Loading...

Google+ Followers

miércoles, 4 de agosto de 2010

Luis Castañeda Lossio le mintió al Congreso

Durante su pasada intervención en el Congreso de la República, Luis Castañeda Lossio indicó que Carlos Chávez Málaga, individuo de máxima confianza del alcalde, había sido suspendido en sus funciones para así, acelerar el proceso de investigaciones.
Corroborando lo dicho por el alcalde, otro de sus funcionarios de confianza, Marco Parra, también señaló lo mismo, sin embargo Perù 21 demuestra hoy que ambos funcionarios, alcalde y regidor, le mintieron al Congreso y por extensión a la opinión pública. Sin embargo no es así. Este individuo, Chávez Málaga, ha gozado de licencia primero y vacaciones después, por lo tanto jamás ha sido suspendido. Se engañó a la representación parlamentaria.
Realmente no nos extraña. La desinformación y la mentira parecería ser que son prácticas habituales en la actual gestión municipal de Lima Metropolitana, por que sino de qué otra manera, si no es mentira o desinformación, se puede llamar a las obras sobrevaloradas, a las inauguraciones eternamente postergadas, a las pruebas en tramos del Metropolitano, a la falta de orden, a los diarios chicha que adulan al alcalde, entre otras lamentables situaciones.
El tema es muy grave en cuanto a indicios de corrupción, al saberse que Carlos Chávez Màlaga, Juan Blest y Marco Parra, todos son personajillos vinculados al alcalde desde hace muchos años.
Es por eso que consideramos tiene razón el congresista Daniel Abugattás al afirmar que Luis Castañeda Lossio miente porque está metido hasta el cogote en este tema. En ese sentido la investigación a Comunicore, por más bancada tránsfuga esté de por medio, se tiene que investigar.
Independientemente de este tema pienso que la corrupción nunca ha atravesado momentos en los cuáles todo se le pinta tan fácil. No hay bancadas de oposición, hay periodistas que blindan a los acusados por extrañas razones, no hay fiscalización, los regidores -con honrosas excepciones- han devenido en cómplices. Todo un clima enrarecido, como nunca, se vive en la Municipalidad. La corrupción, ante tanta facilidad, agradecerá por dejarla trabajar.