Loading...

Google+ Followers

domingo, 7 de junio de 2009

Masacre en Bagua: Urge Comisión Especial, Cruz Roja y corresponsales deben viajar a la Selva

El gobierno de Alan García insiste en vender su propia y única versión de los hechos de la Selva. A ello contribuye que la zona selvática es un lugar de difícil acceso. Pero hay demasiadas dudas, grandes dudas respecto a lo que en realidad ha sucedido en Bagua. La principal, que hasta la fecha no se sepa con exactitud el número de muertos de uno u otro sector, sea el de policías o nativos y civiles, lo cual es dramático e inadmisible, pues se tejen muchas conjeturas sobre el particular. Por ello es urgente que viajen corresponsales de prensa locales y extranjeros a la zona, la Cruz Roja y funcionarios como los miembros de la Defensoría del Pueblo y fuerzas políticas. Todo parece indicar que los hechos no son como señala el gobierno. Indicaremos por qué:
1. Hay un comportamiento recurrente en el doctor García de aplacar a sangre y fuego cualquier tipo de protesta. Esto se remonta al Frontón y durante este gobierno con la complicicidad de sus ministros como Yehude Simon o Mercedes Cabanillas, las represiones han sido violentas, con muertos, en situaciones confusas y jamás aclaradas. Allí tenemos los casos de las muertes de civiles y campesinos en el bosque de Pomac, en Barranca, en Ayacucho y ahora la masacre de policías y nativos amazónicos en Bagua.
2. El señor Yehude Simon y la ministra Mercedes Cabanillas están acusando sin pruebas a Alberto Pizango. Esta actitud es especialmente penosa en el caso de Yehude Simon quien vivió en carne propia las acusaciones sin pruebas de Fujimori que, como se sabe, lo llevaron a padecer encarcelamiento injusto. Por su necesidad de "hacerse conocido" Yehude Simon no duda en ser cómplice servil del autoritarismo y poca capacidad reflexiva del doctor Alan García.
3. Jamás ha estado en peligro el Estado peruano, por lo tanto NO tiene porque haber una unión de todos los políticos en contra de los nativos amazónicos. Eso es falso. No ha estado en juego el régimen democrático. Esa es una mentira de Alan García y sus ministros para lograr sentimientos de solidaridad. Lo que hay es la insistencia irreflexiva y prepotente del doctor García en unos decretos legislativos que sólo favorecen a intereses económicos vaya usted a saber por qué.
4. Yehude Simon ha lanzado amenazas veladas contra los bloggers. Nada más falso. Lo que tiene Simon es temor que a él se le acuse de violación de derechos humanos, a él y su gabinete. Los bloggers, tal y como lo dijo Ángel Páez en el excelente programa germano Quádriga, escriben e informan lo que la gran prensa no quiere informar, por eso son incómodos. Y Ángel lo dijo refiriéndose al Perú, país donde la mermelada, ese antiético e inmoral incentivo mediático que existe en todos los países, ha llegado a niveles particularmente grotescos.
5.Nos apena mucho lo sucedido con la familia policial, héroes anónimos de la defensa de nuestros derechos. Nos apena también la muerte de hermanos de las etnias aguaruna y machiguenga. Pero la culpa no es de los nativos. Es del comportamiento irracional del gobierno y de su incompetencia para gobernar. Y eso lo saben, perfectamente, los generales y oficiales que rodean a Yehude Simon y Mercedes Cabanillas.
Ver:
Yehude Simon acusa a Pizango sin pruebas. Lo mismo hizo Fujimori con él. Triste final para un presidente regional que jugó a ser Premier.

5 comentarios:

FRANCISCO L. dijo...

AHORA VIENE LA LIMPIEZA ÉTNICA DEL APRA (Primera Parte)

