Loading...

Google+ Followers

miércoles, 3 de junio de 2009

Apramericana Televisión

Con el mismo ímpetu con que defendía la estatización de la banca hace 22 años, el doctor Alan García ha salido a defender el proceso de apropiación de Panamericana Televisión por parte de su gobierno. Para ello, una vez más, el doctor García no ha dudado en utilizar a quiénes cree conveniente para dar la imagen de pluralidad, objetividad, imparcialidad y justicia, la justicia esa que manejan sus operadores cuestionados en el Poder Judicial.
El doctor García, de manera infantil, utiliza en esta oportunidad nuevamente el argumento de la edad. Dice García "No puede haber atisbo de duda ni de sospecha de que a mi edad me convierta en un interventor de medios de comunicación. (...) ". La edad no modifica los hábitos corruptos, los pueden consolidar. El caso del compadre del doctor García, el ex presidente venezolano acusado de gigantescos actos de corrupción Carlos Andrés Pérez, así lo demuestra. En ese sentido la falta de argumentos del doctor Alan García demuestra su pobreza conceptual, su ausencia de solidez jurídica y lo retrata como un gran orador pero de generalidades, esas que le gustan a algunos empresarios en las CADE. Lo claro es que salvo uno que otro funcionario los propios apristas están mudos ante esta nueva apropiación ilícita de un medio de comunicación que demuestra que el doctor García sigue siendo el mismo de siempre.
En los momentos de escribir este post nos enteramos que el novísimo administrador de Panamericana Alberto Cabello, ha renunciado de manera irrevocable al cargo. No duró ni 48 horas pues renunció al mediodía de hoy. Los que deberían renunciar son aquellos que devienen en cómplices de esta intervención, es decir el premier Yehude Simon y Luis Carranza, encargado de la cartera de Economía, bajo cuya responsabilidad está la SUNAT y que, según La Primera, habría tenido una directa intervención en este despropósito.
Finalmente, el congresista Aurelio Pastor vocero de la bancada aprista, no descarta la subasta de la señal de Panamericana Televisión. Por lo visto la Universidad San Martín o Televisión Azteca estarían frotándose las manos.