Loading...

Google+ Followers

martes, 16 de marzo de 2010

Aceptan renuncia de ministro Aurelio Pastor

Su propio partido le hace ahora cargamontón a Aurelio Pastor cuyo principal error ha sido ser un leal operador del presidente Alan García. Los medios que le exigían su renuncia son los mismos que son condescendientes con un gobierno que hasta ahora goza de una mínima fiscalización. El Comercio nos informa que el Ejecutivo ha renunciado a Aurelio Pastor en tanto La República dice que no habría renunciado sino que "está fuera del gabinete de Justicia".
Sigo pensando que si el ministro Pastor aceleró el proceso de indulto a José Enrique Crousillat no fue por un interés propio sino por delegación directa de los más altos niveles del gobierno. En ese sentido la falta de respaldo de su agrupación, es una expresión de un partido que hace rato dejó de tener temple y personalidad para sólo aceptar sin reflexión los caprichos del doctor Alan García.
Hace unas horas Aurelio Pastor la emprendió contra el Grupo El Comercio. Tal vez su error fue no precisar sino generalizar. Sus compañeros de partido espantados, han marcado distancia con él. Hay que enfrentarse con cualquiera menos con los medios es su lógica, cuando lo correcto es pensar que en una democracia sana los políticos tienen que saber enfrentar los intereses mediáticos que los hay, claro que sí. Los enfrentamientos entre políticos y medios son comunes en las democracias más desarrolladas, pero aquí, donde una política débil se deja avasallar contra los abusos de algunos medios de comunicación, esa actitud constituye un pecado.
En los últimos días leo en varios medios que uno de los errores del presidente Toledo fue no licitar las señales de televisión. Pero los que critican no dicen que fueron ellos mismos los que le hicieron un cargamontón salvaje al ex gobernante para evitar esa subasta.
Un político debe saber que está sometido a la fiscalización y a la crítica pública. Pero eso no significa que debe callar ante lo que considera los abusos de medios de comunicación que, repito, sí protegen intereses económicos en el país.
Hace unos meses fui invitado a Paracas a un seminario sobre medios de comunicación. Y allí, en el ámbito del seminario, más de un hombre de prensa habló del carácter a veces chantajista de algunos medios de comunicación. Lo dijeron en un ámbito cerrado...no lo dicen en público.
Aurelio Pastor tenía que irse. Él como político no sabía que no le quedaba otra opción. Ojalá hubiera renunciado. No merecía la pérdida de confianza de un gobernante como Alan García que no entiende lo que es la lealtad partidaria.

Considero que el tenor de la resolución PCM 075-2010 que indica que Aurelio Pastor fue separado de su cargo como titular del despacho de Justicia, debido a su cuestionada participación en el caso Crousillat, no es justo.

7 comentarios:

Mario Villafuerte Vicencio dijo...

A mi juicio Aurelio Pastor en realidad no es un político inteligente; es simplemente un BÚFALO aprista, ciego servil de AGP. Ha trabajado por el indulto de Crousillat, cumpliendo rigurosamente las órdenes de su ídolo; hasta que ha sido defenestrado.

La salida de Pastor, revela que AGP está empeñadísimo en liberar la mafia fujimontesinista, para tener el máximo apoyo político y financiero para su ansiado propósito de volver el 2016.

Es probable que este gobierno esté tejiendo todas las artimañas para indultar al corrupto ALBERTO FUJIMORI. Las desiciones políticas de AGP hay evaluarlas bajo la hipótesis más desfavorable.

Luis Enrique Alvizuri dijo...

Señor Sheput:

1. Valga su artículo para hacer algunas reflexiones.

2. En primer lugar, preguntarnos qué sentido tiene en una democracia votar por "el mal menor". Yo recuerdo que el señor Fujimori salió elegido porque era "el que menos amenazaba con cambios". Después hemos visto los resultados.

3. Ahora, con este nuevo "mal menor" llamado Alan García, estamos viviendo otra vez las consecuencias de elegir "tapándonos la nariz", ya que, por hacer eso, no pudimos darnos cuenta de cuál era la verdadera podredumbre: la real o la posible.

4. El problema es que sea vecina otra de esas votaciones nefastas para nuestra historia: o Keiko o Humala, o Castañeda o Humala, o Castañeda o Keiko. ¿Eso es democracia, elegir el que menos miedo me da?

