Loading...

Google+ Followers

miércoles, 22 de julio de 2009

Nuevamente la Operación Cóndor y los crímenes de lesa humanidad en América Latina

Como sabemos durante la década de los 70, algunas dictaduras de América Latina se unieron en la denominada Operación Cóndor, para desaparecer, torturar o asesinar a miembros de la oposición.
Hoy casi 40 años después, las democracias de América Latina se unen para descubrir la verdad de todos esos crímenes de lesa humanidad que se cometieron en aquel tiempo.

Entre 1977 y 1983, familiares de desaparecidos, sacerdotes y organizaciones de derechos humanos de Argentina recurrieron al arzobispo de Sâo Paulo, Evaristo Arns, para denunciar los crímenes que se cometían en su país. En la Archidiócesis de Buenos Aires no encontraban amparo; incluso sospechaban de su complicidad con el régimen militar. En cambio, Arns estaba comprometido con la causa de los perseguidos y en su arzobispado funcionaba la organización Clamor, que recogía testimonios de las violaciones de los derechos humanos en toda Latinoamérica, en especial en Argentina, Chile y Uruguay. Allí trabajaba la hermana del prelado, Zilda Arns. Clamor confeccionó una de las primeras listas de desaparecidos argentinos, que según las organizaciones de derechos humanos sumaron unos 30.000.
En el Perú la sombra de los hechos del Frontón y más recientemente los desaparecidos en las matanzas de Bagua reacen sobre la responsabilidad del presidente Alan García Pérez y algunos de los ministros o fucnionarios que lo rodean. Es un asunto pendiente que algún día se tendrá que investigar. Y si hay algún peruano que duda de la forma como fueron reprimidos inocentes civiles por órdenes del doctor Alan García, los invito a ver el siguiente vídeo tomado del programa Enemigos Íntimos y referenciado del blog de César Vásquez Bazán:


El artículo completo, tomado del diario El País, a continuación:

5 comentarios:

Jhony Huaman Tomanguilla dijo...

Como habitantes de la región Amazonas, nos es indignante observar las imágenes del genocidio realizado en el reposo y la curva del diablo, las imágenes del desalojo hablan por si solas y muchos hermanos nativos en su ignorancia manifiestan escalofriantes escenas de dolor ante los periodistas por la muerte de sus familiares y según la opinión de casi toda la población de Bagua el toque de queda declarada por el presidente García ha sido para desaparecer todo tipo de cadáveres encontrados alrededor de la zona de conflicto incluso se a llevado a los hermanos nativos en helicopteros y se los a desaparecido en el río Marañon, como consecuencia del tiroteo de la policía los nativos también reaccionaron como toda persona. En las imágenes se observa la masacre brutal de la policía a unos indígenas y los muertos esparcidos al borde de la carretera los disparos a quemarropa de la policía. Creo señor Sheput que este acto de genocidio tiene alcanzar justicia cuando termina este gobierno, tanto abuso y soberbia no puede quedar así. Como docentes nos hemos solidarizado con una lucha justa que tenían las comunidades nativas y cremos que el partido de gobierno tiene que responder ante los tribunales por los crímenes cometidos.

Enrique Odar Rojas dijo...

Cada vez que veo, leo o escucho algo sobre la tragedia de Bagua se me agolpan una serie de sentimientos encontrados. Si me indigno tanto como nuestros hermanos nativos, por la tan increible como evidente política vende patria de este gobierno ¿por qué no estuve ahí, apoyándolos? ¿Por qué los que estamos en Lima mirando comodamente los videos de algo que nunca debió pasar, no hacemos nada por que cambien las cosas? El señor García está muy mal en casi todo lo que hace. ¿Estará bién que continúe?. ¿Como si nada?

Anónimo dijo...

Interesante Sr. Sheput, lo ùnico que me gustaría su opinión sobre la cantidad de desaparecidos e Bagua

Mario Villafuerte Vicencio dijo...

En el Perú, debemos exigir que la violación de los derechos humanos en el caso Bagua sea investigado y sancionado los responsables. No permitamos que el más grande crimen ocurrido en este segundo gobierno aprista, quede impune.

Anónimo dijo...

Solo la PENA de MUERTE puede detener a Alan y su Banda de asesinos y corruptos.Estando vivo seguira jodiendo y enganando a la gente con sus charlas embrolladoras en las cuales cayeron hipnotizados infinidad de peruanos que creyeron pero que la realidad demostro lo contrario.Es un enemigo nato de las mayorias ciudadanas del Peru.Y un consumado LADRON.