Loading...

Google+ Followers

miércoles, 2 de abril de 2014

Una cortina de humo perfecta



Una cortina de humo perfecta
Voceros de  Gana Perú amenazan con denunciar ante la Comisión de Ética al congresista Yehude Simon. Contradictoria actitud pues  si de efectos se trata, el rumor propalado por el experimentado congresista ha terminado por beneficiar con eficacia al gobierno de Ollanta Humala. En efecto, si la intención, como dicen algunos, era formar un cortinaje que  ocultara la reciente sentencia judicial favorable al expresidente  Alan García, el que la bomba haya estallado anticipadamente redujo los efectos de la onda expansiva beneficiando al que tenía más escándalos y asuntos que explicar a la mano, es decir el presidente Humala.
Tanto lo ha favorecido que en estos días  se habla muy poco de la firma Helios, ligada al premier René Cornejo y que se ha beneficiado con sendos contratos con el Estado. Se le acusa, inclusive, de delitos de carácter penal por subvaluar los activos de ENAPU. Lo cierto es que  hasta el momento las circunstancias que rodean al premier Cornejo en torno a la empresa Helios lo descalifican para seguir ejerciendo el premierato más aún cuando en dicha corporación hay exfuncionarios públicos o en vigencia que manejan información privilegiada.  En ese sentido suena hasta gracioso que el presidente Humala hable de no permitir que se cometan delitos con la plata del Estado cuando está rodeado de ministros cuestionados como René Cornejo.
Otro asunto que no ha sido tomado con la importancia del caso, por obra y gracia del rumor de Yehude Simon, es el referente a la adjudicación a un único postor,  de la construcción de la Linea 2 del Metro de Lima. Como se recordará, en el año 2010, cuando era una propuesta del expresidente Alan García, esta Línea 2 del Metro era criticada por los nacionalistas entonces aliados de la alcaldesa Susana Villarán, quien también se oponía a la misma pues promovían la continuidad del Metropolitano. En estos días todos han cambiado de opinión, la alcaldesa y los nacionalistas, y apoyan o se quedan silentes ante un proyecto que es un escándalo pues no solucionará en el corto plazo el problema del transporte, más parece una mezcla de faenón y capricho y que podría, con lo que costará un kilómetro de subterráneo (US$ 200 millones aproximadamente), permitir la construcción de otras vías similares al actual Metropolitano. Por otro lado pretender hacer un subterráneo entre Ate-Vitarte y el Callao sin solucionar los problemas de seguridad convertirán al túnel en una boca del lobo, en una guarida que exigirá costosísimas medidas de seguridad. Asimismo no hay que ser adivino para estimar que los costos por riesgo geológico terminarán por encarecer aún más el monto actual de seis mil millones de dólares. Otro elemento a considerar será el costo del subsidio del pasaje que tendrá que ser asumido por el gobierno de  turno. Una torpeza por donde se le mire que, a tan alto costo, no solucionará en el año 2019 los problemas de transporte de Lima. Dinero que no nos sobra será derrochado como consecuencia de la irresponsabilidad del gobierno de Humala y la falta de una oposición consistente.
Finalmente hay quienes se sorprenden que en este concurso del Metro subterráneo haya habido un solo postor. A mí no me llama la atención. Es el modus operandi del actual gobierno. No ha habido licitación importante que no haya sido cuestionada: así sucedió con los patrulleros inteligentes, la compra de helicópteros a Corea y Francia, el satélite francés, los equipos comunicacionales, la compra de armamentos para la policía y las fuerzas armadas  y otras adquisiciones cuyo verdadero detalle algún día se sabrá.
Juan Sheput

Artículo publicado en Diario 16