Loading...

Google+ Followers

domingo, 3 de agosto de 2014

La rima de la historia, un ensayo de Margaret MacMillan sobre Primera Guerra Mundial

Estamos en el 2014. Se cumplen 100 años de la Gran Guerra, más conocida como la Primera Guerra Mundial y, sobre el particular, se están realizando una serie de eventos en todo el mundo. Hay algunos autores que señalan que en realidad en 1914 se inició una gran guerra que duró hasta 1945 con un interregno entre 1918 y 1939. Hay quienes señalan que en realidad hubo dos conflictos que involucraron a varios países de todos los continentes. La historia aún no tiene la distancia necesaria de los hechos como para sacar conclusiones cuando, como bien señala Margaret MacMillan, ni siquiera se ha podido determinar con exactitud cuál fue el origen de la guerra en 1914.
Sobre el particular tengo que señalar que, entre la constelación de textos que han salido conmemorando el primer centenario de la Primera Guerra Mundial, ha destacado uno, llamado  "1914 de la paz a la guerra" en donde la célebre historiadora canadiense pone énfasis en los caracteres de los personajes involucrados, en sus dramas y circunstancias personales, que tuvieron un papel decisivo en el desencadenamiento del sangriento conflicto mundial. He leído el libro de punta a punta y, en realidad, es un texto de primer nivel que me permito recomendar con entusiasmo.
En diciembre del 2013, la misma historiadora Margaret MacMillan, publicó en el Brookings Institute un célebre ensayo que hasta ahora sigue dando que hablar. Lo tituló, inspirado en una frase de Mark Twain "La rima de la historia" en el cual se explaya sobre el paralelo que existe en varios acontecimientos de la actualidad y lo que sucedió en los momentos previos al estallido de la guerra en 1914. No dudo que como consecuencia de este ensayo saldrá un nuevo libro.
Mark Twain decía que "la historia no siempre se repite, pero rima" y vaya que tiene razón. El estupendo ensayo que enlazamos a continuación así se lo demostrará. 
La rima de la historia por Margaret MacMillan

Igualmente un buen artículo aparecido en el periódico La Tercera de Chile sobre el mismo tema:
A 100 años de la I Guerra crecen paralelismos con el clima de conflicto actual



1 comentario:

Luis Enrique Alvizuri dijo...

"A juicio de Talbott, “aquí hay una combinación de tres fenómenos que hacen que este período sea peligroso”. El primero es “la desilusión o descontento global con los diferentes sistemas de gobernanza, incluidas las democracias occidentales”. El segundo es “el crecimiento de un nacionalismo de tipo peligroso”. Sobre este punto, destaca que Putin “ha elevado (el nacionalismo) a un nuevo nivel” con la anexión, en marzo, de la península de Crimea, y con el apoyo a los insurgentes prorrusos en el este de Ucrania. El tercer fenómeno, sostiene, es la citada acumulación de conflictos que amenazan la estabilidad mundial."

Este comentario reitera lo mismo de siempre: la culpa es de los otros, no de Occidente. Occidente se ve a sí mismo como "inocente y receptivo, no activo". Son "los malos" los que desestabilizan y causan las guerras: Hitler, Stalin, los chinos, los rusos, los orientales, los árabes, etc. Nunca son los norteamericanos ni los anglosajones: ellos "por naturaleza" son 100% inocentes.

¡Y ni qué decir de los grandes empresarios! Para los historiadores ellos "no existen" ni participan en nada que tenga que ver con los conflictos. Esta clásica mirada occidental de exculpar a los millonarios y dueños de las transnacionales para solo responsabilizar a "los líderes de los países no occidentales" es ya un lugar común. ¿Será porque finalmente las universidades, las editoriales, los laboratorios y las entidades de investigación son financiadas y dirigidas por estas transnacionales?

Creo que por ahí va la respuesta, por lo tanto sospecho que el libro mencionado necesariamente tiene un sesgo de "perdonavidas hacia los poderes occidentales de turno" y está orientado a responsabilizar solo a los demás de todos los males... menos a EEUU y sus aliados por supuesto.

Muchas gracias.