Loading...

Google+ Followers

miércoles, 25 de septiembre de 2013

Entrevista a Juan Sheput en La República 23 de septiembre del 2013

A continuación reproduzco la entrevista que concedí al diario La República el pasado lunes 23 de setiembre. Aprovecho la oportunidad para agradecer a Carlos Castro y Rosa María Palacios por la gentileza de permitir exprese mis opiniones en tan importante medio:


Juan Sheput: El daño político para Perú Posible ya está hecho
Juan Sheput. Dirigente de Perú Posible.
Rosa Maria Palacios.
Responde Juan Sheput desde el local central de Perú Posible luego de ser conocida la correspondencia entre el corredor inmobiliario Paul Allemant y Eliane Karp de Toledo, la  que muestra una larga relación en el mandato de búsqueda de inmuebles en Las Casuarinas.
¿Cambia en algo su interpretación de la actuación de Alejandro Toledo con los mails publicados?
Yo considero que los mails son indicios importantes que tienen que ser investigados, porque al tratarse de pruebas que son factibles de ser manipuladas creo que por mayor seriedad deberían ser sometidas a un peritaje técnico para que tanto la Comisión Investigadora del Congreso como la Fiscalía puedan obrar sobre indicios razonables.
¿También podría solicitarse a Eliane Karp que proporcione  las copias de los correos que tiene ella, ya que es la que sostiene la correspondencia?
Claro, ella tiene pendiente una visita a la Fiscalía. En todo caso, en ese momento, ella podrá aportar las pruebas que considere convenientes.
¿A usted no le queda claro el interés personal de Eliane Karp en esta compra?
Todavía hay muchas situaciones confusas y nosotros en Perú Posible hemos decidido acompañar la investigación con una distancia que exige simplemente imparcialidad y prontitud en el proceso, y desde ese punto de vista el beneficio de la duda se lo damos a la pareja Toledo – Karp.
¿Alejandro Toledo seguirá siendo parte de Perú Posible?
Hasta el momento sí, es obvio. Alejandro Toledo es el presidente del partido y el líder máximo.
¿No han pensado en pedirle una separación?
Yo considero que Alejandro en su posición política, como estadista y como ex gobernante, en algún momento tendrá que entender que su principal fortaleza es la continuidad de Perú Posible. Desde ese punto de vista, el alejarse tendrá que ser una decisión que él tendrá que evaluar en algún momento hasta que todo esto se aclare.
¿A usted no le queda duda de que los fondos no son de Alejandro Toledo sino de Josef Maiman?
Desde mi punto de vista yo considero que la posición de Alejandro Toledo es aceptable en la medida que las investigaciones no digan lo contrario, y desde ese punto de vista mi lealtad institucional me lleva a darle ese beneficio.
¿No teme terminar siendo la Martha Chávez de Perú Posible?
No, a pesar de que en Martha admiro su lealtad y su consecuencia. Con el mismo énfasis con que defiendo a Alejandro tendré una posición institucional en caso se demuestre lo contrario.
¿Le parece regular que Josef Maiman pague las hipotecas personales de Alejandro Toledo y las tarjetas de crédito de su esposa?
Es una situación que desde el punto de vista amical podría ser posible pero políticamente no es correcta. Así lo entiende la ciudadanía. Yo creo que todas estas transacciones más allá de que puedan o no ser ciertas han generado un tremendo daño a la imagen de Perú Posible. Es decir, pueden ser correctas pero la ciudadanía no lo percibe así. Una realidad contundente es que el 90% de la gente no nos cree, y cuando digo no nos cree no estoy hablando exclusivamente de Alejandro Toledo sino de todo Perú Posible.
Alejandro Toledo ha tenido múltiples cambios de versión no solamente frente a la opinión pública sino frente a ustedes. ¿Cómo explica eso?
A nosotros nos ha desconcertado. Yo le he dicho de manera pública que los cambios de versiones han contribuido a esta imagen que hoy tenemos tan deteriorada ante la opinión pública. Por eso, desde que aparece el actual equipo de abogados liderados por Javier Valle Riestra, creo que se ha ordenado un poco todo este tema de las declaraciones, en la cual ha habido desde voluntarismo hasta medias verdades, y todo esto ha generado esta percepción tan negativa.
¿Tiene Alejandro Toledo un problema de mitomanía? ¿De querer agradar al interlocutor y decirle lo que él quiere escuchar?
No lo creo. Yo lo que creo es que hay un afán de contestar sin haber evaluado el impacto de sus declaraciones, y por otro lado también hay un problema en Perú Posible, porque todo el mundo quiere ser vocero. Perú Posible no es un partido institucionalizado en el cual se respete al “speaker”, a la usanza norteamericana que es uno y solo uno, sino que hay un afán mediático de aparecer ante los medios y eso contribuye a una multitud de versiones que al final confunden más.
