Loading...

Google+ Followers

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Espacio Tiempo Cómico (*)

Siempre he pensado que el APRA es el partido representante de la derecha más tradicional en el Perú.
Luego de unos inicios estelares, en que los principios y valores republicanos motivaban a sus líderes, el aprismo fue claudicando en beneficio de los intereses económicos predominantes.
Fue así que, desde su importante rol en el Congreso, el APRA se dedicó a sabotear cuanta iniciativa de reforma saliera de las usinas de gobiernos democráticos. Conciliadora y silente con los autoritarismos de los últimos 60 años, el aprismo crispó los ánimos políticos en las democracias. Lo hizo con Bustamante y Rivero, con los dos gobiernos de Belaúnde y con Alejandro Toledo. Impidió toda posibilidad de reforma. Fue guardián, desde el parlamento, del establecimiento. Su afán de servir a intereses económicos, que no querían perder sus privilegios, llevó al APRA al extremo de ser funcional a los golpes de estado. En algunos casos la derecha ganó. En otros se perjudicó. Gracias al aprismo tuvimos a Odría, Velasco y Fujimori.
Ahora el APRA se saca la careta. Disfrazada de socialdemócrata el aprismo obtenía la confianza popular. Vendía una imagen de izquierda a un país ávido de acabar con privilegios. Hoy sincera su posición, derechista. La elección de Mercedes Aráoz es histórica, no por ella, sino porque el APRA ha decidido mostrarse tal como es.
Y no lo hace impulsada por afanes ideológicos. Lo hace como respuesta a una presión que viene de los grandes intereses económicos. También por el temor de aquellos que ven en la auditoría al Palacio Municipal un anticipo de lo que les vendrá. Necesitan impunidad. Y ella se logra en el desprestigiado Congreso, refugio de aquellos que no tienen futuro sin la inmunidad.
Mercedes Aráoz seguirá siendo funcional a Alan García. Su carisma se pondrá al servicio de los que desean la protección político-parlamentaria. No sé si triunfará en su propósito. Para ganar una elección la simpatía y la maquinaria no forman un binomio suficiente.
En paralelo, pienso en el desencanto que deberán tener Keiko Fujimori y Castañeda Lossio. Utilizados a antojo en estos años, corren el riesgo de perder simpatías por ser ambos, junto a Mercedes Aráoz, representantes del mismo lado derechista del espectro político. Pierdan o ganen, su apuesta política los llevará a seguir dependiendo de la suerte del aprismo. En la complicidad y en la supervivencia están, pues, condenados a ser hermanos.
Se dice que la señora Aráoz es una persona honrada. No tengo por qué dudarlo. Sin embargo recuerdo, en ese sentido, la reflexión que, en Ana Karenina, pone Tolstoi en boca de uno de sus personajes: se requieren personas honradas y honestas. Honradas, para que no roben los fondos públicos. Y honestas, para que tengan el valor de denunciar a los que roban. Esperemos que la señora Aráoz tome, ahora sí, en cuenta esa narración.
Juan Sheput
(*) Artículo publicado el día Miércoles 3 de Noviembre en Diario 16

6 comentarios:

fernando dijo...

Juan,

muy bueno tu artículo; una forma didáctica de conocer al APRA, desde sus orígenes, hasta el día de hoy, secuestrada por García.

Un abrazo

Fernando

Anónimo dijo...

El apra marcha a su corrupción total, si esta señora Aráoz se presta al juego de los más corruptos del apra, que se puede esperar de ella.

mario dijo...

Eso es verdad lo dicho a los apristas, porque si no demuestran lo contrario entonces todos están metido en el mismo faenón, pero es indudable que tambien buscan desesperadamente su impunidad y es aquí donde vamos ha ver el temperamento de los ciudadanos de éste rico Pais en su voto.

Entonces éste razonamiento uno se permite hacer el siguiente resumen.

El aprismo viene hacer como el terrorista protege sus intereses al narcotrafico.

mario bejar dijo...

Estimado Juan Sheput.
muy deacuerdo con tu articulo, salvo al atribuirle carisma a la ex ministra de economía, nadie la pasa ni con mayonesa ni aji ni mermelada, parece la fotografia de una mujer bonita estampada en un museo de cera antes de la toma de la bastilla.
en una entrevista que le hizo
leon trahtemberg despues de los sucesos de bagua, fue tan intolerante y de un cinismo tan olimpico que el propio Leon se indigno de tanta soberbia disfrazada de civilizadora de barbaros, un poco mas y sacaba la biblia y se los ofrecia a los pobladores de bagua. y si si tiene arrastre, pero de miradas libidinosas.

Anónimo dijo...

Estimado Juan, de lo negativo siempre podemos sacar algo positivo y en el caso del lanzamiento de Mercedes Araoz, creo que permite hacer una comparación entre su perfil y la de Keiko, que creo marca la diferencia. En presencia, ni que decir o a decir de Valle Riestra la una esta para concurso de modas o de belleza, de la otra ni ha comentado; en cuestiones intelectuales hay enorme distancia una que ni sabemos que tipo de estudiante fue, mientras que la otra detenta un doctorado y es profesora de profesionales en la U. del Pacífico, quizás la más preciada de nuestras universidades en su materia 'la Economía'; si hay otros factores que se puedan añadir, de seguro marcarán mucho más la diferencia.

Anónimo dijo...

Sr.Sheput: Gracias por su agudo y didáctico artículo, el apra es la escopeta de dos cañones. Desde su aparición se dedicó a actuar soterradamente como hasta hoy, en realidad más parece una banda de delincuentes avezados liderado por el amoral de Alan García Pérez, que se cree el amo del Perú y Juez del mundo, todo lo que hacen lo demás es malo, salvo los de su banda y él por su puesto. A Toledo le hizo la vida imposible con su gente infiltada en los diferentes gobiernos, en eso y otros delitos son campeones.