Loading...

Google+ Followers

martes, 28 de julio de 2009

Derecho de réplica: Carta de Marco Parra

A raíz de una entrada nuestra del 5 de abril del 2009 el teniente alcalde de Lima Marco Parra nos ha enviado una carta notarial, la cual nos ha llegado en una fecha inusual -en medio de las Fiestas de la Patria- la cual reproducimos en toda su extensión, en concordancia con el derecho constitucional que le asiste a dicho funcionario público en su calidad de aclaración y réplica. Los que deseen pueden leer la carta completa a continuación:






Como verán en la carta, Marco Parra hace una interpretación de lo que nosotros escribimos, es decir no se ajusta al texto respectivo que aparece en nuestro blog. Definir una actitud y una forma de actuar no es calificar. Pero en todo caso el funcionario Parra es libre de hacer las interpretaciones que crea conveniente. En nuestro blog hemos procedido a comentar información pública aparecida en diversos medios de comunicación como Caretas y Perú 21. En todo caso el funcionario Parra debería exigir la rectificación respectiva a los medios de comunicación mencionados.

Nosotros en este blog seguiremos en nuestra línea de crítica y fiscalización para lo cual estamos asistidos por la Constitución de la República. Si el Secretario General de Solidaridad Nacional Marco Parra desea judicializar nuestra posición política pues es libre de hacerlo. Si el Secretario General de Solidaridad Nacional hace una interpretación libre de lo escrito y se siente ofendido por ello es consecuencia de su propia interpretación y también está en su derecho. Sería mejor aún si plantea una clara línea divisoria entre sus intereses personales, su cargo político y su función pública como secretario general de un partido que aspira a gobernar el Perú y a continuar administrando los destinos de la ciudad de Lima.







2 comentarios:

Anónimo dijo...

EXIGO?? Parece que el Sr. Parra tiene problemas con el lenguaje ....

Amelia dijo...

Juan te he escrito a tu correo sobre unas perlazas de este sujeto que es un indeseable y que merece estar en la cércel.