Loading...

Google+ Followers

viernes, 21 de agosto de 2009

Con irresponsabilidad Alan García llama al desorden en Carabayllo


Escucho y veo en la agencia oficialista de noticias Andina el discurso que ha dado el doctor Alan García en Carabayllo, del cual extraigo las siguientes perlas:

"Si ustedes se organizan, si ustedes exigen en cada municipio, en cada ministerio, en cada gobierno regional, que se les entreguen los recursos y ustedes asuman la responsabilidad de hacer las obras sin que se pierdan las bolsas de cemento, hacer las obras sin ligerezas estoy seguro que haremos miles de obras.....

Acaso se necesita ser una especie de Einstein o científico para hacer una posta médica....

Para qué vamos a sustituir al pueblo por unos burócratas que no saben ni quieren hacer"


Por si no lo creen lo anterior es parte del discurso no de un agitador de plazuela sino del presidente del Perú doctor Alan García.

Hay en sus frases mucho de demagogia e irresponsabilidad. Me recuerda sus balconazos febriles en los cuáles echaba la cupla de todas las penurias de su gobierno a terceros.

Pero la demagogia no se queda allí. Demuestra una gigantesca contradicción en el doctor Alan García entre lo que dice y hace hoy y lo que dijo en su mensaje presidencial de 28 de Julio. Recordemos:





Con su actitud de hoy el presidente García ¿llama o no llama al caos y al desorden?

2 comentarios:

Mario Villafuerte Vicencio dijo...

El Dr. García está habituado a esta clase de discursos. Al parecer no mide el impacto ni las consecuencias que pueden tener sus palabras.
Los alcaldes comentan que, en una reunión en Palacio de Gobierno -en son de broma para él- les habría dicho que no cobraran más de 10% de diezmo.

aida dijo...

no tanto así Ing. Sheput, no soy defensora de oficio de nadie...pero cada líder político tiene su estilo, cierto?- Y el discurso hacía alusión a los núcleos ejecutores, una nueva modalidad de organización social para la ejecución de obras en los pueblos más alejados de la ciudad....no usemos el texto fuera de contexto, ni como pretexto. al margen de lo político, siempre lo admiro como una persona ecuánime y con vocación de diálogo, feliz fin de semana. atte.