Loading...

Google+ Followers

viernes, 8 de junio de 2012

En el día del Ingeniero en el Perú

El siguiente es un texto del colega y querido amigo Ing. Gonzalo García Nuñez, actual miembro del Consejo Nacional de la Magistratura (del cual fue su presidente)  y exdecano del Colegio de Ingenieros del Perú. En él señala los antecedentes que nos llevan a declarar al 8 de Junio como el día del Ingeniero en el Perú y rinde a la vez un breve pero sentido homenaje a un señor de la política y gran ingeniero: Don Gustavo Mohme Llona. Yo aprovecho para decir lo siguiente. Llegué a la política, entre otros referentes, fascinado por la obra de grandes ingenieros en cuanto a su servicio civil. Uno de ellos fue Gustavo Mohme Llona y el otro, que nutrió mi niñez y adolescencia con sus textos, fue el ingeniero Don Ramón Remolina Serrano. Uno, Gustavo, luchador social comprometido hasta el último minuto de su notable existencia, otro, Ramón, escribidor empedernido que semana a semana en sus textos periodísticos nos señalaba el camino concreto de amar al Perú. Ambos fueron constructores de ciudadanía, con su gran ejemplo. A ambos rindo mi sencillo homenaje, recuerdo y agradecimiento en este día. 
En el día del ingeniero peruano los dejo con el texto de Gonzalo:



