Loading...

Google+ Followers

lunes, 6 de abril de 2009

Valiente y digno alegato de Eliane Karp en la Universidad de Yale: "devuelvan nuestras piezas"

Hiram Bingham pidió a Yale en 1916 que devuelvan las piezas de Machu Picchu al Perú

EFE
Actualizado 06-04-2009 21:29 CET
Washington.- El descubridor de Machu Picchu, Hiram Bingham, envió una carta en 1916 a la Universidad de Yale para que devolviera a Perú las piezas que éste encontró en la ciudad sagrada, un documento que presentó hoy Eliane Karp-Toledo, ex primera dama de Perú.
"Es algo que nos pertenece y que nos tienen que devolver", dijo a Efe la ex primera dama de Perú, esposa de Alejandro Toledo, ahora profesora de Antropología en Stanford, que abandera una campaña para recuperar las piezas que fueron trasladadas hace casi un siglo a la Universidad de Yale.
Precisamente los alumnos de la organización Yale Political Union han invitado a Karp a su Universidad, hasta donde ha llevado copias de los documentos que, dijo, demuestran que "todos los objetos tienen que ser devueltos a Perú".
"Tenemos una serie de documentos que se han mencionado pero no se han presentado ante el público", como un contrato por Bingham y la National Geographic Society -que financió la expedición- con el Gobierno de Perú en enero de 1916 en el que se establece un periodo para su devolución.
El Gobierno peruano indica que esas piezas eran un préstamo para que la institución investigara durante un máximo de 18 meses, por lo que deberían haber sido devueltas en junio de 1917.
Noventa y dos años más tarde, explicó Karp-Toledo, Yale alega que estos decretos ya caducaron y se amparan en tecnicismos legales que "les va a ser imposible de defender".
"Los objetos encontrados en Machu Picchu no nos pertenecen a nosotros, sino al Gobierno peruano, que nos permitió sacarlos del país con la condición de que fueran devueltos", dice un extracto de la carta que envió Bingham en noviembre de 1916 a Gilbert H. Grosvenor, director de la National Geographic Society.
A juicio de la señora Toledo, la posición de Yale es "insostenible" en este mundo globalizado "cuando otros países han logrado el retorno de sus piezas".
El profesor de Yale Hiram Bingham llegó a Machu Picchu en 1911 guiado por pobladores locales e instaló una base para hacer excavaciones en el lugar. Un año después el arqueólogo se llevó cientos de piezas del lugar y las dejó en su universidad, que durante años ha negado que sean propiedad peruana.
La polémica se reavivó el pasado febrero cuando la ex primera dama criticó en un artículo en el New York Times la gestión de Perú ante un intento de acuerdo con Yale.
Según la antropóloga de origen belga, el memorándum de entendimiento que firmó en 2007 el ministro peruano Hernán Garrido Lecca no reconocía la propiedad peruana de la colección y negaba el derecho al país andino a realizar su propio inventario de las piezas.
"Quiero presentar estos documentos que nunca se habían presentado, porque lo que da lástima es la forma un tanto secreta con la cual se han conducido todas estas discusiones desde que el Perú asume firmar el memorándum de entendimiento", señaló.
La Universidad de Yale ha reconocido que tiene en sus archivos 5.000 piezas de aquella expedición, de las que tan sólo 300 están expuestas en un museo y el resto, según Karp, "permanece almacenado en cajas en unas condiciones pésimas".
El legado contiene huesos humanos, telas, vasijas, objetos rituales y de metal, incluso flora y fauna que podrían no sólo pertenecer a Machu Picchu, sino también a otros asentamientos cercanos a la ciudad de Cuzco.
El asunto está actualmente en los tribunales estadounidenses. Finalmente el Gobierno de Alan García no ha aceptado el memorándum y ha demandado a la Universidad de Yale en las cortes estadounidenses exigiendo la devolución de las piezas arqueológicas.
La mejor solución, según Karp, sería llegar a un acuerdo entre las partes que sea producto de una negociación, "en la que Yale reconozca de forma incondicional que Perú es el único propietario de estas piezas y que deben regresar inmediatamente".
A partir de ahí y, "una vez que las piezas estuvieran en camino", se mostró partidaria de que se llegara a algún acuerdo de cooperación académica como se hace con otros países.
La intención de Perú es construir un museo histórico en Cuzco donde se expondrían las piezas que actualmente posee el Gobierno peruano además de los miles de objetos de Yale, que contribuirían a esclarecer los misterios del lugar sagrado.