El gobierno aprista miente.
Miente cuando da su cifra oficial de muertos.
El Gobierno pretende aparecer como la victima de un complot de extremistas y culpa al dirigente Alberto Pizango de toda esta tragedia, para eso se escuda en los 23 policías muertos, de cuya responsabilidad pretende excluirse.
Que absurdo, como si la muerte de estos policías peruanos no fueran nuestros muertos al igual que la población civil de las comunidades nativas y de los pobladores de Bagua.
Miente al no decir como empezaron los hechos, no menciona por qué mandaron al sacrificio a estos policías, no hacen ni una leve autocrítica a la estrategia empleada y tampoco admiten su responsabilidad en esta matanza espantosa.
Su torpeza, estupidez e incapacidad es tan grande, que fue este Gobierno Aprista quien ordenó el inicio del ataque desde el aire, sin considerar que habían policías en la carretera, lanzaron bombas lacrimógenas y ametrallaron a los 2,000 nativos que estaban apostados en el tramo de la Curva del Diablo, la reacción de estos pobladores al sentirse agredidos fue irse contra los policías que se encontraban en la carretera con sus lanzas y flechas, les sobrepasaron, les arrebataron sus armas y los victimaron.
Fue algo parecido al Moqueguazo, solamente que en esa oportunidad el General PNP Alberto Jordán se entregó como rehén e impidió que la policía inicie el ataque desde el aire, de ese modo calmó los ánimos y evitó así una matanza de enormes proporciones, cual fue el pago entonces, su destitución.
En Bagua se cometió torpeza tras torpeza, lo que desató una vorágine de sangre entre policías y nativos, a los que luego se sumó la población civil dentro de la ciudad.
Pero esa torpeza fue la causa para que 23 policías y una cantidad incalculable de nativos y pobladores civiles, pierdan la vida.
¿Quienes son los responsables?
Pues Alan García, Yehude Simon y Mercedes Cabanillas, quienes por persistir en sus oscuros intereses, nunca buscaron una solución al conflicto.
Ahora, pretenden ocultar las cifras de civiles y de nativos muertos, solamente presenta a los policías caídos, utilizando a sus dolidas familias.
¿Con que fin hacen esto?
Pues para ganarse a la opinión pública y de ese modo blanquear su incapacidad para resolver los problemas sociales, para camuflar su desprecio por la vida humana y de ese modo liberarse de un juicio por delito de lesa humanidad.
Solo así puede entenderse por qué los muertos civiles que presenta son aquellos que cayeron principalmente en la ciudad de Bagua Chica, aquellos que no pudo ocultar porque en su mayoría son “mestizos” (como así se los llama) y no nativos.
Lo que ocurrió es que la población civil de Bagua luego del ataque inicial de la policía, se solidarizó con la protesta y salieron a las calles, esto nos dice a todas luces cual es la catadura moral de este gobierno aprista, para el cual, los nativos muertos no cuentan porque los consideran como ciudadanos de segunda clase.
Ahora tratan de lavarse las manos manchadas con sangre, por eso han militarizado la zona en conflicto con la intención de desaparecer a los muertos y todas las evidencias, piensan que presentando solamente a los policías caídos y diciendo que fueron en mayor número que los civiles, que los culpables de todo han sido los dirigentes nativos quienes azuzados por extremistas, complotaron contra la democracia.
Por qué se atribuye al dirigente nativo Alberto Pizango toda la responsabilidad si el se encontraba en Lima y no en Bagua, por qué se le persigue, si el era el negociador por la parte de las comunidades nativas, acaso pretendían que se venda y traicione a su gente. El cumplió a cabalidad su misión encomendada, exigir la derogatoria de esos Decretos Legislativos que tarde o temprano serán derogados.

FRANCISCO L. dijo...

AHORA VIENE LA LIMPIEZA ÉTNICA DEL APRA (Segunda Parte)

