Loading...

Google+ Followers

martes, 28 de abril de 2009

¿Dr. No o simplemente Chicheñó? Sobre el virus de la incapacidad que infecta al gabinete

En este blog consideramos que el señor Luis Carranza es una creación mediática sin las capacidades necesarias para ser Ministro de Economía. Una aureola de tecnicismo producto de los efectos especiales que crea su departamento de imagen convierten al señor Carranza en un experto en Economía.
Sin embargo para cambiar la realidad no bastan las palabras ni los fuegos artificiales. El señor Carranza, desde su primer paso como titular del Ministerio de Economía, ha planteado ideas y pronósticos equivocados. Recuerdo por ejemplo sus planteamientos sobre la inflación controlada, los niveles de pobreza (si no llegamos a 30% me voy) y que el blindaje económico de nuestro país era una realidad.
El señor Carranza como Ministro de Economía es el responsable que no se haya impulsado ni una sóla reforma de fuste en su sector. Es un mal administrador de la inercia de allí que el país se quede sin fuerza al no haber una reforma de fondo que sirva como motor. El Perú ha retrocedido en competitividad, no hay innovación, mucho menos investigación y desarrollo y seguimos siendo una economía primaria en cuanto nuestra base de generación de riqueza.
Claro que toda la responsabilidad no la tiene en exclusividad el señor Carranza. Tambièn hay responsabilidad del gabinete y del presidente de la República en particular. Pero el señor Carranza brilla especialmente por brindar declaraciones por las cuales luego tiene que recular o simplemente arrepentir.
En menos de 48 horas el señor Carranza pasó de enemigo de la exoneración de las gratificaciones a promotor de las mismas. Fue corregido directamente por el Premier. Este es un ejemplo clarísimo que en el gobierno del presidente García reina la confusión, no hay un Plan Anticrisis y no hay capacidad para su ejecución. Es tan voluble el señor Carranza que hasta hace perder apuestas a quiénes creen en él.
Es una pena que el gobierno ande en tal desorden y demuestre su falta de capacidad en momentos en que el país se requiere de un timonel de mano firme e ideas claras. El presidente García en ese sentido se asemeja al gran nadador pero de piscinas tranquilas que teme a las aguas cuando estas son de playas bravías. Allí no sabe que hacer y opta por la política del avestruz.
Por lo que vemos, y escuchamos, todo parece indicar que los meses que vienen, en materia económica, serán infectado por el virus de la incapacidad gubernamental.

5 comentarios:

Marco Otoya dijo...

Esta situacion es solo una de los visibles icebergs que acarrea el modelo neo-liberal.

El modelo carece de proposiciones imaginativas y creativas para lidiar con los desbalances en las cuentas agregadas. Esta es la gran limitacion del modelo: no tiene resistencia a los embates de coyuntura de la economia internacional, sean estos en terminos de precios o de demanda. Se confia quizas ingenuamente en acumular un nivel de divisas significativo en funcion de inversion directa extranjera para encarar cualquier contingencia.

Por otro lado, hay que senalar que tal vez el factor clave para entender estos problemas coyunturales de politica economica es la absurda disminucion e importancia del rol del Estado en la economia.

La mayoria en el Ejecutivo -incluido el Sr. Carranza-
se queja de la lentitud en poner en ejecucion cualquier nivel de gasto publico ordinario o
extraordinario. Sucede que nadie repara que el rol del Estado en la economia se ha contraido y
disminuido absurdamente que no existe quien -aun en el Ejecutivo y en los gobiernos regionales- pueda confiar en un proceso de asignacion y utilizacion eficiente de los recursos. El gasto de los dineros de los canones, de los dineros de gasto publico previsto, etc. todos ellos acarrean esta aprension. No hay confianza en que el gasto publico (la asignacion directa de recursos por parte del Estado) sea eficaz y eficiente.

Esto porque el rol del Estado se ha contraido a niveles absurdos, y este factor va tambien de la mano con la falta de personal tecnico competente en la gerencia de las finanzas publicas por parte de la administracion aprista.

El Estado precisa de un rol mas hegemonico como director en la asignacion de recursos, como fiscalizador en la transparencia y eficiencia de sus gastos, como planificador. Si de algo mas se precisa en materia de politica economica es mas y mejor regulacion, de la modelacion y creacion de procesos para la implementacion de gasto
eficiente, de planificacion industrial sectorial.

La confianza ciega en los mecanismos de mercado, cuando se ignora que en paises sub-desarrollados como el nuestro existen una y mil distorciones y externalidades negativas al funcionamiento eficiente y adecuado de los mercados, continuara trayendo problemas. El limite de estos problemas es la presion social y el desborde popular que muchas veces obligan al populismo y a la autocracia como salida de gobernabilidad politica. Esto lo hemos observado muchas veces en la historia del Peru.

Anónimo dijo...

Solo queda esperar que estos 27 meses restantes pasen sin mayor problema , esperemos que el virus que infecta Mexico no llegue, esperemos que la demanda de comodities no disminuya, esperemos que la naturaleza no se enzañe. Pero aun así el proximo gobierno tendrá una dura tarea para reconstruir el país.

Ulises dijo...

Ing. Sheput, cien por cien de acuerdo. Luis Carranza está en el gabinete sólo porque es un títere de Alan García y se presta dócilmente al juego de la corrupción.

Anónimo dijo...

Fue de muy bajo nivel que Lucho Carranza le eche la culpa a Luchito Valdivieso. Uno de los problemas que tiene el buen Carranza es su temor a contradecir a García, quiere quedar bien a como de lugar con {el, y eso le quita piso. Slds.

Anónimo dijo...

Ya Carranza mandaba a sus esbirros a insultar a Kurt Burneo o Jose Marthans porque el no sabía qué decir.