Loading...

Google+ Followers

jueves, 28 de julio de 2011

Portal de la presidencia de la República con nombre de Humala

Es lamentable la forma como se inicia el gobierno en relación a su respeto por la institucionalidad. El portal de la presidencia de la República tenía como dirección la siguiente: www.presidencia.gob.pe. Este portal lo respetaron Valentín Paniagua, Alejandro Toledo y Alan García sin ejercer ningún cambio. Sin embargo desde ahora cuando un ciudadano accede a esa dirección se desvía a la dirección "www.ollantapresidente.pe"
Para algunos esta puede ser una señal insignificante o simplemente no significar nada, no darle importancia. Pero para mí si constituye un elemento a tomar en cuenta de un peligroso culto a la personalidad, al cual no le interesa la presidencia de la República como institución.
Podría ser que el responsable del nuevo enlace sea un entusiasta adulón, con lo cual veríamos un cambio en las próximas horas. De no ser así sería una señal de lo que empezaremos a ver, el culto a la personalidad, en desmedro del fortalecimiento institucional.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Muchas veces suele suceder que luego de asumir algún cargo con manejo y poder, el ser humano se confunda emocionalmente, ello es sido comprobado científicamente.

Otros exteriorizan su toma de decisiones, influenciados por el síndrome mesiánico.

Y otros no les afecta en lo absoluto, por el contrario saben que tienen mayor responsabilidad, ya que las decisiones que tomen pueden generar muchísimas implicancias para bien de unos y para mal de otros; por lo que actúan con cautela y cabeza fría.

Esto es una realidad que no se puede evitar; por ello en la época del CESAR romano (TIBERIO), existía una persona que le decía "CESAR USTED ES DE LA TIERRA"; ya que en algún momento se desequilibraba y se creía el TODOPODEROSO, que todo lo podía hacer.

Sin embargo, esto se podría solucionar con un buen asesor, quien desde otro angulo y en forma independiente ayudaría a superar cualquier desequilibrio emocional de poder.

Caso contrario las decisiones que se tomen "METIENDO LA BOTA", no tendrán buen augurio, y posteriormente tendrán que retroceder con la cabeza agacha.

Atentamente

FRANCISCO TORRES