Loading...

Google+ Followers

martes, 26 de junio de 2012

Es la política, estúpido

Uno de los problemas que tiene el Perú es la calidad de su clase política. No me refiero, como es obvio, a la calidad personal que algunos políticos pueden tener, sino a los atributos de la política y de los políticos como mpueden ser capacidad de diálogo y convencimiento, vocación sincera por el país, espíritu docente, comprensión del conflicto, manejo del poder, entre otros. Estas son algunas de las grandes cualidades de la política.
Claro que los políticos tienen otras características: inescrupulosidad, amorales, mentirosos, demagogos, locuaces en extremos, palabreadores, pseudointelectuales, pseudoacadémicos. Con estas últimas característivas podríamos llenar páginas con ejemplos en el país, pero en verdad no vale la pena. Se sabe con amplitud quién es quién.
El déficit político está pasando la factura. Sobre esto se ha escrito mucho. A partir de la famosa frase de Bill Clinton "es la economía, estúpido" se ha ido llegando a la forma que el realismo, la real politik ha esculpido: es la política la que para bien o para mal tiene que ver con la marcha de un país.De allí que la frase en boga sea ahora "es la política, estúpido" que no debe interpretarse como una irrespetuosa llamada de atención sino como una invocación a mirar en la dirección correcta.
Si en el Perú hay entrampamiento es por la incapacidad política del gobierno para tejer estrategias o hacer política. Al presidente Humala le falta talante y talento político. No es capaz ni siquiera de viajar a Cajamarca para explicar sobre su giro de 180 grados sobre la posición que tenía en campaña y que es el origen de todos los actuales desencuentros. Por sus recientes expresiones parecería que el presidente Humala se ha convertido en el vocero oficioso y empeñoso del interés económico.
En Argentina, a raíz de la incapacidad  de hacer reformas del matrimonio Kirchner se les recordaba de la importancia de hacer política. Se dice que la caìda de Berlusconi en Italia,  también tiene que ver con lo mismo. En España igual, la crisis desatada tiene que ver con la incapacidad política de los gobiernos de izquierda y derecha para procesar la crisis a diferencia de la actitud de Alemania. Se señala, hoy en Paraguay, que el principal problema de Lugo que lo llevó a su caída, que no lo resolverá ninguna cumbre de UNASUR, es su falta de pericia política.
Haría bien el presidente Humala en que la ausencia de política en su gobierno puede llevar al Perú a un clima de tensión que lo convierta en un país inmanejable.


1 comentario:

Anónimo dijo...

EN EL PERÚ LA BUENA POLÍTICA ES PRACTICADA POR POCOS PERSONAJES.

LA OTRA POLITIK...K, ES LA QUE ABUNDA EN EL APARATO ESTATAL, ORGANIZADA EN MAFIAS QUE SE APROVECHAN DEL PUEBLO.

ATTE

FRANCISCO TORRES