Ex primera dama de Perú reclama piezas a Yale
Eliane Karp-Toledo criticó el hecho de que la universidad estadounidense no quiera devolver los objetos de Machu Picchu que están en su poder desde 1911

El Universal

Nueva York, Lunes 06 de abril de 2009 14:24

La ex primera dama del Perú Eliane Karp-Toledo criticó el lunes el secreto y la falta de transparencia con que se manejó la Universidad de Yale para aferrarse a miles de piezas de la ciudadela inca de Machu Picchu, al tiempo que reconoció la libertad académica que permite plantear su reclamo en la misma casa de estudios.
``Están insultando la soberanía y la autoestima de nuestro país``, explicó a la AP la doctora Karp-Toledo, que lleva meses intentando que la universidad devuelva las piezas al Perú. ``Gran parte de este debate se realizó sin transparencia. Hay mucha confusión. Y en el debate no tiene participación el pueblo peruano``.

Por ese mismo motivo, Karp-Toledo dijo sentirse agradecida de que los estudiantes de la universidad la invitaran a hablar sobre su lucha por la devolución de los artefactos el lunes por la noche, en una de las salas del prestigioso centro de estudios de New Haven, en el estado Connecticut.

``Es un ejemplo de libertada académica``, señaló la doctora, que es profesora visitante del Departamento de Antropología de la Universidad de Stanford. ``Me hubiera gustado haber debatido también con la administración de la universidad. Me da pena que eso no ocurra. Esto ha de ser un debate público, no algo que la universidad se saque de la manga``.

La disputa entre Yale y el gobierno peruano aterrizó en las cortes estadounidenses a finales del 2008, cuando Perú presentó una demanda judicial contra la universidad para recuperar miles de piezas de la ciudadela inca.

Yale posee cerámicas, textiles, huesos y momias que extrajo de Machu Picchu el explorador estadounidense Hiram Bingham, señalado como el descubridor de Machu Picchu en 1911 y quién envió las piezas a la universidad en 1916.

Perú exigió a Yale en el 2001, y más adelante en el 2006, que devolviera la colección de artefactos argumentando que forma parte de su patrimonio cultural.

``¿Por qué es tan complicado para Yale reconocer esto?``, preguntó Karp-Toledo. ``Se han de dar cuenta de que no tienen argumentos legales válidos. Han de reconocer la propiedad indiscutible de las piezas``.

El año pasado ambos bandos firmaron un memorando de entendimiento por el que se acordó la devolución de algunas piezas y se ofreció al Perú el título legal de todos los artefactos. Pero antes de llegar a un acuerdo final, Perú exigió la devolución de la totalidad de los objetos.

La disputa se centra en la devolución de unas 4 mil piezas arqueológicas, a pesar de que recientemente el gobierno peruano indicó que son unas 46 mil.

Karp-Toledo anunció que presentará a los estudiantes de Yale la correspondencia entre Bingham y la National Geographic Society que financió su expedición. Las cartas demuestran que la sociedad ``reconoce la propiedad de los artefactos como del Perú`` y deja claro que los objetos son un préstamo que hace el país y que han de ser devueltos en un plazo de 18 meses, afirmó la doctora. El plazo vencía en junio de 1917, señaló.

Otros documentos presentados incluirán dos cartas del antiguo Ministerio de Instrucción Pública peruano otorgando permisos de exportación de las piezas y su devolución en plazos específicos de tiempo. Karp-Toledo inició su lucha por las piezas en febrero del 2008, cuando publicó en el New York Times el artículo ``Los tesoros perdidos de Machu Picchu``, donde describió el memorando de entendimiento como un documento perjudicial para Perú.

Tom Conroy, de la oficina de relaciones públicas de la universidad, dijo el lunes a la AP que Yale no divulgó ningún comunicado en respuesta a la visita de Karp-Toledo. La universidad expresó su ``decepción`` respecto a la demanda judicial en su portal de internet, donde argumenta que el caso no tiene vigencia legal.

