celebrar y eso ya dice mucho.
Otro elemento político tiene que ver con la lucha contra la corrupción. A la fecha no se pueden establecer las comisiones de transferencia. Debe haber alguien por allí que está trabajando 24 horas, arreglando archivos, fabricando informes legales, dandole soporte a licitaciones, en vista que se viene la auditoría. Cada día que pase, en ese sentido es valioso, para los que temen una inspección de las cuentas municipales.

A estas alturas, estoy seguro que en las próximas horas, volverá a incrementar la distancia Susana Villarán, y lo que se vive en estos momentos, será parte de un anecdotario en el cual la distracción efímera nos hace olvidar, aunque sea momentáneamente de problemas mayores. Se está a la búsqueda de titulares, nada más.