Sin embargo, al inicio de esta historia, en enero de este año, se responde con un comunicado firmado por Alejandro Toledo, con el logo de Perú Posible, que habla de una mujer rica que tiene dos viudeces, que tiene bienes, que tiene indemnizaciones por el holocausto. ¿Acaso  esa versión no está firmada por Perú Posible?
Así es, y como lo dije en su momento, junto con Daniel Mora, fue un comunicado que tomó el nombre de Perú Posible sin que haya pasado por la comisión política.
¿Quién lo tomó?
Lo tomó Alejandro o sus asesores, y lanzaron esto a los medios de comunicación sin que haya sido aprobado por Perú Posible. Y aún más, tanto el general Mora como el que habla indicamos que no teníamos porqué tomar partido por una señora, como la suegra de Alejandro Toledo, que ni siquiera pertenece a Perú Posible. Yo creo que allí empieza la escalada de errores que nos ha llevado a esta situación.
Pero, ¿tuvieron que avalar ese comunicado?
Fue cuestionado por mí, Daniel y otras personas que no lo avalamos nunca, pero sí, lamentablemente, recibimos información del equipo de abogados de ese entonces que nos llevó a cometer otro tipo de errores: el del holocausto, el de la filtración de la Fiscalía –confundieron Fiscalía con Procuraduría–, etc. Al final, todo eso generó este clima verdaderamente de confusión que hasta ahora permanece.
Alejandro Toledo mintió en ese comunicado. ¿A usted le queda claro que mintió?
No, a mí lo que me queda clarísimo es que él por un voluntarismo incurrió en hablar cosas de las cuales no conocía.
El notario que constituye la empresa Ecoteva en Costa Rica lo ubica en sus oficinas, mostrando interés.
En este momento hay versiones de parte que no han sido contrastadas con las respuestas que han dado tanto Josef Maiman como Alejandro Toledo en la Fiscalía; por lo tanto, estamos viendo solamente una cara de la moneda. Creo que nos corresponde, para tener una visión holística, integral de todo esto, evaluar cuáles fueron  las respuestas que dieron tanto Josef Maiman como Alejandro Toledo.
Pero en el caso de Alejandro Toledo él dijo con claridad que no tenía ninguna relación con la empresa Ecoteva y esa empresa es la que le paga sus cuentas personales.
Esas fueron las declaraciones que dio en el Congreso y luego dio otras declaraciones en la Fiscalía. Entonces nosotros hemos tenido la indicación de guardar reserva de lo que él ha comentado ante la Fiscalía.
¿Lo que dijo en el Congreso es mentira?
Lo que dijo en el Congreso evidentemente abona en este clima de desinformación existente y obviamente genera una percepción totalmente negativa en la opinión pública. Aún más, soy de los que indicó que él no debería haber ido al Congreso en esta última oportunidad. Porque considero que después de la imagen que hemos dejado  en la última presentación, si hay una próxima ya va a ser absolutamente complicada.
En esa primera presentación en el Congreso Alejandro Toledo dijo que si le probaban alguna relación con la empresa Ecoteva él dejaba la política.
Así es, fue una promesa y hasta el momento lo que hay es simplemente una relación amical y no crematística.
Pero,¿le pagaron sus hipotecas?
Pero no es su dinero. Entonces el tema de fondo es ¿a quién pertenece el dinero? Eso es lo que está investigando en este momento la Fiscalía.
Esa es la estrategia de defensa de Alejandro Toledo. Sus abogados han planteado que estaba confundido, que  ha dicho cosas que no tienen mucho sentido pero que finalmente el dinero es del señor Maiman y este puede hacer con su dinero lo que quiera.
Ese es el lado correcto de ver las cosas desde el punto de vista legal. Pero yo no tengo la menor duda que el daño político está hecho, y desde ese punto de vista estoy convencido de que podemos tener un triunfo legal pero en lo político ya estamos desprestigiados. Para recuperar ese prestigio necesitamos que se investigue a fondo y para esa investigación a fondo necesitamos distancia. En ese proceso de mantener la distancia o la equidad de parte del Fiscal de la Nación lo único que queremos en Perú Posible es que se precise con exactitud cómo se desarrolló todo esto, porque de lo contrario no hay ni una posibilidad  de que Perú Posible sobreviva.
Lo que sucedió esta semana en el Congreso parecía un circo montado por el propio Alejandro Toledo. ¿Cree usted que esto ayuda en ese camino de transparencia que está planteando?
