Loading...

Google+ Followers

viernes, 27 de diciembre de 2013

Innecesario pronunciamiento a un mes del fallo: Partidos y Gobierno cierran filas en torno a La Haya.

En cuestiones de gran trascendencia vale la pena ir en contra de la corriente. Con gran pompa y con un apuro característico de las cuestiones improvisadas, el gobierno y los secretarios generales y dirigentes de las agrupaciones políticas se han reunido para brindar todo su apoyo al resultado o fallo que la Corte Internacional de Justicia de La Haya emita y comunique el próximo 27 de Enero. La primera pregunta que me hago ¿Por qué  tanto apuro? y la segunda es ¿cómo se puede apoyar lo que no se conoce?. En ese sentido el silencio chileno es aleccionador.
Es cierto que estos fallos son de naturaleza inapelable, entonces con mayor razón no había ninguna necesidad de reunirse con tanta anticipación para decir lo evidente. No era necesario. Se sabe que el problema no es tanto el fallo como la implementación y esa es otra lucha. Pero lo que verdaderamente me sorprende por ingenuo y poco racional es que nuestra clase política actúe sin medir las consecuencias de sus actos. Chile viene haciendo desde hace tiempo política en relación al fallo. Perú claudicó de ello. Chile acaba de hacer declaraciones a través de un diputado con respaldo en la opinión pública chilena que si el fallo no es favorable pues se irá a un plebiscito. Ello ha sido desmentido por el Canciller Moreno pero aplaudido por un sector político y militar del vecino sureño. Esas son señales que se transmiten en un mundo interconectado y global y en esa transmisión se escucha hasta en La Haya. ¿Nosotros qué mensaje hemos transmitido a un mes de la lectura del fallo? Pues que diga lo que diga la Corte Internacional de Justicia aquí en el Perú estaremos de acuerdo. Parte de la lectura del pronunciamiento de todos los partidos puede verse aquí vía RPP:
"Saludamos y apoyamos firmemente la decisión de las máximas autoridades de los gobiernos de Perú y Chile, en el sentido de acatar y ejecutar el fallo, el cual es inapelable, sea cual fuese el contenido del mismo". 

"Confiamos en que el fallo de la Corte Internacional de Justicia, basado en el derecho internacional, otorgará a Perú los derechos marítimos que le corresponde, conforme a ésta".
Desde mi punto de vista no era necesario enfatizar un mes antes una cuestión tan obvia como que sea cual sea el contenido del fallo será acatado. Nuestra clase política olvida el mensaje que significa esperar con atención y en silencio. Ahora en La Haya ya saben, con claridad, que sea cual sea el fallo que ellos emitan, aquí, en el Perú, no se van a molestar.