Loading...

Google+ Followers

jueves, 22 de octubre de 2009

Sigue la finta: ministros peruanos viajan a Chile

El viaje de la ministra Mercedes Aráoz a Chile es absolutamente innecesario y demuestra el talante emocional e impulsivo que prima en el gobierno del Dr. García. Olvidando que tiene una Cancillería, el doctor Alan García encomienda a una misión de ministros que viaje a diversos países a explicar el porqué del ya famoso Pacto de No Agresión. Insiste, por tanto, el presidente García en la destrucción y devaluación de lo poco que tenemos en materia institucional. Insiste en el encargo, en la apariencia, en la finta, para explicarnos en términos coloquiales. Este tipo de actitudes pintorescas y emocionales nos recuerda a sus ministros viajando a Ica y Pisco para solucionar "in situ" el drama de los damnificados por el terremoto, drama que, a pesar de los mediáticos viajecitos, continúa.
Ahora la señora Mercedes Araoz, que por cierto no sabe nada de diplomacia, viajará a Chile con un grupo de congresistas para hablar con no se sabe quién. Ya un diputado de nombre Jorge Tarud ha respondido que se les escuchará, como corresponde a la visita de altos personeros, pero nada más, es decir los ministros peruanos marchan alegremente a hacer el ridículo. En ese sentido no se cómo la ministra Mercedes Aráoz se podrá reunir con el mismo diputado que hace poco ha llamado "cobarde" a su presidente Alan García.
Por otro lado el canciller chileno Mariano Fernández, en clara alusión a Javier Valle Riestra, ha señalado que lo que digan "personajes crepusculares" no tocan a Michelle Bachelet y que no se van a ocupar del tema. Pareciera que el "tribuno" se lleva mal con los cancilleres, pues ya antes José García Belaúnde señaló que lo que dijera Valle Riestra "no le interesa", es decir ambos cancilleres lo ningunean a pesar de la amplia biografía del tribuno. Ese es el costo de hacer el ridículo de manera permanente. Si el señor Javier Valle Riestra quisiera irse del Congreso ya lo hubiera hecho, el reglamento se lo permite, pero como buen compañero hace sólo fintas.
Finalmente un consejo para los gobiernistas. Para poner en su sitio a Chile sólo es necesario hacerse respetar y hacer respetar los intereses nacionales y nada de eso, sino todo lo contrario, hace el gobierno de Alan García. Algo que dicho sea de paso está en la línea de conducta histórica del Partido Aprista.