Loading...

Google+ Followers

sábado, 20 de agosto de 2011

Continua la ola de inseguridad en Lima

Por más afán que el presidente Humala ha puesto en la lucha por una mayor seguridad ciudadana, parece que la realidad se impone por sobre sus esfuerzos. Continúa la ola de robos y asaltos en la capital lo cual, por el crecimiento económico, también se siente en ciudades como Trujillo, Ica, Chiclayo y Arequipa. los ciudadanos no se sienten seguros ni en sus casas, de allí que la voluntad del comandante Humala de ponerse al frente de estos esfuerzos ha sido bienvenido por la ciudadanía.
Sin embargo los problemas con la delincuencia siguen. Dos personajes públicos, han sufrido el embate de la delincuencia. Uno de ellos otro congresista, Fernando Andrade, cuya hija ha sido asaltada por un grupo de delincuentes. Otro, el periodista deportivo Daniel Peredo, cuya residencia fue robada en la noche, mientras él y su familia dormía.
El hecho que personajes reconocidos por la ciudadanía sufran de estos actos delictivos sirve para sensibilizar a la población. Y sirve también como llamado de atención a las autoridades para que más allá de ceremonias y banderas, se pongan realmente a trabajar.  Se requiere eso sí, de mayor creatividad y menos aparatosidad. Eso de sacar 13,000 policías a las calles me recuerda a una medida similar que al inicio del gobierno de Alan García hizo la ministra del Interior Pilar Mazetti, sin resultados favorables. Se requiere comando, trabajar con las poblaciones, estrategia y recursos. Y no probar resultados con medidas improvisadas como la de los vigilantes voluntarios, medida que no considero como válida para nuestra ciudad.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Todo la población es consciente de la "INSEGURIDAD CIUDADANA" que vive el país; por ello el Presidente quiere asumir este reto personalmente, encabezando "El Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana".

Como acápite previo al comentario, quiero destacar que el nombre estipulado al problema es para empezar "EXCLUYENTE", todo entra por la vista (ciudadana de ciudad, es decir no considera lo rural, ni el campo), situación no acorde con la política de inclusión del actual gobierno; ya que no contemplan literalmente, repito, lo rural; o en algún momento hemos escuchado decir: "SEGURIDAD CAMPESINA", "SEGURIDAD RURAL", o "SEGURIDAD DEL CAMPO"; a pesar que en estas zonas existe problemas sociales de la misma consideración, pero de menor difusión a nivel nacional.

Esto se da, porque dichas noticias de las zonas olvidadas no venden, y porque en el fondo esta cobertura nacional no daría réditos económicos, dinero, morbo y cosa mediática, a ciertos grupos influyentes, que operan sicologicamente a las poblaciones de "CIUDAD", desorientándolos a fin de muchas veces crear cortinas de humo con novelas, que atontan a la gente de "CIUDAD", para evitar se fijen en como se lleva las riendas del país, manejando una tranquilidad social ficticia (acordémonos de VMT).

Otro aporte, en desmedro del titulo colocado a la situación social que se presenta; es el término "SEGURIDAD", ya que su concepto actualmente e internacionalmente, no solo se circunscribe al ambito militar, ni a lo policial, ni a lo personal; este término a evolucionado y abarca mayores alcances que van directamente relacionado a la superación de la pobreza, y a mejorar la calidad de vida de las poblaciones "URBANAS y RURALES", a través de una participación e intervención del Estado en forma integral, y multisectorial.

En conclusión el término "SEGURIDAD CIUDADANA", por lo que quieren abordar es erróneo, es discriminatorio y es desactualizado.

Como término correcto, contemporáneo, y de conceptos actuales e integradores a nivel nacional, debería llamarse:

"CONSEJO NACIONAL DE PROTECCIÓN FÍSICA POBLACIONAL CONTRA LA DELINCUENCIA".

El resto de análisis de como resolver el tema de fondo se los dejaría a los duchos en la materia, que por años vienen diseñando estrategias y lo único que han conseguido es la proliferación de la criminalidad organizada.

Sino preguntemosle a un General de Policía, un tal PEREZ ROCHA, que fue Director General de la PNP; después duro critico del gobierno de GARCÍA, hasta que lo silenciaron con un sueldito adicional, y lo pusieron a trabajar liderando el "CONSEJO NACIONAL DE SEGURIDAD CIUDADANA DEL MININTER", con un letrero mas grande en su oficina que los que hay en la Av.Javier Prado, me imagino que fueron las condiciones para aceptar el cargo, y evitar sus críticas.

Pero esto no queda aquí, mi sorpresa mayor a sido verlo nuevamente con la presente gestión gubernamental, apoyando las medidas que se vienen dando, aplaudiendo la gestión del Presidente OLLANTA; y pero lo peor aun criticando las políticas dadas en años anteriores, desconociendo su propia labor.

Osea este señor sufre de amnesia policíaca, para continuar figureteando en la TV, con los resultados paupérrimos de su PROLONGADA Y CONTINUADA GESTIÓN HASTA HACE POCO, COMO EL GRAN ESPECIALISTA EN ORDEN INTERNO, CON LOS RESULTADOS QUE A LA FECHA TODOS LOS PERUANOS SABEMOS.

PARA CERRAR Y COMO EXPERIENCIA REAL,FUNCIONARIOS COMO ESTOS, QUE HAY MUCHOS, DEBEN SER EVALUADOS POR RESULTADOS Y NO POR IMAGEN MEDIÁTICA QUE HACE MUCHO DAÑO, A LAS INSTITUCIONES PUBLICAS Y POR ENDE A LA SOCIEDAD EN SU CONJUNTO.

ATTE.
FRANCISCO TORRES.