Loading...

Google+ Followers

viernes, 31 de diciembre de 2010

Alan García da la razón a Yale: Machu Picchu se descubrió en 1911

Uno de los argumentos utilizados por la Universidad de Yale es que los artefactos de Machu Picchu fueron enviados a la sede académica en Estados Unidos, porque las ruinas fueron descubiertas por Hiram Bingham en el año 2011.
La hipótesis peruana es que no fue descubrimiento sino "redescubrimiento". Según testimonios recogidos por La República y señalados en Wikipedia, sucedió lo siguiente:

El hacendado cusqueño Agustín Lizárraga descubrió la llamada "ciudad perdida de los Incas" en un viaje que realizó a la zona selvática del departamento sureño del Cusco el 14 de julio de 1902, nueve años antes que Bingham, reveló el diario limeño "La República". La historiadora peruana Mariana Mould de Pease mantuvo, por su parte, que el propio Bingham aceptó que el hacendado cusqueño fue el primero en visitar la ciudadela Inca.

Mould señaló que el testimonio se puede encontrar en la biografía del investigador que escribió su tercer hijo, Alfred M. Bingham, titulada "Retrato de un explorador: Hiram Bingham descubridor de Machu Picchu".

Según esa versión, Alfred M. Bingham descubrió en la libreta de su padre una inscripción que decía "Agustín Lizárraga es el descubridor de Machu Picchu y vive en el pueblo de San Miguel".

Además, señaló que en una de las paredes del templo de las Tres Ventanas de la ciudadela figuraba una inscripción hecha a carbón que decía "Lizárraga 14 de julio de 1902".

La historiadora añadió que años después de su primer viaje, Lizárraga intentó retornar a Machu Picchu por el mismo trayecto de la expedición de 1902.

"Esta vez lo hizo durante la temporada de lluvias y cuando pretendió cruzar el río Urubamba para trepar hasta las alturas de Machu Picchu, las turbulentas aguas lo arrastraron y nunca se pudo encontrar su cuerpo", afirmó.

El propio hijo de Bingham remarcó que su padre fue "modificando" su historia del descubrimiento hasta eliminar totalmente la mención a Lizárraga en su libro "La ciudad perdida de los Incas".


Al denominar al año 2011 como el "Año de Machu Picchu en el Mundo", Alan García abona en favor de la tesis norteamericana, con lo cual va a dificultar el proceso de recuperación de las piezas.

Pareciera que Alan García, comportándose de manera sectaria y no como presidente de todos los peruanos, ha negado la denominación del 2011 como Año del Centenario de Arguedas, porque José María fue un formidable adversario del Apra. Colocó en boca de varios de sus personajes lo que pensaba tanto del fundador como del Partido Aprista, inclusive, en sus escritos llamaba al viejo partido como apra, siempre con minúsculas, pues no merecía la grandeza de las mayúsculas. Aquí algunos ejemplos tomados, en esta oportunidad, de "El Sexto":

"El oportunismo al menudeo y en lo grande es la línea fiel del apra"

"En las minas los apristas luchan fuerte con nosotros y de repente dan marcha atrás. Son órdenes de Lima"
Y hay frases más fuertes, contra el "jefe" inclusive y sus posturas de ambigüedad política.

Es lamentable que García se comporte con tan bajo nivel, perdiendo la oportunidad de aprovechar el año 2011 no sólo para celebrar el nacimiento de JMA sino para fortalecer nuestra identidad.

1 comentario:

Samuel Asto dijo...

Estimado Juan Sheput:

Otra vez yo, su autodenominado editor Ad honórem, le indica una errata al comienzo de su post:

"Uno de los argumentos utilizados por la Universidad de Yale es que los artefactos de Machu Picchu fueron enviados a la sede académica en Estados Unidos, porque las ruinas fueron descubiertas por Hiram Bingham en el año 2011."

Debería decir "en el año 1911".
Coincido con Ud. que es injusto que no se reconozca el valor del aporte de un gran peruano y escritor como José María Arguedas por un celo político en detrimento de la nación; lo que se le hace a la memoria de JMA es tal como si a MVLL se le ignore en un gobierno fujimorista (ojala no se repita) aunque creo que esos últimos tienen mas sensatez y algo de audacia que los actuales gobernantes apristas.