Loading...

Google+ Followers

miércoles, 13 de mayo de 2009

Crisis las de antes dicen los expertos

Cuando un grupo de expertos en mercado y economía se reunen y dicen en un foro organizado por Apoyo Consultoría que "crisis eran las de antes", me recuerda a la actitud del ministerio de Salud que ha bajado la guardia en la gripe porcina. En ambos casos se canta victoria antes de tiempo. Por ello me sorprende leer lo siguiente en una nota de Perú 21:

El Perú no atraviesa una crisis económica real y la confianza del consumidor no se ha deteriorado. Inclusive, tres de cada cuatro empresas pretenden seguir creciendo y, a pesar de que las perspectivas de abril son moderadas, el consenso del sector privado es continuar invirtiendo en el país.


¿El Perú no atraviesa una crisis económica real? ¿se puede asegurar esto?. Hace veinte años el grupo Apoyo patentó la frase "pichicateando la economía" que se refería a los esfuerzos de gasto público que se hacía inyectando dinero en el mercado. En estos días se viene haciendo lo mismo. Hay, vía gasto público, una inyección de dinero que causa una apariencia positiva cuando aún no se han sentido el peso de la crisis. Por lo pronto el Ministerio de Economía y Finanzas ha reducido en 8,000 millones de dólares el presupuesto de la república, la tributación ha descendido, las colocaciones disminuido y la morosidad aumentado. La campaña del día de la Madre ha sido muy pobre y todo parece indicar que la moderación preventiva en el consumo continuará. Por otro lado las cifras de los organismos públicos son dignas de sospecha. Y aún así ¿se dice que no hay crisis?.
Un país manipulado en su información puede soportar una recesión. Durante los dos últimos años de Alberto Fujimori se cayeron las exportaciones, la tributación, los servicios públicos se deterioraron, cayó el empleo y muchas empresas quebraron, sin embargo gracias a la dádiva a los sectores más necesitados y a la manipulación de los medios de comunicación, la gente ni se dio cuenta de la situación. Algo similar puede estar sucediendo ahora lo cual nos da un escenario de calma en el corto plazo pero pone en aprietos al país en el futuro cercano.