Loading...

Google+ Followers

domingo, 1 de marzo de 2009

La crisis económica y las escuelas de negocios

Una de las características principales de una escuela de primer nivel es la actualización permanente de sus contenidos académicos. Es lo que vienen haciendo la Sloan Management del MIT, Wharton de la universidad de Pennsylvania, la escuela de negocios de Chicago, Harvard, y otras muy importantes. Se desarrollan discusiones sobre la crisis financiera y sus posibles soluciones, se desarrollan diplomados express, a la medida, se invitan a protagonistas, etcétera.
A la fecha no se de esfuerzo que se vengan haciendo en el Perú. La multitud de universidades, algunas de ellas que tienen el nombre de universidad por gusto, hace muy difícil hacer el seguimiento sobre si están haciendo algún tipo de actualización.
Un reciente artículo aparecido en la revista Quepasa trata sobre el tema. Es muy interesante, lo pueden leer a continuación:


Cómo la crisis está cambiando las escuelas de negocios.

1 comentario:

Luis Enrique dijo...

Señor Sheput:

La mayoría de universidades peruanas son solo escuelas, donde no se permite la contradicción ni la discrepancia.

Tampoco se hace investigación (razón de ser de una universidad), con la excepción de algunas como la Cayetano o Católica, pero solo para sectores privilegiados de ellas.

La gran mayoría de los alumnos de esta generación ven a la universidad tal como la ven sus padres: como una forma de adquirir una profesión y salir adelante en la vida, no como un centro de cultura o conocimiento. Las nuevas universidades han aprovechado de esa moda y ofrecen lo que los "clientes" quieren.

La gran mayoría de peruanos lamentablemente le creen a los medios masivos de comunicación (no a los no masivos, como los blogs o el programa de Hildebrandt) y por ende le creen al señor Presidente. ¿Qué pueden hacer, si creer en el gobernante es algo natural en la gente? Por eso hay un convencimiento de que el Perú "está completamente blindado ante la crisis". Allí se encuentra la causa de la desidia a tocar un tema que, según la mayoría, no nos afecta.

Esta es más o menos la estructura de pensamiento de nuestra sociedad y esa sería la causa de por qué reaccionamos como estamos reaccionando.

Muchas gracias.