Loading...

Google+ Followers

lunes, 23 de febrero de 2009

Crisis económica: paises suspendiendo cadena de pagos

En psicología suele decirse dime de que te jactas y te diré de qué adoleces, asimismo que el exagerado optimismo suele encubrir una serie de temores.
Algo de eso podría estar pasando con nuestro país, Perú, donde a la par del exagerado optimismo económico cada vez son más numerosas las voces que indican que se estaría manipulando las cifras oficiales, cosa que no me extrañaría, pues igual se hizo en el primer gobierno de Alan García a tal punto que dos empresas, una vinculada a Richard Webb y otra a Felipe Ortiz de Zevallos, tuvieron que sacar sus propios índices inflacionarios en vista que las cifras oficiales no se creían ni en Alfonso Ugarte.
La morosidad se está incrementando en el sistema financiero, la producción está cayendo y las exportaciones están disminuyendo tanto como nuestras reservas internacionales. No hay aumentos de sueldos pero se pide que se gaste más. El crecimiento basado en la demanda interna sigue siendo la carta de un gobierno de apariencias y sin ideas. La crisis ya se siente, y se sentirá más. Que no lo quieran reconocer algunos políticos y formadores de opinión es otra cosa. Allá ellos con su responsabilidad histórica. como diría el actual presidente.
Joaquín Estefanía es un economista reputado que practica el periodismo con una maestría admirable. Pone la economía al alcance de todos. Acaba de escribir un artículo en el diario El País donde menciona acerca de los peligros de la actual crisis y del cómo ya está haciendo mella en la cadena de pagos de algunos países. Países que no le pagan sus obligaciones a otros paíese, podría ser el título del artículo de Joaquín. Por lo didáctico y porque nos puede dar luces sobre lo que viene lo ponemos a su disposición:

1 comentario:

Anónimo dijo...

Una "explicación" chola a la crisis gringa (*)
----------------

Lo que algunos llaman "grandes inversionistas" son una copia en grande de los "services' cholos del barrio.

¿Para qué vivir atrapados con pagos y jodiendas de los sindicatos, responsabilidades laborales, asuntos del ministerio, tanto trámite y niño muerto, si con un "service" se ahorra cantidad de trabajo y harta guita...?

Así que los "grandes inversionistas", -como eufemísticamente los llaman- se lanzaron a la búsqueda de las milagrosas "service". Las encontraron en China y al toque, en prima, calientito, abrieron sus empresas al otro lado del mundo. No importó dejar a sus antiguos trabajadores y compatriotas tirando cintura, misios y en el la calle, lo que interesaba era buscar más utilidad, más feble, más cash, más billete y, como negocios son negocios, que se joda todo el mundo, claro, menos yo y mis seres queridos, sniff…

El negocio funcionó de puta madre. Pronto, mercadería hecha en China, comenzó a llegar al mercado norteamericano. Al principio la calidad no fue muy buena, pero en un par de años superaron esta inconveniencia y después todo fue viento en popa, porque definitivamente era mucho más barato las “services’ oversea, por eso tuvo gran aceptación.

Los 'huevo fritos' que cogieron sentimiento y salieron con el roche de los color patrios y la bandera nacional y se quedaron en el barrio siguiendo con la cojudez de 'Made in USA', y mantuvieron sus empresas en suelo gringo con las grandes cargas y desembolsos de dinero que esto significaba por la joda de los sindicatos, la intromisión del ministerio de trabajo, los gastos de seguro de esto, y seguro por lo otro, y seguro y más seguro hasta dejar a los empresarios prácticamente hasta el perno, se jodieron, mientras que por el otro lado, todo facilito, suavecito, tibiecito, para los trabajadores.

Entonces los 'huevo fritos' envueltos en los colores patrios, poniendo cara de yo no fui, se preguntaron: ¿Y si nosotros nos ponemos las pilas y hacemos lo mismo que han hecho los empresarios 'moscas' que se largaron a China y ahora están exportando a forro de todo a nuestro país y también al mundo entero..? Porque, -dijeron los empresarios lerdos- está bien cabrón estar invirtiendo un huevo de dinero en recursos humanos, poner un culo de billete para que estos cholo brutos se culturicen y la pitri mitri, cuando en China la gente ya está entrenada, allí no jode un pincho con la mierda de los derechos laborales ni niño muerto.

Continúa la elucubración:

Si hacer un taladro antes costaba en los EEUU 50 dólares la unidad, ahora en China lo están fabricando a 5 dólares cada uno, y los chinos lo han conseguido sin tanto laberinto, sin hacer mucha moña, ni tener que padecer el dolor de huevo de las normas laborales que aquí nos asfixia y no nos deja ganar como merecemos. Si en China hacen herramientas tan buenas como las que antes hacíamos aquí: ¿Por qué también no hacen los automóviles y de esta manera nos sacamos de encima toda la joda de los sindicatos y los gastos de capacitación permanente que hay que darle a los trabajadores porque sino se les capacita estos brutos de mierda están en nada, y no hay que ser adivino para saber que si no están en “algo” lo que hagan va salir hasta el culo. Entonces, socio, si nos salimos de este atolladero, podríamos dedicar enteramente todo nuestro dinero a la especulación financiera internacional que es lo que realmente deja buenas utilidades, podríamos dedicarnos a jugar con los precios de distintos productos en el mundo globalizado, por ejemplo, especular con la compra y venta de petróleo y con los productos del campo y los minerales.

