Loading...

Google+ Followers

miércoles, 9 de diciembre de 2009

Se consagra copamiento con Ley de Presupuesto

El presidente Alan García ha promulgado la Ley General de Presupuesto 2010 con lo cual el copamiento del Estado, con militantes apristas está consagrado.
Tal y como advirtió el congresista Eguren, la Ley promulgada tiene en su artículo 52 la clave para que todos aquellos servidores apristas ingresados al aparato gubernamental con un mínimo de tres años puedan ser nombrados, es decir la estabilidad laboral para aquellos que, sin tomar en cuenta su capacidad o idoneidad para el cargo, tienen carnet.
Se está preparando pues, con recursos del Estado, que pertenecen a todos los peruanos, la campaña electoral. Sucedió igual hace casi 20 años, explicaremos porqué.
El candidato presidencial aprista de 1990 fue Luis Alva Castro. Los analistas destacan que en dicho proceso a pesar del desastre del gobierno de Alan García, corrupto e incapaz, el representante aprista haya logrado más del 20% de votos. La explicación es simple. Desde 1988, con énfasis en 1989 y hasta el primer trimestre de 1990 se dieron una serie de leyes populistas que permitieron el copamiento y hasta la estabilidad absoluta de las centenas de miles de servidores apristas que ingresaron al Estado durante ese periodo pernicioso. Lograda la estabilidad y el alto sueldo luego vino la amenaza. Si estos burócratas que engrosaron la planilla permitían que ganara otro candidato pues perderían todas sus gollerías, ellos y sus familias. Instalada la amenaza el resto fue fácil. Así se logró ese 20%.
Hoy es igual, hay reparto de soles por el programa Juntos a personas que lo merecen, el Ministerio de Trabajo tiene en sus programas sociales a comandos de campaña, los núcleos ejecutores son elementos clientelistas que buscan el favor popular. A eso hay que agregar ahora la estabilidad laboral de gente sin capacidad para el cargo.
No hay que olvidar que este desmanejo del Estado se logra con la participación activa del Ministerio de Economía y Finanzas que no ha hecho esfuerzos para objetar esta norma, el artículo 52, que es en la práctica una bomba de tiempo para el próximo gobierno.
¿Y los medios de comunicación? Nada, el liberalismo es selectivo en algunos opinantes. Ante esta falta, grave, que nos quita competitividad no se dice nada.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Señores empezo la carrera electoral, definitivamente la promulgación de esta ley tiene la misión de ubicar al partido de gobierno en las proximas elecciones dentro del porcentaje que le permita colocar los congresistas necesarios para que la inmunidad luego se convierta en impunidad, aca lo grave es que el estado seguira siendo elefanteasico e ineficiente.