Loading...

Google+ Followers

lunes, 23 de noviembre de 2009

Chile no necesita espías: Procesos Estratègicos en manos de consorcios chilenos

Digno de Ripley. Chile no necesita de espìas para saber cual es la estructura del Estado peruano. En un acto que desnuda las grandes contradicciones del paìs y de la forma como se comportan sus poderes fàcticos, el gobierno del doctor Alan Garcìa entrega a un consorcio la elaboraciòn de "un diagnóstico de las unidades de recursos humanos de la administración pública” por casi 110 mil dólares (sin IGV) por espacio de tres meses.
Aquí se demuestra la gigantesca ingenuidad e incompetencia del gobierno aprista y su ignorancia respecto a cómo se comporta el Estado chileno.
El consorcio chileno tendrá, y encima le pagarán, acceso a información privilegiada. No sólo sabrá las funciones de cada puesto sino la estructura del mismo y las capacidades. Si de fortalezas se trata las conocerá. Y si de debilidades padecemos las identificará. Todo un caramelo de información estratégica en manos chilenas.
Esto demuestra fundamentalmente que las quejas públicas del doctor Alan García no son sino máscaras verbales que esconden su continuo entreguismo. Se sigue concesionando en favor de Chile y se sigue entregando por los canales oficiales información a Chile. Esta actitud, en un momento tan especial, en algún momento deberá ser sancionada.
La señora Nuria Sparch, que sustenta su posición en el oportuno manejo de medios de comunicaciòn, ya fue cuestionada durante su paso por el Ministerio de Defensa según informa el diario Expreso. Ahora permite que expertos chilenos ingresen directamente a recopilar información estratégica del mismo núcleo de la administración pública peruana.
Pero eso no es todo. Chile también tendrá acceso a información privilegiada en el Sistema de Compras del Perú. El ex SEACE, ahora OSCE acaba de ser adjudicado a la empresa consultora EVERIS Chile, con lo cual los chilenos podrían enterarse de todas las necesidades logísticas del Estado Peruano. ¿Necesitan espìas? Los funcionarios involucrados en estas licitaciones deben ser investigados.
Por otro lado, este 7 de diciembre, Chile podrìa tener aceso a informaciòn informática privilegiada. En efecto, el switch transaccional del Estado podrìa caer en manos de consorcios chileno en el proceso "Servicio de Consultoría para la Modernización de los Servicios Administrativos del Estado Peruano, para mejorar la atención a los ciudadanos y empresas a nivel nacional; incluye la adquisición de bienes, software comercial, software aplicativo y servicios conexos" , aquí hay 3 empresas chilenas: Everis-Chile, Adexus e Indra-Chile además del Telefónica-Microsoft, J-Evans e IBM (en total 6 empresas). Presentarán ofertas el 7 de Diciembre.
Realmente es vergonzoso el papel que viene jugando el actual gobierno aprista. Serán recordados por la Historia.

2 comentarios:

JORGE LUIS MARTINEZ dijo...

Increible, realmente me parece increible e inverosímil que el actual gobierno haga todo lo que viene haciendo, primero con nuestros recursos y después con el entreguismo de nuestra soberanía no sólo física con las concesiones en puertos y líneas aéreas a los vecinos del sur, sino ahora también brinda información clasificada de nuestras instituciones públicas y sus requerimientos, que tal concha la del aprismo y lo que más sorprende es que ninguna entidad de control diga algo al respecto, estamos peor que con fujimori, estos pillos manejan al país a su antojo,controlan la totalidad de las instituciones del estado y manejan en 99% a la prensa peruana, y pensar que aún quedan para beneplácito y saliva de este gobierno 21 meses de gobierno para terminar de saquear al país, y seguro después del cambio de gobierno nada les pasará a estos funcionarios y autoridades que hacen lo que quieren con el país, que desgracia.

Enrique Odar Rojas dijo...

No es ignorancia aprista señor Sheput, es la más estúpida arrogancia de la que es capaz un ser humano. Estamos a la cola de latinoamérica, ya Bolivia renunció a ser nuestra chacha cama adentro y ahora ocupamos el tristísimo último lugar en casi todo; pero el señor García dice que por envidia nos espían, porque les duele que estemos mejorando es que quieren saber nuestros secretos militares. No me explico la actitud del presidente ni la de su círculo más cercano. Es peligrosamente anormal la forma en que se está manejando el gobierno y el Estado.