Loading...

Google+ Followers

martes, 12 de mayo de 2009

¿El capital no tiene patria?

Algunos conocidos analistas políticos, como Juan Carlos Tafur, Mariella Balbi y Víctor Andrés Ponce, insisten en la hipótesis que la presencia del capital chileno en nuestro país es la principal garantía para que no haya un conflicto armado entre ambas naciones. Es una falacia, es decir, un argumento falso con apariencia de verdad. No pretendo decir que los periodistas mencionados estén mintiendo, pero sí que insisten en una hipótesis que a lo único que conduce es a un escenario de ingenuidad, en el cual nosotros los peruanos abrimos nuestras puertas al capital chileno, esperando a que ellos no utilicen jamás sus armas para proteger -Izurieta dixit- sus inversiones en el exterior.
Si los mencionados analistas leyeran a Basadre nuevamente, de repente se darían cuenta que la Guerra del Pacífico tuvo entre sus orígenes a la presencia del capital inglés en nuestro país y Bolivia y que utilizó y armó a Chile para apropiarse de los territorios salitreros, insumo importante en la época en la producción de explosivos.
Por otra parte podrían tomar nota de cómo las empresas salitreras en manos de chilenos fueron soporte logístico de las tropas chilenas en su avance hacia el Perú. Alimentarse de la propia historia es le mejor forma de ver el futuro decía Churchill.
Chile está en una enloquecida carrera armamentista, tan desproporcionada que algunos amigos chilenos me dicen que huele a corrupción. No hay pruebas en ese sentido. Lo que si es cierto es que a la mayoría de la sociedad chilena, inmersa en una fuerte crisis económica, les molesta ya este gasto en aviones, buques y tanques.
Mariella Balbi dice en su artículo que se sabe que "el capital no tiene patria, y ese es el mejor argumento para la paz". Esa aseveración ha sido rota una y mil veces y la verdad, sólo la leo en los analistas de nuestro país.
Por otra parte el historiador y político chileno Benjamín Vicuña Mackenna decía que uno de los rasgos de la mayoría de los políticos peruanos era el desconocimiento de su propia historia. Bueno, no solo ellos, también los opinólogos como vemos, algo penoso pero cierto que realmente debemos superar.

3 comentarios:

Luis Nestares dijo...

Para el vecino del sur:
Hasta donde se aprecia Chile no está dentro del mapa de la Mancomunidad de Naciones, en todo caso la mencionada Mancomunidad tiene como objetivo la cooperación internacional en el ámbito político y económico que estoy seguro de formar parte Chile para los intereses británicos deben compartir la misma relevancia que Mozambique.
Del mismo modo es necesario informarle a nuestro despistado vecino del sur que la membresía desde 1950 no implica sumisión a la corona británica.
Y tiene mucha razón el tema es complicado por lo tanto debe limitarse a leer el blog y no dar opinión, es que acaso usted no sabe que existe la vergüenza ajena.

Luis Enrique dijo...

Señor Sheput:

1. Cuando un país, una nación se arma, no es para exhibirse solamente sino fundamentalmente para defender sus intereses fuera de sus fronteras. Esto ha sido así desde el comienzo de las ciudades.

2. La historia nos demuestra que una ciudad, por esencia, exige el desarrollo del comercio para poder subsistir, ya que por ella misma no puede autosostenerse. De ahí la necesidad de aplicar ciertas medidas para generar un sistema económico que le permita abastecerse con seguridad y permanencia.

3. El peor temor de toda ciudad es que le corten los suministros de aquello que considera vital, sean los alimentos, el agua o los recursos para la producción. Por eso, para asegurarse de que éstos no peligren, se arma de manera suficiente como para inspirar, tanto el temor entre sus posibles enemigos, como tranquilidad para sus ciudadanos.

4. Entonces llegamos a la conclusión que una nación necesita armarse por ser una garantía sicológica y real, al margen de que en ese afán puedan suceder actos de corrupción en sus adquisiciones o toda clase de asuntos políticos tradicionales.

5. Con esto queda descartada la tesis que, si alguien se arma, es necesariamente para atacar, cosa que es una consecuencia pero no una causa del fenómeno.

6. Yendo al caso concreto, las circunstancias de la historia han llevado a que nuevamente el Perú esté dentro del circuito de necesidades para la economía chilena. Es un eslabón más de la cadena de su economía del cual no se puede prescindir sin que ello le signifique una pérdida y un quebrantamiento de su estabilidad.

7. Por lo tanto el Perú es, en estos momentos, parte de la economía chilena, una valiosa pieza de su sistema de seguridad para proveerse de lo necesario para su estabilidad. Y si se arma, siguiendo con la argumentación inicial, no es para atacarlo sino para asegurarse que éste no se pierda.

