Loading...

Google+ Followers

sábado, 19 de junio de 2010

Aclaración al diario La Primera

Tengo con los medios de comunicación un trato cordial, en algunos casos discrepante, en otros coincidente, en el marco de lo que es la relación entre política y periodismo. En ese sentido La Primera es un medio con el cual me identifico en su espíritu opositor, el cual, como es obvio comparto en la mayoría de sus expresiones.
Sin embargo ello no es impedimento para que haga una aclaración, en aras de la rigurosidad periodística. El día de hoy el diario La Primera publica un artículo, titulado "Piden investigar pagos de Canáan a Jorge del Castillo" en el cual, a la letra se reproducen las siguientes declaraciones atribuidas al suscrito:
" Tras los cuestionamientos en su contra por sus gestiones a favor de una empresa petrolera y sus propiedades, que lo llevaron a dejar temporalmente la secretaría general política del APRA, Del Castillo ha preferido esconderse un poco. Recuerdo que cuando presentó su renuncia a la secretaría general política de su partido dijo que regresaría vencedor y con la frente en alto, pero lo cierto es que este nuevo correo complica su situación. Así como van las cosas, su retorno está muy lejos".
Estas declaraciones no me pertenecen. Ni en su forma ni en su contenido ya que se apela a un entrecomillado que lo convierte en declaración textual. En las últimas semanas, por cuestiones académicas, me he mantenido alejado del debate de coyuntura y no he tenido contacto con ningún reportero del diario La Primera ni de otro medio en las últimas dos semanas, tal como se lo he manifestado telefónicamente a miembros de esa cada editora el día de hoy.
Considero que las opiniones políticas no se pueden descontextualizar y mucho menos atribuir cuando estas no se han efectuado. Por eso es que hago la presente aclaración, la misma que acompañaré de una carta simplemente en el ánimo de dejar constancia de mi asombro por lo sucedido que, estoy seguro, se debe a una confusión. Acostumbro a defender mis puntos de vista más aún cuando los manifiesto públicamente, inclusive en los tribunales, cosa que no es en el presente caso.