``El principal interés de Yale es mantener la posibilidad de que instituciones educativas e individuos estudien civilizaciones antiguas como la cultura inca, de la misma manera que lo han venido haciendo estudiosos con la colección del Museo Peabody``, manifiesta la universidad, en español.

La ciudadela de Machu Picchu es un importante atractivo turístico de Perú y se ubica en Cusco, a unos 570 kilómetros al sureste de Lima.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Leí el artículo de la señora Eliane Karp del New York Times. Indudablemente hay que ser mezquino para no reconocer y aplaudir lo que está haciendo la esposa de Toledo por el patrimonio nacional.

Muy a su forma de ser, Eliane, directa y enérgica llamó a las cosas por su nombre. Dijo, por ejemplo, que de consumarse este atropello, se trataría de un ROBO..!

Con todo el incienso académico que se merece Yale, lo que estan haciendo sus directivos con su empecinamiento y absurdas evasivas es usufructuar algo que legalmente no le pertenece, es vergonzoso.

Y no sólo eso:

Con su arbitraria conducta Yale está negando a los estudiantes peruanos, es decir a los auténticos propietarios, conocer de primera mano su propia cultura.

Los argumentos son contundentes y pronto tendremos las piezas de regreso al país.

Las cartas de Hiram Bingham, junto al valiente testimonio ético de National Geographic Society responsable financista de la expedición son valiosas.

De la lectura del artículo se desprende la IGNORANCIA también en este rubro, de nuestra verguenza nacional: Alan García Pérez; éste señor no sólo aceptó los términos vejatorios al interés nacional plateado por Yale, sino que orondo, repleto de vanidad, salió a las pantallas de televisión a echarse loas asimismo como si de un triunfo se tratara cuando era exactamente todo lo contrario..!

Las chanchadas de Hernán Garrido Lecca eran de esperarse por tratarse, todo el mundo sabe, qué tipo de ente. Su nombramiento al frente de aquella comisión, obedeció, sin lugar a duda, al desprecio a la cultura de nuestro mamarracho mandatario.

Para finalizar, una mención:

Todas las blasfemias que dijo un atorrante que fungía de "historiador" y "perito", una carcancha calva y cadavérica que tuvo su cuarto de hora de fama, que la prensa vendida, esas rabonas cobardes que todos conocemos, le dio tribuna y aliento para que desprestigiara con las peores armas a la señora Karp.

Lo que es el Perú de los cobardes y lo que son las cosas: ahora queda demostrado que la señora Karp es una antropóloga de verdad con la falda bien puesta.

En hora buena.

Comino

DORA dijo...

AHORA SI ES BUENA ANTROPOLOGA DESPUES QUE RAJAN DE LA GRINGA ESTA SEÑORA TIENE LAS FALDAS BIEN PUESTAS solo q tiene q adaptarse mas a bajar a dialogar mas con la Mujer Peruana.

FELICITACIONES ELIAN KARP

SE SENCILLA Y NO TRAIGAS A ASESORAS QUE TEW DEJAN MAL PARADA NADA DE MARTHAS NI JULCAS ESPERAMOS ESTA VEZ ALGO MEJOR A TU NIVEL NI HILDA ZAMAHOA ESA MUJER TE TRAJO ABAJO TU IMAGEN.
LA VERDAD

Anónimo dijo...

AHORA SI ES BUENA ANTROPOLOGA DESPUES QUE RAJAN DE LA GRINGA ESTA SEÑORA TIENE LAS FALDAS BIEN PUESTAS solo q tiene q adaptarse mas a bajar a dialogar mas con la Mujer Peruana.

FELICITACIONES ELIAN KARP

SE SENCILLA Y NO TRAIGAS A ASESORAS QUE TEW DEJAN MAL PARADA NADA DE MARTHAS NI JULCAS ESPERAMOS ESTA VEZ ALGO MEJOR A TU NIVEL NI HILDA ZAMAHOA ESA MUJER TE TRAJO ABAJO TU IMAGEN.
LA VERDAD