Loading...

Google+ Followers

martes, 11 de mayo de 2010

COFOPRI en la región o Descentralizando la Korrupción

Javier Velásquez Quesquén no se cansa de anunciar disparates. Tiene para ello grandes proveedores de ideas, algunas variopintas otras lindantes con lo ridículo. Las hay también de las peligrosas para la salud económica de la Nación. De esas que llevan en su seno la semilla de la corrupción. En este último grupo se inscribe el anuncio presidencial de descentralizar COFOPRI.
COFOPRI y el PETT son organismos que fueron craedos durante el gobierno de Alberto Fujimori que han demostrado que, bien manejados, funcionan, prestando un valioso servicio social. Alejandro Toledo continuó con ambas entidades pues entendía que rendían frutos y formalidad a sus usuarios. Durante ambas gestiones, y el gobierno de transferencia de Valentín Paniagua, ninguna de las dos organizaciones estuvo sometida a graves escándalos de tráfico de tierras como es en el actual gobierno del doctor Alan García.
Tanto COFOPRI y el PETT han sido estudiadas por el Banco Mundial, el BID, la FAO y prestigiosos think tanks. Bien manejadas pueden y deben dar resultados. Así lo estaban demostrando hasta que cayeron en manos de militantes del APRA.
Hoy COFOPRI y el PETT, fusionados con cálculo durante la gestión de Hernán Garrido Lecca, desde mi punto de vista, para romper los controles cruzados y favorecer el tráfico de tierras que se padece en la actualidad, son motivo de escándalo. Ventas de terrenos a 0,06 céntimos el metro cuadrado son muestra de cómo se puede saquear sin vergüenza los activos del país. Y como siempre, ante el grave problema, la solución irreflexiva, propia de un gobierno sin rumbo y sin ministros, que goza de amplitud presupuestal no por sus esfuerzos sino por los altos precios de los minerales. Ante el escándalo el doctor García anuncia la descentralización del COFOPRI y del PETT, "tienben que ser manejados por las regiones" anuncia con pomposidad.
¿Se imaginan lo que será la titulación en manos de presidentes regionales como César Trelles, del APRA, en Piura o de César Álvarez , del FIM, en Ancash? ¿No se dan cuenta que el problema no son los procedimientos establecidos sino las personas que lo conducen? ¿Cómo sería la titulación en estas épocas electorales de elección de presidentes regionales?
Uno de los pretextos que se argumenta y que parte de lo declarado por un funcionario del COFOPRI, es que tenía 300 expedientes por firmar. Si se le acumulaban los expedientes es por una sencilla razón: estaba dedicado a otra cosa, seguramente a quien beneficiar dolosamente, menos a trabajar, esa sería la razón de la acumulación.
Una vez más, la solución que plantea el gobierno, descentralizar COFOPRI, agravará la situación. Y encima esta "solución" se "discutirá" en el Consejo de Ministros, que por sus antecedentes sabemos que es un grupo de funcionarios dispuestos a dar el amén a lo que indique el jefe de Estado.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Y lo que es peor, el favorito de las encuestas actuales viene con el rabo de paja de comunicore.

en verdad con el nivel de corrupcion que se aprecia el 2016 se puede llegar a estar como en 1989.

no hay pais del mundo que soporte demasiada corrupcion, basta mirar los casos de Argentina (Menem) y EEUU (Guerra de Irak).