Por otro lado, si se quisiera aplicar la misma lógica, por qué no se habla de los responsables por parte del gobierno, quienes dilataron y boicotearon todo este proceso de negociaciones que era más una mecida, por qué no hablan de las órdenes que impartió Alan García a sus ministros para que actúen, es decir que tiren bala; por qué no se habla de las maniobras dilatorias y tinterillezcas de Javier “cacaseno” Velásquez Quesquén, por qué no se habla de los fujimoristas y pepecistas que le hicieron la corte al APRA para no derogar los Decretos Legislativos en el Congreso.
Otra arista de la estrategia del gobierno aprista para tapar este genocidio, se está dando en el control de los medios de comunicación mediante la compra de su “autocensura”, todos los canales de televisión, diarios y radios, con algunas honrosas excepciones, propalan al unísono las notas de prensa del gobierno con la intención de exculparse y presentarse como las víctimas.
Basta leer El Comercio, para el cual es más importante el honor de la selección en las eliminatorias, o escuchar RPP que un poco más y su reportero le alcanza el pañuelo a Mercedes Cabanillas para que enjugue sus lágrimas de cocodrilo y se despida sonriendo y diciéndoles “gracias chicos”, o a CPN cuyos periodistas se indignan más que los mismos ministros apristas y ni que decir de los canales de televisión para quienes toda esta desgracia se reduce a la muerte solamente de los policías.
Este coro de la prensa monocorde se parece mucho a lo que decían estos medios cuando se produjo la matanza de los penales, cuando se dio lo de la Cantuta y Barrios Altos.
Por que no entrevistan a los familiares de estos policías caídos para que indaguen la verdad de los hechos, cuales eran los temores de estos policías, el abandono en el que estaban y como les ordenaron actuar.
Por qué no hablan de los policías francotiradores, por qué no se detienen en advertir que todos los heridos y muertos civiles y nativos tienen impacto de bala, por qué no dicen que la policía tiró a matar.
Sin embargo, como no se puede tapar el sol con un dedo, sabemos que la verdad saldrá a flote y entonces recién se comprenderá la magnitud de esta tragedia.
Esperamos que la Defensora del Pueblo esté a la altura de las circunstancias y no le tiemble la mano cuando tenga que esclarecer los hechos ocurridos, tampoco debe impedirse el acceso a los organismos de derechos humanos nacionales e internacionales.
Pero lo más grave, es lo que se avecina, es el siguiente capítulo de esta crónica de un negociado anunciado, cuyo plan se llama “limpieza étnica” y que pretende implementar el gobierno aprista para que prosiga su plan de entrega de estas extensas tierras a capitales foráneos.
Para esto, implementará su política ya conocida y que es judicializar el problema con las comunidades nativas, encarcelará a los dirigentes, dejará que unos se asilen, a otros los aislará hasta el desarraigo para acallar sus protestas, también acosará a las ONG que preservan y luchan por el cuidado del medio ambiente, silenciará los medios de comunicación locales.
Es tarea de todos los peruanos de bien, impedir que esto ocurra. Desde ahora mismo se debe exigir la derogatoria de estos Decretos Legislativos que fueron la causa de este conflicto y que es de exclusiva responsabilidad del gobierno aprista.
Es hora que todos aquellos que pretenden presentarse como candidatos el 2010 o el 2011 (si no lo hace antes el congreso), se comprometan públicamente a derogarlos el mismo 28 de julio del 2011.
Es hora de respetar a las comunidades nativas del Perú, su dignidad como peruanos, su derecho a vivir en paz, como ellos desean hacerlo, en sus tierras, con su cultura, con sus costumbres y sus tradiciones, es obligación que todos debemos cuidar.

búfalo dijo...

Este es un infeliz más de los del gobierno asesino de garcía. Ha sacarlo a patadas de palacio. Los diarios serviles la razón, expreso, correo y ahora también peru 21, echan la culpa a los nativos. Canallas de mierda, cuanto estarán pagando los búfalos para mentir?

Luis Enrique Alvizuri dijo...

Señor Sheput:

1. Y un comentario adicional que pasa inadvertido por la magnitud de la tragedia: se viene el cierre de radioemisoras locales.

2. El gobierno, no contento con la toma de control de Panamericana (una forma legalista y velada de estatización) ahora, con el argumento de haber propiciado "el vandalismo y la subversión" va a proceder a cancelar las licencias de aquellas radiomerisoras de la zona que estuvieron "azuzando" al pueblo a levantarse contra el gobierno.

3. Esto se suma a los cierres que se produjeron en Moquegua y en Pisco el año pasado, tema que por supuesto la prensa oficial ha callado en todos los idiomas.

4. Mucha alharaca se hace con las amenazas de Chávez de no renovarle la licencia a Globovisión (por incitar al magnicidio y al golpe de Estado en un gobierno legítimamente elegido) y nada se dice de lo que pasa aquí. ¿Qué pasa con Vargas Llosa que hasta ahora no dice nada? Interesante ¿no?

Muchas gracias.

Anónimo dijo...

La policia están quemando cuerpos y lanzandolos al rio.
¿Será en defensa propia? Claramente NO lo es, sino para que no se sepa la verdad de lo que sucede.

_____________________________

Jaén: Vicaría pide que militares expliquen por qué heridos y muertos civiles son trasladados sospechosamente al Cuartel ‘El Milagro’

FUENTE: http://www.ideeleradio.org.pe/look/portal/article.tpl?IdLanguage=13&IdPublication=7&NrIssue=64&NrSection=50&NrArticle=24971

_______________________________________

Denuncian que policía estaría quemando cadáveres de amazónicos

FUENTE: http://www.cnr.org.pe/noticia.php?id=26461

_______________________________

Acá hay más información (en la columna de la derecha, donde dice "Ultimas noticias"): http://peru.indymedia.org
Yo leí los artículos anteriores en esa página.