Loading...

Google+ Followers

jueves, 25 de agosto de 2011

Deplorable debate en el Congreso ¿Se puede debatir en 2 minutos?

El gabinete que preside Salomón Lerner se ha presentado en el Congreso de la República para exponer la política general del gobierno. Como corresponde, luego de su intervención, se dio lugar a las expresiones diversas de la representación nacional,  pero en lugar de escuchar un debate sesudo, inteligente, con visiones opuestas de país, en el cual se contrapongan críticas, apoyos y sugerencias, para así optar por apoyar o no el pedido de confianza lo que hemos visto es realmente deplorable. No ha habido debate, sino declaraciones interrumpidas, telegràficas, sin sentido por lo ridículamente corto del tiempo.
Hemos visto, por ejemplo,  a congresistas que justo en el momento que señalaban que el Presidente del Consejo de Ministros debería mejorar en los siguientes aspectos, se le interrumpía con un "gracias congresista por su intervención" quedándonos con la duda de qué era lo que debería mejorar el Premier. O más cómico aún, en el momento en que Javier Diez Canseco cedía su espacio por una interrupción a uno de sus  colegas, apenas saludaba  y se acomodaba el saco el orador, era interrumpido con el silencio de los micrófonos y el cortante "gracias congresista por su intervención". Realmente patético.
Si el Congreso quiere mejorar su imagen con este penoso espectáculo en el cual claudica de su función de representar al pueblo peruano a través del control político se equivoca. Con intervenciones de pocos segundos somos el hazmerreir del Mundo, pues en ningún Parlamento se da esta situación. Y si el Congreso cree que así ayuda al premier Salomón Lerner en su solicitud del voto de confianza, se equivoca también pues el debate y los cuestionamientos se trasladarán a la sociedad, a los medios de comunicación. O de repente el presidente del Congreso Daniel Abugattás está siguiendo a pie juntillas lo dicho por el presidente Ollanta Humala cuando en la Plaza de Armas, el día que juramentó, expresó que el poder y el debate no estaban en el Congreso sino en las calles.
La importancia de un debate en una presentación del jefe del gabinete es que las fuerzas políticas pueden plantear alternativas o preguntar por el cómo se hará determinada medida. El intercambio alturado de ideas puede llevar a mejorar las medidas o planes expresados y a consolidar  el plan de gobierno con el respaldo documentado y debidamente aclarado de los partidos. De lo contrario se convierte simplemente en un acto protocolar, sin sentido, que empobrece nuestra Democracia y debilita aún más nuestras instituciones pues se convierten en una suerte de mesa de partes. Porque ver a congresistas hablando entrecortadamente, en intervenciones de un minuto o segundos, porque así lo han acordado,  es realmente penoso y  una mutilación de la acción política.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

pero como le puedes pedir algo a este Congrezoo de incapaces, creo que pides mucho, a esta gente no se le puede pedir nada,.

LUI NESTARES dijo...

Flaco le favor le hace el Congreso de Abugattas al Premier Lerner. Parte de la democracia es el debate sin este lo otro no existe, sinceramente espero que esto sea solo un momento confuso por decir lo menos y para nada premeditado.

Anónimo dijo...

Dos minutos es mas que suficiente.

Para que nuestros oídos no escuchen tantas incoherencias, el Congreso debe presentar a través de sus legisladores (ASESORES) sus propuestas y desavenencias por escrito.

Después con tiempo podrán aprenderse la plana, y debatir sobre cosas concretas, ya que la capacidad de raciocinio de muchos de ellos es dudosa, impidiéndole peor aun que tengan capacidad de síntesis.

Si le hubiesen dado mas tiempo, estuviéramos escuchando sus cuentos y fabulas hasta hoy sábado 27.

atte

FRANCISCO TORRES.