5. Creo que se hace urgente poner un alto definitivo y ¡YA! a esta estupidez mediante la intervención de los pocos periodistas que aún quedan (acaba de haber uno menos pues a Augusto Álvarez Rodich, después de hacerle preguntas incómodas al ex ministro Pastor, al día siguiente lo estaban "anunciando" en radio Capital para que no vuelva a molestar al gobierno. Un buen premio consuelo).

6. Eso implica denunciar valientemente a los medios de comunicación actuales de ser solo negocios de grupos empresariales que quieren lucrar con los gobiernos de turno. Se requiere hacer un lavado cerebral a nuestro pueblo para que entienda la diferencia entre informar y manipular. El montesinismo tiene que ser combatido a como dé lugar.

7. Necesitamos entonces encabezar jornadas de lucha por la honradez y la claridad, rechazando al mismo tiempo cosas tan enraizadas entre nosotros como las de "No importa que robe sino que haga obra" o "Todo político es un ladrón y mentiroso, por eso no voy a votar".

8. Invoco a usted, señor Sheput, a tomar el toro por las hastas y denunciar abiertamente estos males que hoy son el cáncer que contamina el alma de nuestra nación, la cual se resigna cada día más a creer que la corrupción es buena porque rinde buenos negocios y que los Derechos Humanos, así como las ideas y la honradez, son solo "cojudeces" (parafraseando a cierto religioso de ingrata recordación).

Muchas gracias.

Manito.de.cuy dijo...

La actividad política tiene ciertas reglas que la razón no comprende. Una metida de pata, merece, en beneficio de la viabilidad política, una "sanción" que el actor del error debe asumir personalmente. Así son las reglas, y el que no las acepta, pues debe dedicarse a otro negocio.

Aurelio Pastor, por mandato expreso de su lider, urdió todo un tinglado con la finalidad de propiciar el "indulto" de un conocido mafioso fujimontesinista. Es un secreto a voces que no fue por iniciativa propia sino como resultado de un plan diligentemente diseñado por el gran jefe.

Desmontado el plan, por la presión de la opinión pública, y al quedar en evidencia la maniobra, el ex-ministro no tuvo mejor idea que dirigirse a su partido a fin de "orquestar" algún tipo de apoyo de sus huestes partidarias, ya que presagiaba que el "generoso" lider iba a aplicarle furibundo puntapié en las sentaderas. Dicha maniobra, pareció disgustar aun más al lider, por que de inmediato, y sin anestesia, decidió firmar la resolución de su expulsión del gabinete.

Corolario de ello es que la lealtad para el "número uno" es un asunto absolutamente asimétrico. Me debes lealtad, pero a ti yo no te debo nada. Esa es la lógica que preside el pensamiento del gran barrigón.

La lectura, para el común de los mortales, es que el "número uno", como diría Churchill respecto de Inglaterra, no tiene amigos, sólo tiene intereses.

Una lástima para Pastor, por que se pensaba una especie de delfin del gran lider, pero una buena noticia para la ciudadanía, por que se ha librado, por el momento, de un tipo sin las agallas ni el valor para hacer frente a los latrocinios urdidos por el gordinflón de palacio.

Ojalá que el nuevo secretario, perdón, Ministro, sea mas consecuente con los requerimientos ciudadanos y no tanto con los intereses mafiosos, que, a todas luces, se viene poniendo en evidencia en los estertores del gobierno de la estrella.


MANGA DE SINVERGUENZAS !!!

QUE SE VAYAN TODOS!!!
QUE SE VAYAN YA!!!

Anónimo dijo...

1- se dijo que una comision integrada por medicos del incor, ministerio de salud y del inpe iban a verificar los diagnosticos y el estado de salud de croussillat, para determinar si hubo fraude o no.
2- finalmente se anulo el indulto sin opinion de la comision. el decreto supremo no esta motivado, es subjetivo. al parecer hubo presion para que salga cuanto antes, por eso sus errores

jca dijo...

¿No es justo? Así terminan los tipos que sabiendo que están procediendo antiéticamente (por decir lo más suave) prosiguen en un entuerto (las órdenes chuecas de un jefe no justifican el proceder chueco de un subordinado). Me hace recordar el caso de un trabajador que abusaba con los empleados en el tema de sus derechos laborales: un dia cayo en desgracia y fue despedido. Recien alli comenzo a vociferar que su empresa habia venido cometiendo abusos con los trabajadores... pero mientras el se sentia un empleado de confianza no dijo nada.

Anónimo dijo...

No renunció lo echaron

Anónimo dijo...

Un blog que censura la libertad de expresión, mejor escribe de espectáculos y no de política, sólo los antidemócratas coartan la libertad de expresión.