Loading...

Google+ Followers

viernes, 15 de agosto de 2008

El retorno de la pobreza

Esta noticia no es para alegrarse. El BID nos informa que, a raíz de la inflación que afecta a los alimentos, aquellos que por el crecimiento económico dejaron de ser pobres estarían volviendo a serlo.
Es una situación cruel. En este blog advertimos sobre la necesidad de evitar caer en el triunfalismo mostrado por el gobierno sobre cifras a todas luces de coyuntura. El afán por mostrar resultados positivos llevó al gobierno del presidente García a mostrar como propios éxitos que no le pertenecen. La soberbia manifestada por el ex ministro de Economía Luis Carranza cuyo mediocre desempeño es hoy reconocido ampliamente se juntó con la falta de coraje político para emprender reformas económicas, en el momento que se deberían haber hecho, en bonanza, en una política contracíclica que permitiera preparar al país para los momentos difíciles.
No se hizo. Ahora el Ministro Luis Valdivia intenta corregir los desatinos de su predecesor. Esperemos no sea tarde.
Ahora el BID nos informa que un alza en los precios de alimentos afectaría más a los que menos tienen, y los que dejaron de ser pobres volvería a serlo.
Es lógico. El impacto de la inflación es mayor para los pobres, porque ellos destinan una mayor parte de sus magros recursos a la compra de alimentos.
Analicemos el siguiente cuadro tomado de la página web del BID:



En el cuadro anterior se indica que un aumento del 30% en el precio de los alimentos significaría para el Perú, que el porcentaje de pobres pasaría de 44,2 a 49,5 es decir se incrementaría terriblemente.

Ya en su primer gobierno Alan García nos retrocedió en 1990 al mismo PBI de 1961. La ausencia de planes, la incompetencia, la falta de talante político para hacer reformas tarde o temprano pasarían la factura.

La economía peruana ya está sufriendo. La balanza comercial es deficitaria, hay malestar en los empresarios, la inflación tiene un alto componente interno en el cual tiene gran culpa la Superintendencia de Banca y Seguros SBS, que hace cualquier cosa menos supervisar a bancos, afps y aseguradoras. Y encima tenemos el problema energético, del gas, por falta grave de planificación.

Nos preguntamos ¿Alan García ha cambiado como decían algunos hace 2 años?

1 comentario:

Anónimo dijo...

Como vemos no ha cambiado, sigue con la actitud de esconder la basura debajo de la alfombra, buscando resultados de cortísimo plazo. Esto acabará como en la década de los ochenta. ¿Después, habrá una tercera oportunidad para un gobierno aprista?. En nuestro país el buen floro todo lo puede.