Loading...

Google+ Followers

jueves, 2 de febrero de 2012

Si se trata de Derechos Humanos la condena del Mundo no prescribe


Atentar, violar o no respetar los derechos humanos suele convertirse, a la larga, en una pesadilla para aquellos que, de manera directa o indirecta, participaron en estos hechos. En ese sentido ya se ha visto como la justicia ha actuado, tardía pero eficazmente, en países como Alemania, España, Chile y Argentina.
No pretendo juzgar al Gral (r) Francisco Morales Bermúdez sobre quien en estos momentos pende una orden de captura internacional, emitida por un juez en Argentina, pero comprendo el mal momento que está pasando. Tal vez en la consecuencia de sus acciones debió pensar cuando, durante su gobierno de facto, envió a Argentina a 13 opositores en el marco del "Plan Cóndor".
Aquí no se trata de cuestionar al Juez Oyarbide si tiene o no tiene razón. Pretendo indicar que el tema de derechos humanos debe ser visto con la grandeza y el respeto necesario, más aún cuando en el Perú algunos fujimoristas hablan de él con desprecio para tener argumentos de defensa de su lider, Alberto Fujimori, quien cumple condena por corrupción y atentar contra derechos de ciudadanos.
Tal vez por eso es comprensible la angustia del expresidente Alan García en volver al poder. Sabe que en cualquier momento podría caer sobre él alguna acusación por violación de los derechos humanos durante su primer gobierno. Igualmente podría pasar con Ollanta Humala, quien también tiene en su pasivo la posible compra de testigos en el caso Madre Mía y también la desaparición de algunos ciudadanos.
En todo caso que se sepa que los derechos humanos son sagrados y deben ser respetados.


Un juez federal de Argentina ordenó la detención a nivel internacional del expresidente peruano Francisco Morales Bermúdez, por el presunto secuestro de 13 opositores que luego fueron enviados a Argentina, en el marco del ‘Plan Cóndor’.
Según reportan hoy medios argentinos, el juez Norberto Oyarbide envió la solicitud de captura “provisoria y preventiva” a la cancillería de su país y pidió apoyo a la Interpol, para la detención y extradición de Morales Bermúdez.
El expresidente de facto es acusado de enviar, en 1978, a 13 ciudadanos opositores hasta Argentina. El ‘Plan Cóndor’ consistía en acciones represivas coordinadas entre las dictaduras de la región entre los años 70 y 80, como el caso de Jorge Rafael Videla.
El pedido se da tras la denuncia de uno de los 13 opositores que fueron capturados, Ricardo Napurí Schapiro, a quien acusaron de “actividades subversivas”.
Morales Bermúdez ocupó la presidencia de facto en el Perú entre 1975 y 1980. Actualmente tiene 90 años.