.....El 8 de junio es el día del Ingeniero peruano. Fue instituido por la ley 24648 de 1986, aprobada por unánime votación de una moción multipartidaria del Congreso de la República, uno de cuyos autores fue Gustavo Mohme y cuyo estatuto, redactado por la propia Institución, fuera refrendado un 8 de junio de 1987. Este día recuerda, asimismo, la promulgación de la ley de creación del Colegio de Ingenieros del Perú (CIP) en 1962 y de su primera "constitución", aprobada por decreto de don Jorge Grieve Madge, entonces ministro de Fomento y Obras Públicas. Presidido hoy por Antonio Blanco Blasco, Decano Nacional, el CIP cumple 39 años. Tiene registrados a 72,000 colegiados, organizados en 28 consejos departamentales ódescentralizados y autónomosó que integran a todas las disciplinas de la ingeniería en capítulos especializados, organismos de centros de trabajo y comités locales. Además, el CIP, la más numerosa orden profesional, preside el Consejo Nacional de Decanos de Colegios Profesionales del Perú, cuyo antecedente se remonta a la CIPUL, fundada por el recordado maestro e ingeniero don Luis Felipe de las Casas Grieve. El diseño institucional fue el resultado del extraordinario esfuerzo de un excepcional equipo de dirigentes institucionales de entonces. Algunas destacadísimas personalidades como los ingenieros Héctor Gallegos Vargas, Bernardo Gálvez Brandon, Jaime Newell Barsallo, Iván García Cabrejos, Néstor Teves Lazo, Duncan Díaz Díaz, Manuel Arca Bielick, Augusta Dianderas Salhuana, Guillermo Flores Pineda, Carlos Machicao, Walter Zúñiga, Jorge Su Huamán, Salomón Lerner Ghitis, Luis Clemente Sanguinetti, Carlos Morelli Zavala, Enrique Juscamayta Aranguena, Daniel Peñaflor, fueron sus grandes animadores. Y cómo olvidar la dedicación y las contribuciones de los Decanos Wilder García Martínez de Arequipa, Aníbal Meléndez Córdova de La Libertad; a Orozco Quiñones de Lambayeque, a Félix Wong de Loreto, Aníbal Angulo de Ica, Freddy Cárdenas de Cusco, Romilio Quintanilla de Puno, Obregón de Huaraz, Montalván del Callao, Aníbal Córdova de Ayacucho, Zegarra de Apurímac, Angulo de Tarapoto, la lista es extensa. Desde entonces, la vida institucional se ha probado en las más complejas circunstancias. Inclusive sobrevivió a la agresión dictatorial del 5 de abril de 1992. Mediante un decreto firmado por Fujimori, Camet y Boloña, el Poder Ejecutivo le cercenó las rentas provenientes del autogravamen sobre las obras y estudios de ingeniería. Acallar a la voz de los ingenieros, sin embargo, fue un intento fallido. No ha impedido el progreso de nuestro centro de desarrollo profesional, tampoco detuvo la edificación en curso de nuestras sedes institucionales en todo el territorio, ni por eso dejamos de promover la excelencia y el rigor en el desempeño profesional. Quitaron, si, las posibilidades de hacer más y mejor. Ante la inminencia del resarcimiento democrático de esta aleve agresión, a los que nos faltaron habría que responderle ócon las vueltas que da la vidaó " sire.. los muertos que vos matásteis gozan de buena salud ". Los Decanos, Nacional y departamentales, los presidentes de capítulos y delegaciones de centros de trabajo, nuestros delegados a la Asamblea en estos tiempos difíciles merecen, en tal sentido, el reconocimiento de todos. Otro hito sustancial fue el Congreso Nacional de Ingeniería de 1983, organizado por Luis Diez Castillo. Convocado durante el decanato de don Fernando Noriega Calmet, petrolero, defensor de la Empresa Petrolera peruana, el encuentro arrojó un programa de desarrollo para la nación. Estuvo tramado de proyectos productivos, de iniciativas descentralistas, propuestas de grandes obras de ingeniería y de conservación del ambiente, en que se reconocía la inteligencia y voluntad de ingenieros de todas las sangres y especialidades del país. Desde entonces, uno de nuestros mayores esfuerzos institucionales ha sido preservar la memoria de la ingeniería peruana. En 1986 creamos un grupo de tarea. Hoy, quince años después, sus obras comienzan a salir del anonimato. Hay un primer trabajo fundacional dirigido por el ex Rector, José I. López Soria. Empezó recogiendo la memoria de la UNI, del que fuimos coautores de su vigente estatuto. Como se sabe la Escuela de ingenieros es la primera institución universitaria de la ingeniería peruana. Los estudios históricos sobre la UNI realizados por el equipo cubren desde la fundación, por la misión Habich en 1876 hasta 1955, periodizados y presentados en tres tomos de lectura absolutamente indispensable. Historiógrafos han publicado textos exegéticos sobre la vida del gran ingeniero polaco-peruano Ernesto Malinowsky (1818-1899) cuyo nombre se asocia a la construcción del ferrocarril trasandino. Es uno de los hitos de la ingeniería mundial ante quien se inclina, reverente, el escrutinio de su compatriota Danuta Bartkowiak. Trabajo que completan López Soria con Isaac Cazorla en una minuciosa biografía sobre el "ingeniero de los ferrocarriles". También existe una monografía estupenda sobre Habich, del mismo autor, editada por Jorge Abadie y Hugo Pereyra, sobre el fundador de la UNI. Escruta, de modo indirecto, el clima intelectual que se crea desde 1869 por la llegada de un destacado grupo de ingenieros franceses y polacos formados en la Escuela Politécnica de París: Folkierski, Bruge, Martinet, Delsol, Du Chatenet, que complementarían luego, sus primeros discípulos peruanos como Remy, Elmore, Godofredo García, Lisson hijo, José Bravo, Villarreal, Fuchs y tantos otros brillantes maestros cuya influencia llega hasta profesores de hoy como Dunin-Burkovsky. Héctor Gallegos Vargas, nos libró, en 1999, una reflexión original y panorámica con su indispensable libro sobre la Ingeniería, y otra, hace pocos meses, sobre la Ética. Curioso y fecundo escritor, Gallegos se ha adentrado, recientemente, en indagar sobre el estado del arte en el viejo Perú, durante las etapas pre-incaica e incaica. Luis Bustamante Pérez Rosas termina su esperado estudio sobre la ingeniería en el periodo colonial y el propio Gallegos acomete el siglo XIX en un apretado recorrido por la obra de este periodo. Termino apenas la lectura de la investigación sobre el ingeniero y doctor en ciencias Teodoro Elmore Fernández de Córdova, el polifacético precursor de la arquitectura peruana, escrita por Patricia Seminario Stulpa y Ramón Gutiérrez. Augusto Elmore, su nieto, en un bello prologo dice de su abuelo: "Fue un respetado ciudadano alejado de los avatares de la política menuda, luchador insigne y prolífico divulgador, constructor, proyectista, maestro, hombre de ciencias, Teodoro Elmore fue un hombre vital que hizo todo lo que pudo por el Perú y por la enseñanza de las ciencias. Y lo hizo bien. Eso es quizá lo mejor que se pueda decir de el...". Para los que abrazamos esta hermosa profesión recordemos estas logradas frases sobre Elmore como el paradigma del noble ejercicio del arte. Parabienes a todos mis colegas del Perú.

 (*) Ingeniero CIP 8281 

Nota: Para quiénes deseen saber quién fue en vida el Ing. Don Ramón Remolina Serrano aquí pueden leer una pequeña biografía de este señor de la ingeniería:

1 comentario:

Descargar Android dijo...

Wow, muy buena informacion, yo tambien me siento orgulloso de ser
gente peruana,
Saludos