8. Lo que Chile necesita es que no peligren sus inversiones del Perú porque las necesita. Y la única manera cómo ellas pueden peligrar es si el país incaico permite que suba al poder alguna fuerza que amenace estos intereses, concretamente, alguien que represente el antisistema.

9. En Bolivia se está aplicando la estatización porque está bajo un gobierno antisistema. Si eso ocurriera en Perú, Chile se vería entonces obligado a defender sus inversiones. Quiere decir que no es expansionismo ni es enemistad, ni es corrupción ni afán de hegemonía: es necesidad, protección, defensa.

10. Y esto pasó justamente en la segunda guerra con Chile, la llamada del Pacífico, puesto que Tarapacá era un territorio boliviano colmado de inversionistas chilenos, razón suficiente para que el país del sur tenga que intervenir para proteger sus intereses y a sus ciudadanos.

11. En conclusión, no es como dicen los neoliberales cholos que el dinero protege la paz porque eso es lo más absurdo que se haya escuchado en las páginas de la historia mundial. Al contrario, es a causa del dinero invertido en Perú que Chile se verá obligado a usar sus armas producto de un posible gobierno de Humala. Eso es lo que nos enseña la historia y así debemos entenderla.

12. Allí donde hay intereses comunes hay guerras. Y el Perú es históricamente un interés de Chile, porque lo necesita, no porque lo odie o le guste jugar a la guerrita.

Muchas gracias.

Marco Otoya dijo...

Tengo que saludar la voluntad del Sr. Sheput de tratar este tema. Tengo asimismo que suscribir parte del analisis lucido de Luis Enrique.

(1) Historia del Peru: Lamentablemente, nuestra pobre (inmunda) clase politica desconoce de manera tragica la historia nacional. El Peru ha sido invadido hasta tres veces por Chile. La ultima vez, en 1879, la invasion se convirtio en una guerra de
conquista. Estuvimos ocupados en Lima misma hasta 1884. Tacna y el resto del sur hasta 1929.

(2) Despues de haberse superado la derrota Peruana de 1839 en la Batalla de Yungay (que, en efecto, decapito el ideal de un "Gran Peru", mediante la Confederacion Peru-Boliviana), despues de haber sido Peru y Chile socios, unidos contra las pretensiones de la corona espanola en 1966 (el Huascar fue capitaneado por un marino chileno desde los astilleros en Inglaterra hasta El Callao, para su comision como buque de guerra de la Armara Peruana), Chile (traicionando al Peru) inicio la guerra de conquista en 1979. La guerra fue financiada intelectualmente por Gran Bretana y materialmente por el interes de los capitales ingleses operando en las tierras arriba (norte) del paralelo 25S (Rio Paposo).

(3) La maquinaria belica chilena de nuestros dias se prepara hace anos para intervenir en territorio Peruano si existiera algun movimiento politico -real o percibido- que pusiera en riesgo sus intereses en el Peru. Algo similar sucedio ya en 1836, cuando la Confederacion podria haberse creado y erigido (por naturaleza de la afluencia economica de estas dos regiones de ese entonces) como la potencia maritima del Pacifico Sur-Oriental. Diego Portales vivio y murio pregonando contra la hegemonia Peruana en el Pacifico Sur.

(4) El control de los medios de comunicacion y la permanente campana mediatica en favor de los interes chilenos es, hoy por hoy, claramente visible en el escenario nacional. Solo los Peruanos no reparamos en ello.

(5) No seria descabellado pensar que, esta vez, asi como durante la Guerra contra la Confederacion Peru-Boliviana, existiran
agentes nacionales que tomaran lado por el ejercito invasor chileno. Esto es de modo grueso muy plausible, dadas las alianzas de capitales nacionales y chilenos.

(6) El problema fundamental son otra vez los actores en el medio oficial: una pobredumbre de clase politica, ignorante, corrupta, mediocre. Observemos solamente el comportamiento tan erratico, infantil, incongruente, irresponsable de nuestros lideres los ultimos meses: Garcia Perez, Antero Flores, Garcia Belaunde.

(7) La sociedad deberia cuestionar la conducta del Presidente, el ministro de Defensa y el ministro de RR.EE. Estos protagonistas solo han traido mas confusion, menos transparencia, a la relacion con Chile. Esto lo dicen los propios politicos chilenos, quienes han llamado a Garcia Perez de mentiroso, sin que la Cancilleria o el mismo se pronuncie. Garcia Belaunde goza de ser percibido como un hombre pusilanime, sin caracter. Alguien a quien lo pueden inclusive "tutear" en llamadas telefonicas directas a el desde Santiago: "Joselo, calma eso alla, por favor ..."