Otro "inversionista" más mosca añade: Pero ni vón voy a dejar mi maquinaria y mis locales en el barrio para que los misios hagan y deshagan con algo que no les ha costado un pincho. Antes de largarme a la China voy a rematar toda mi maquinaria, tengo que lotizar el terreno y vender el local, si es preciso lo voy a vender diez veces a diez diferentes huevones, después, cuando yo esté en China, que ellos se las arreglen como puedan, ta'que tremendo faenón que voy hacer.

Por los meses y años siguientes de la administración Bush, los "grandes inversionistas" se dedicaron a saquear las arcas del Estado norteamericano, robándose descaradamente los activos de las empresas. Hace dos o tres años atrás las denuncias sobre el saqueo que se estaba realizando en las arcas de empresas de los EEUU se hizo público. Pero como la prensa norteamericana obedece a los intereses de los "grandes inversionistas", la noticia no trascendió y con un par de escándalo de adulterio en Hollywood y alguna que otra “locura” de algún gobernante de una república bananera, poco a poco el asunto de marras se diluyó.

¿ Qué decía la denuncia..?

Tan sólo para dar un ejemplo: Decía la denuncia que ejecutivos de Chrysler y la General Motor, que a su vez eran poseedores de acciones de la empresa, ganaban 10, 12 y hasta 13 mil dólares la hora..! Además de las utilidades anuales de la empresa.

- What…?

- Si, como lo leyó: 13 mil dólares la hora

La explicación que dieron algunos 'think-tanks' liberales, los mismos que pronto fueron silenciados y/o ignorados por la "gran' prensa norteamericana, fue que empresarios y bribones allegados a la administración Bush estaba "saqueando" a las empresas automotrices para, adrede, hacerlas quebrar en el futuro inmediato. Como en efecto sucedió.

Con las viviendas también fue criminal. Efectivamente a gente que no calificaba por sus ingresos precarios, les vendieron propiedades. De acuerdo a una tabla (Bank Home Buyer Finance Chart) de la banca norteamericana para que una familia acceda a la compra financiada de una propiedad, debe reunir ciertos requisitos financieros: Por ejemplo ambos cónyuges deben trabajar y del ingreso mutuo, sólo el 24-35 por ciento debe ser destinado al pago de la hipoteca. Ahora último se descubrió que muchas familias destinaban al pago de la casa hasta el 80 por ciento de sus ingresos.

Muchos extranjeros se preguntan por qué de entrada en los EEUU la gente tiene que pagar "hipoteca" y no como en otras partes del mundo pagan directamente las letras o mensualidades al vendedor..?

Se paga hipoteca, "morgues" porque para exprimir al comprador, el vendedor de la propiedad, por lo general un banco, primero vende la propiedad al contado al mismo banco o a "otro" banco, y éste, el ‘nuevo’ banco o el mismo del principio, recién, lo re-vende al cliente en mensualidades según el “chart” de ingresos de la familia. Lo re-vende con el compromiso que, antes que nada, primero los compradores deberán pagar todos los "intereses bancarios de la compra (por lo general) a 30 años, más el pago del seguro por el valor total de la casa a nombre del banco, también por 30 años, propiedad que el banco mantiene hasta la última cuota de pago a nombre, por supuesto, del banco; pago que tendrá que abonar en su totalidad hasta el final del contrato, caso contrario, el banco tiene completo derecho, facultad, de recuperar "su" propiedad al margen que el "comprador" haya efectuado pagos por más de 29 años..!

Desde inicios de la administración Bush los "grandes inversionistas" adrede crearon la impresión del "boom" en la industria de la construcción. El ficticio auge iba a servir de cortina de humo para consumar el saqueo que los "grandes inversionistas' se habían propuesto realizar en este lapso. Una forma de poner en marcha el "plan saqueo" consistió no sólo en vender casas a cualquier persona que quisiera alcanzar el 'sueño americano', sino que, conjuntamente con el apoyo de TODA la prensa en sus variadas manifestaciones, se dijo a los norteamericanos que las viviendas gracias al "boom" de la construcción desatada en la administración Bush, estaban subiendo rápidamente su valor, que en estas condiciones favorables los 'expertos' de 'bienes y raíces' recomendaban "consolidar" la inversión pidiendo al banco prestamos para hacerle mejoras a la propiedad y aumentar la “ganancia” para luego vender la propiedad y hacerse ricos..!

¿En qué consistían esas "mejoras"..?

Conseguidos los prestamos bancarios, poniendo de aval a la casa, cuanto antes había que invertir el dinero en el inmueble, construyéndole piscinas, jacuzzi, ampliando cuartos o construyendo nuevas habitaciones, mejorando la infraestructura de la cocina, del baño, etc, cambiando la vieja alfombra por modernas losetas y mayólicas italianas o españolas, saliendo de ese techo anticuado de brea, por uno moderno de tejas estilo mexicano o europeo que aumentaría el valor de su propiedad que se vería al vender la casa; todo el cuento con asesoría de "expertos" en bienes y raíces que los bancos recomendaban.

La "gran" prensa que se prestó de aval a la guerra de Irak, controlada por los "grandes inversionistas", no quiere contar la verdad porque sabe que cuando el pueblo norteamericano se enteré lo que realmente ha sucedido es muy probable que se desate una revuelta de características nunca vista. La histórica protestas de noviembre 29 de 1999 en Seattle contra la Tercera Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Trabajo, World Trade Center, dio una muestra de lo que el pueblo puede jugar.

Comino
-------------
(*) Remití esta nota a un blog donde se discute el tema pero por alguna razón no lo aceptan.