Loading...

Google+ Followers

domingo, 15 de junio de 2008

Mano biónica gana premio de Ingeniería


Una mano biónica, una prótesis de altísima tecnología, ha ganado el premio de ingeniería del Reino Unido. La prótesis, que está compuesta de cinco dígitos mecánicos se llama I-Limb, se impuso a los otros tres finalistas nominados al galardón MacRobert. Desde que se puso en operación esta maravilla de la tecnología ya ha beneficiado a más de 200 personas incluyendo a varios soldados estadounidenses que perdieron diversos miembros en la guerra en Irak. Acompáñenos a leer la noticia completa:

La primera mano biónica comercial más avanzada del mundo ganó el premio más importante que se otorga a la ingeniería en el Reino Unido.

La I-Limb, una prótesis con cinco dígitos mecánicos, se impuso a los otros tres finalistas nominados al galardón MacRobert.

Más de 200 personas se han beneficiado de esta tecnología, incluyendo a varios soldados estadounidenses que perdieron miembros en la guerra en Irak.

El aparato vio la luz en Escocia en 1963 como parte de un proyecto para ayudar a los niños afectados por los daños ocasionados por el medicamento Talidomida.

El complejo dispositivo finalmente fue puesto a la venta en julio de 2007. Es producido por una compañía llamada Touch Bionics basada en Livingston, Escocia.

Según sus creadores, la I-Limb se ve y actúa como una mano real humana.

Y ha abierto la puerta a una nueva generación de aparatos de prótesis cuyo avance más importante es la tecnología de dedos multiarticulados.

Multiarticulada

"Es una invención realmente fantástica", señaló a la BBC Ray Edwards quien fue una de las primeras personas que recibió la prótesis.

"Cuando me pusieron el brazo comencé a llorar. Fue la primera vez en 21 años que pude abrir una mano".

"Puedo levantar el pulgar, agarrar un bolígrafo y muchas cosas que no podía hacer antes".

Los tres finalistas que compitieron con la I-Limb fueron un sistema robótico diseñado para cuidar millones de muestras biológicas a temperaturas de -80º centígrados; un sensor químico diminuto que puede detectar las primeras etapas de una enfermedad, y un convertidor catalítico que limpia emisiones contaminantes en autos de diesel.

La tecnología de I-Limb se impuso a los otros competidores y recibió el premio de la Real Academia de Ingeniería del Reino Unido en una ceremonia en Londres.

"Touch Bionics ha cambiado fundamentalmente el concepto de lo que constituye una prótesis aceptable", dijo el doctor Geoff Robinson, presidente del jurado del Premio MacRobert.

"Yo la probé y me consta que realmente funciona en la forma como se la ha presentado, incluso cuando se es lo suficientemente afortunado de tener una mano real junto a la I-Limb".

Tal como explican sus creadores, la mano tiene dos características únicas.

La primera es que se colocó un motor en cada uno de los dedos, con lo cual cada pueden funcionar y ser articulados de manera independiente.

La segunda característica es que el pulgar puede rotar 90 grados, como lo hace un pulgar humano.


"Casi humana"

"Ésta es la primera prótesis de mano que puede replicar tanto la forma como la función de una mano humana" afirma Stuart Mead, presidente de Touch Bionics.

Aunque otras compañías y organizaciones alrededor del mundo, incluida la NASA, han desarrollado manos más avanzadas, la I-Limb es la primera que está disponible comercialmente.

La I-Limb no requiere cirugía para colocarla en el paciente ya que ésta tiene dos electrodos que se colocan sobre la piel y que pueden captar señales mioeléctricas.

Éstos son impulsos son creados por la contracción de las fibras musculares en el organismo.

Y a su vez son utilizados por la computadora de la mano que tiene dos funciones: interpreta esas señales y controla la prótesis.

Hasta ahora, I-Limb ha sido colocada en más de 200 pacientes en todo el mundo, incluido Juan Arredondo, un sargento retirado del ejército de Estados Unidos que perdió la mano en Irak en 2004.

"Cada día que me veo con la mano, me sorprendo", dice.

"Ahora puedo coger un vaso de poliestireno sin romperlo, mientras que con otras manos artificiales, tenía que concentrarme demasiado en la presión que estaba ejerciendo sobre el vaso".

La I-Limb ciertamente no es barata.

Actualmente su costo es de aproximadamente US$18.000 dólares para las clínicas privadas, pero se espera que pronto esté disponible en algunos sistemas nacionales de salud.

Touch Bionics, mientras tanto, trabaja en un sistema que incluya todo el brazo y hasta ahora, según informa la compañía, ya cuenta con un prototipo de muñeca, codo y hombro.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Disculpen el humor negro pero acá, en el medio político donde los funcionarios estatales son tan o peor de mermeleros que los periodistas y propensos a que les rompan la mano, la mano biónica se va a vender como pan caliente.