Loading...

Google+ Followers

miércoles, 7 de enero de 2009

4 ex presidentes de Estados Unidos se reúnen con Barack Obama


Un país desarrollado tiene en sus expresidentes no sólo a la "memoria histórica" sino a la conciencia crítica de la Nación. En diversas ocasiones he manifestado públicamente la sensación de pena que me da ver la forma como el Perú de los tiempos del presidente García, desprecia esa fuente de reflexión y consulta que son los ex presidentes.
Cuando Alejandro Toledo ejerció la presidencia de la República del Perú no dudó en consultar y en conversar con Don Valentín Paniagua y Don Fernando Belaunde Terry cuantas veces fue necesario. En una ocasión convocó también al Dr. Alan García, pero este, fiel a su estilo simple y pernicioso, traicionó la cita declarando a la opinión pública lo que debió ser una cita discreta y respetuosa de los secretos de Estado.
Con esa forma precaria de practicar la democracia que tiene el presidente García, en la actualidad se dedica a hostigar al ex presidente, a colaborar con el ex dicatdor Fujimori y en administrar al país en función de sus pequeños intereses de grupo. Pierde el país, una vez más, por los afanes de Alan García.
En tanto el mundo nos da una lección. Chile, Colombia, Costa Rica, España, Francia, tienen en sus ex presidentes a personajes permanentes de reflexión. El día de hoy Estados Unidos nos ha enviado el mismo mensaje: el actual presidente, el futuro presidente y tres expresidentes se han reunido en un almuerzo en la Casa Blanca para hablar entre cuatro paredes de la política norteamericana. Una lección de decencia cívica y de gran política, imposible como digo en países como el nuestro, con Jefes de Estado que han pasado de ser presidentes de repúblicas bananeras a conductores de Teletón.
La noticia está en todos los medios del Mundo. Repasémosla:



BANQUETE DE MEMORIA HISTÓRICA EN LA CASA BLANCA (ABC ESPAÑA)

Dentro del anticipado, cuidado y coreografiado cambio de gobierno en Estados Unidos -que se materializará en cuestión de doce días-, el presidente George W. Bush ha actuado ayer como anfitrión de un histórico almuerzo con Barack Obama y el exclusivo club de todos los ocupantes del despacho oval que todavía viven para contarlo: Jimmy Carter, Bush padre y Bill Clinton. En esta versión americana de la memoria histórica, la hermandad presidencial ha podido conversar a puerta cerrada sobre sus respectivas experiencias como máximos responsables ejecutivos de Estados Unidos
Como ha reconocido Dana Perino, la actual secretaria de Prensa de la Casa Blanca, "a todos nosotros nos hubiera encantado convertirnos en moscas en la pared para escuchar esas conversaciones". Entre sonrisas, el actual presidente, el futuro presidente y los tres ex presidentes -con índices de popularidad mayores que cuando terminaron sus respectivos mandatos, según los últimos sondeos de la CNN- han posado para una foto de libro de historia. Retrato que la persistente lluvia de ayer en Washington impidió hacer en la rosaleda de la mansión ejecutiva.
La idea de este encuentro sin muchos antecedentes, centrado en una comida de hora y media, ha sido atribuida a Barack Obama y materializada por el presidente Bush. En un alarde de buenas formas políticas, Bush ha llegado a desear éxito al que será su sucesor a partir del 20 de enero. Además de recordar que la presidencia de Estados Unidos s un puesto que "trasciende al individuo".
En este singular espectáculo institucional, Obama ha agradecido a Bush el detalle del almuerzo. Sin dejar de recordar que "todos los caballeros aquí presentes conocen las presiones y las posibilidades de este puesto; por eso me resulta extraordinario tener la oportunidad de obtener de estos individuos consejo, buen asesoramiento y hermandad". La última vez que cinco presidentes de Estados Unidos tuvieron la oportunidad de congregarse fue en el 2004 durante los funerales de Ronald Reagan.
Del terreno de lo simbólico a los privilegios ejecutivos, Barack Obama ya viene recibiendo desde hace semanas todos los informes diarios que los servicios de inteligencia de Estados Unidos elaboran para la Casa Blanca. Además, la Administración Bush ha insistido en compartir una serie de planes de contingencia con el equipo de Obama en caso de que la transición de poderes coincida con una emergencia o gran crisis.



El excelente artículo que ha publicado The Guardian, Take Five: Day (all) the presidents did lunch lo pueden leer aquí.

No hay comentarios: