Loading...

Google+ Followers

miércoles, 23 de septiembre de 2009

La Justicia tarda pero llega: detienen a Poch responsable de vuelos de la muerte

Entre 1976 y 1983 más de 1,000 personas fueron arrojadas vivas desde aviones conducidos por sujetos como Julio Alberto Poch que acaba de ser detenido en Valencia, España. Los gritos de piedad y de miedo que no supo escuchar este asesino resonarán ahora en su celda, acompañándolo hasta sus últimos días.
La Justicia tarda pero llega, más aún cuando se trata de crímenes y delitos contra los derechos humanos. Es necesario comentar esta noticia pues nuestro país asiste a un penoso papel desde los más altos niveles del Gobierno y cierto sector del Congreso, donde por cálculo político o simple conveniencia, se quiere minimizar el respeto de los derechos fundamentales condenándonos así a repetir los crímenes y violaciones.
Chile, Argentina, Colombia, entre los vecinos, sancionan a los asesinos que no supieron respetar las vidas que se colocaron en manos del Estado. En el Perú cierto sector premoderno intenta ridiculizar informes como el de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación o a aquellos organismos que luchan por defender los Derechos Humanos.

La policía detuvo a Julio Alberto Poch en la mañana de ayer en la pista del aeropuerto de Manises (Valencia) por su supuesta implicación en los vuelos de la muerte, que costaron la vida a más de 1.000 personas. Poch, teniente de la Armada argentina retirado, trabajaba ahora como comandante de una aerolínea comercial y fue arrestado cuando hacía una escala de 40 minutos en Valencia antes de regresar a Ámsterdam. Está implicado en cuatro procesos penales
abiertos en los llamados "vuelos de la muerte".
El Grupo de Localización de Fugitivos de la policía española, tras contrastar datos con Interpol, comprobó que Poch se había nacionalizado holandés y que, como comandante de una compañía
aérea europea, pilotaba con alguna frecuencia un vuelo de Schipol (Ámsterdam) a Manises, y el de regreso, tras una escala de unos 40 minutos para embarcar al pasaje.

1 comentario:

Pedro Tierra dijo...

Es bueno y pertinente recordar que el actual Ministro de Defensa, RAFAEL REY, escribió en el inmundo pasquín LA RAZON un artículo laudatorio y en defensa del siniestro almirante MASSERA, uno de los peores genocidas de la historia latinoamericana.

De seguro el criminal que acaban de capturar reportaba directamente con el defendido por Rafaelito.