Loading...

Google+ Followers

miércoles, 25 de febrero de 2009

El doble estándar periodístico

Usualmente no leo a los periodistas de farándula, menos aún a los que siendo comentaristas televisivos fungen de analistas políticos. Pero hice la excepción a raíz de un comentario de un amigo respecto a una columna de la señora Maritza Espinoza en el diario La República.
La señora Espinoza escribe en Gatita Sandunguera acerca de Jackeline Beltrán y Lady Bardales, igualándolas en estilo y destino, a pesar de las notorias diferencias, certeras en una y especuladoras en otra, llegando a la adjetivización sin sentido en el caso de la señora Bardales al llamarla tombita palaciega. Aún más, la señora Espinoza incurre en una lamentable generalización, al mencionar que ambas pertenecen a la misma estirpe.
No conozco, ni me interesa conocer o defender a las señoras Bardales y Beltrán, cuyas faltas, si existiesen deben ser juzgadas y condenadas por la justicia, como corresponde. Me preocupa otro aspecto de la nota: el doble estándar periódístico, cómo los principios o valores valen para uno u otro según lo que decida el periodista. Por ejemplo - y ya que de generalizaciones se trata- me pregunto por qué en su columna la señora Maritza Espinoza no hace mención de otra personalidad vinculada al poder, la señora Roxanne Cheesman, madre de un hijo extramatrimonial con el señor presidente de la República Dr. Alan García.
De la señora Cheesman se habla mucho, pero nadie se atreve a cuestionar públicamente su vida privada y los privilegios (Escuela de Equitación del Ejército incluída) que habría logrado gracias a su relación con el presidente García. De repente es por su relación, también importante, con conocidas periodistas del medio, tal y como lo menciona Paola Ugaz en su blog Reportaje al Perú. No dudo de la honorabilidad de la señora Cheesman, pero tampoco dudo que es tratada con guantes de seda y sin afanes investigatorios por parte de la mayoría de los medios de comunicación.
Los políticos apristas han relacionado irresponsablemente al presidente Toledo con Lady Bardales sin pruebas ni certezas y en el caso Zaraí fueron especialmente destructivos con la colaboración de la mayoría de medios, allí no existe vida privada, pero sin embargo se rasgan las vestiduras cuando alguien menciona las aventuras amorosas del presidente Alan García, a pesar que en este caso no hay especulaciones sino certezas. Se comportan en ese sentido igual que algunos periodistas, con un doble estandar moral, que no contribuye a nuestro crecimiento como sociedad.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

te faltó mencionar de los lobbis mineros de cuqui, que como valientemente dices ningún periODISTA QUIERE INVESTIGAR.

Mario dijo...

Cuanta razon tienes Juan. Porque diablos mete a la bardales si el problema es con la beltrán. Cholita pues, la lady es cholita y por eso hay que masacrarla con pruebas o sin pruebas. No es un doble estandard sino es la hipocresía y mediocridad de los periodistas peruanos, que no se comparan a los de otras latitudes.

Anónimo dijo...

Cecilia Blume la asesora de PPK?, a la michi, osea los lobis por donde sea, la cosa es lograr el objetivo.

Anónimo dijo...

Leo La República cogiendo con pinzas a los comentaristas idóneos que los hay y que merecen todo el respeto y consideración.

Las noticias prefiero buscarlas en diarios definidamente azul o verde. Al 'neutro' Mirko Lauer lo leo para saber que fechorías trama el doctor García. A la señorita que le subes los bonos ocupándote de ella, no la leo. El medio pelo es difícil superar. Por eso se eximen de comentarios imparciales que reclamas; No es fácil salir de Chicago chico sin un chuzo de por medio. Ah, pero adular al que la lleva, son invictas.

Hace un tiempo escribí lo siguiente:

"Suben" o "bajan" la noticia según la prebenda, acorde a la "calentada" o rotura de mano.

En tiempos del abuelo fue la butifarra. Un par de sanguchitos y asunto arreglado: empezaba la empalagosa sobonería y franela de los genuflexos.

Después, a mediados del siglo pasado, se arrastraron por el Jirón de la Unión y Lampa por el legendario "plato de lentejas".

El desplome de la Unión Soviética y de los países del Este de Europa, benefició a nuestras rabonas: Progresaron al "lomito saltado" y el "chifita" con patito pekinés se puso de moda.

La llegada del nuevo milenio sacudió las estructuras culturales y culinarias: La pizza con doble topping y 'ice' coke se hizo tan convincente que de inmediato se globalizó en Lima y balnearios; las cajas de pasta llegaban a las redacciones en forma anónima, y en forma anónima se pagaban en extensas alcahueterías, igual a la que haces hincapié.

Al final del día, las rabonas "izquierdistas" endiosan o satanizan ceñidos a las leyes del mercado. En otras palabras, si en las sociedades democráticas las leyes de la "oferta" y "demanda" son las que determina la naturaleza misma del sistema, ¿por qué estas mismas leyes van ser excluyente con nuestros periodistas..? A fin de cuenta nuestras rabonas, hombres y mujeres de la noticia, no son hijastros ni bastardos para andar acomplejándose.

Comino

Harry dijo...

te hubiera sugerido otro nombre para el post: RETRATO DE LA MISERIA PERIODÍSTICA ACTUAL. A la susodicha otro "valor" del periodismo ya la puso en su sitio, magaly medina.

Lucìa dijo...

Gracias a Paola Ugaz ahora sabemos porque Laurita Puertas no informa nada de Cuqui en su cuarto poder. A propo, en esa reunioncita no estuvo la Chichi??

Anónimo dijo...

Los intelectuales Griegos llamaban valor o cobardía intelectual a los que buscaban una política apropiada para la construcción de Grecia y a los que temían al poder y se congratulaban. Eso es lo que sucede en la actualidad, por que en democracia y estado de derecho se necesita periodístas con el nivel técnico y profesional que ayuden a construir una verdadera democracia. Tienen COBARDÍA INTELECTUAL, y como FARISEOS parcializan sus escritos y opiniones congratulándode con la corrupción y el poder, pero en nuestra época no es tanta la persecusión como en tiempo de los emperadores del imperio Griego y Romano, por eso tenía razón un comentario periodístico al decir MINUSVÁLIDOS INTECTUALES contra VALEROSOS INTELECTUALES.
Que tal simplismo y mediocridad se necesita tener para vivir jalados de las narices del poder. Digámosle con nombre propio: al Diario Correo, Raul Vargas de RPP, y muchos columnistas minusvalidos que tienen que ser una constante lucha de los valerosos intelectuales

Anónimo dijo...

Una de las primeras cosas que se deben hacer en los blogs es desenmascarar a estos colaboracionistas que ocultan a los corruptos de este gobierno porque son sus amistades. La doble vara como dices la utilsan también contra Ollanta para desacreditarlo.

Pilar dijo...

hay que agradecer a Paola ugas que nos diga cuales son las periodistas que le hacen el blindaje a la señora de altas cualidades.

Anónimo dijo...

Y Maritza Espinoza por que no dice que su esposo trabaja con Pilar Nores. Quizas ello explique algunas cosas.