Yo soy parte activa de todo este embrollo, por ponerlo así, y te puedo asegurar de que no hay una cuestión maquiavélica que lleve a ese tipo de estrategias. Acá lo que hay es una comedia de desatinos que pasa por exigirle a Alejandro que venga en un momento en el cual no ganaba nada viniendo. Ahora, no voy a señalar quienes lo han llevado a este escenario en el cual él tenía que venir.
Él ofreció venir. Dijo que había suspendido su reunión  con el Dalai Lama.
Él recibió una gran cantidad de presión local para que viniera. Lamentablemente se dejó llevar por esa presión. Considero que es otro desatino que ha contribuido a que ahora la próxima visita al Congreso, si es que la hay, y digo si es que la hay porque depende de cómo se desarrollen los acontecimientos, va a ser mucho más complicada que esta. Yo desde un principio indiqué internamente y ahora lo puedo decir públicamente, que no era momento para que él viniera porque su presencia no iba a contribuir absolutamente en nada a cambiar las cosas sino más bien a empeorarlas.
Guardar silencio porque no tiene un abogado. ¿No fue la prueba de que no quería dar respuesta a nada?
No, lo que sucede es que él se iba a presentar para dar respuesta sin pliego de preguntas.
Usted sabe que eso es absurdo
Pero era políticamente válido. Sin embargo, desde el momento que los congresistas, con justa razón,  Galarreta y Mulder  plantean que no van a ser miembros de una conferencia de prensa en el Congreso, solo escuchando, y plantean que se haga una sesión, nosotros nos damos cuenta que eso iba en contra del reglamento del Congreso y podía viciar el proceso.
Le pueden dar 3 días para que venga con un abogado.
Lo que sucede es que los mismos congresistas indicaron que no, porque ellos ni siquiera se habían documentado.
¿Los congresistas no saben nada del tema?
Creo que todavía están en proceso de investigación y no tienen todos los elementos de juicio.
Su abogado, el doctor Lamas  no pudo negar ni afirmar que fueran ellos los que le dijeron a Alejandro Toledo que no hable, pero fue un consejo que evidentemente él escuchó porque no habló.
Él ha debido escuchar el consejo que decía que no venga antes de no hablar. Hablar es consecuencia de venir y lo principal ha debido ser no venir.
Pero usted me dice que hay que reparar el daño. ¿No es lo más importante para ustedes entonces que se sepa la verdad?
Por supuesto, y por eso estamos impulsando el desarrollo de las investigaciones, pero se contaminan con estas visitas episódicas que generan una percepción aún más negativa que la que teníamos.
¿Lo que usted está diciendo es que cada vez que Alejandro Toledo habla las cosas salen peor?
O que viene cuando no tiene que venir
¿Pero cada vez que habla salen las cosas peor?
Un ejemplo de lo que está pasando es la entrevista que él da al diario El Comercio en la cual cambia una vez más de versión y en estos momentos también es motivo de confrontación. O sea, él no tenía porqué venir porque no era necesario, no había sido citado y se estaban desarrollando las investigaciones. Cuando él viene por presión local de algunas personas pues obviamente se genera todo este lío que ha contribuido a que la percepción negativa de Alejandro Toledo se profundice aún más.
Pero no viniendo tampoco va a mejorar
Considero que si él no venía, porque no había presión del Congreso, esto se iba a seguir desarrollando y cuando viniera él podía haber acreditado a su abogado ante la comisión, estar imbuido del temario, y dar respuestas concretas a lo que él ya había dicho en la Fiscalía.
Usted es un hombre correcto, en algún momento, en estos meses ha dicho ¿Qué hago yo acá?
Yo me debo a los militantes de Perú Posible y desde ese punto de vista he manifestado que mi lealtad es institucional. Y por otro lado, así como las familias convencionales protegen a sus  miembros en momentos difíciles, así las familias políticas también lo tenemos que hacer y desde ese punto de vista estamos acompañando a Alejandro Toledo en este proceso.
¿Si Alan García Pérez estuviera en la situación de Alejandro Toledo, no pediría usted que lo metan preso?
No, la verdad que no. Yo siempre he sido respetuoso de mis adversarios. No soy amigo de las sentencias a priori pero sí soy un rival político cuando considero que tengo que defender con convicción algo o plantear una posición sobre algo. Además, cuando ha habido este tipo de problemas, Alan García no solamente ha tenido una magnífica defensa política de parte de su militancia sino también de él mismo. Ha manejado los hechos políticos con mayor oficio. Yo creo que el gran problema que hay en Perú Posible es que por más buena voluntad que haya es que hay poco oficio político en algunas personas y eso ha contribuido a que se maneje mal lo que se tiene que manejar bien.