Loading...

Google+ Followers

domingo, 3 de mayo de 2009

Un buen programa, un gran tema y un pobre panel

Andrés Oppenheimer ha presentado el día de hoy un programa llamado "El rol de las universidades en el mundo moderno" y lo hizo inspirado en una Conferencia que se hizo en la Organizaciòn de Estados Americanos, en la cual estuvieron como panelistas los señores rectores Rafael Rangel del Tecnológico de Monterrey en México, Michael Crow de la Universidad Pùblica de Arizona en Estados Unidos y Raùl Bao Garcìa de la Universidad San Martin de Porres de Perú. Ninguno de los tres supo responder con propiedad el porqué en América Latina se forman tan pocos ingenieros y tantos abogados, a diferencia de lo que sucede en los países en desarrollo y aquellos que han logrado niveles superiores como países emergentes. Tampoco ninguno de los tres supo responder por qué no se inicia una masiva construcción de capital humano como sí lo viene haciendo Chile gracias a los excedentes del cobre, por ejemplo.
En el Perú gracias al gobierno de Alberto Fujimori la educación se ha convertido en un gigantesco negocio en el cual la universidad ve a los alumnos no como seres humanos por formar sino como boletas de pago por cobrar. Se privilegia la infraestructura que albergue más alumnos en lugar de la calidad de bibliotecas y profesores, los contenidos curriculares en la mayoría no se discuten y algunas de las nuevas universidades se diseminan a través de sucursales como si fueran casinos o pollerías.
Por otro lado no se valora el rol de la Universidad Pública. Con el presidente Alejandro Toledo se inició el proceso de mejorar a la Universidad Pública mejorando el nivel remunerativo de los profesores para que así se puedan dedicar a la enseñanza y a la investigación con la tranquilidad necesaria. El actual gobierno ha paralizado el rol de reforzamiento de la universidad estatal, y en ese sentido no se debe olvidar el rol que viene jugando el ministro de educación José Antonio Chang tan ligado a la Universidad San Martín de Porres que privilegia por ejemplo a un equipo de fútbol en lugar de buenos laboratorios.
Una universidad estatal de calidad sirve de catalizador para la mejora del sistema educativo universitario porque obliga a la universidad privada a mejorar. Cuando la universidad pública es mala los jóvenes migran a la universidad privada y eso pareciera que busca el actual gobierno al tener una política de descuido con el sistema universitario estatal.